EL CATOLICISMO ROMANO: UN CAMINO HACIA EL INFIERNO.



28 Mayo 2005
23.476
173

Crimen y Justicia
Exclusivo: la escabrosa trama de abusos sexuales que empieza a acorralar al obispo Héctor Aguer
En 2007, luego de un intento de suicidio, un joven contó ante la Justicia el espanto al que lo había sometido el cura Eduardo Lorenzo, de la parroquia de Gonnet. Pese a esa y otras denuncias, el sacerdote fue varias veces ascendido y siguió en contacto con menores


Por Ernesto Tenembaum
1 de diciembre de 2019
El Monseñor Héctor Aguer

El Monseñor Héctor Aguer


Juan Pablo Gallego es un abogado que, en 2002, siendo muy joven, se hizo cargo de representar a los denunciantes del padre Julio César Grassi. Durante 15 años, esa causa fue el centro de su vida. En marzo del 2017, Gallego logró, finalmente, que la Corte Suprema de Justicia condenara al popular sacerdote y dispusiera que esa condena fuera efectiva. Desde entonces, Grassi está preso. Ese antecedente fue clave para que, a principios de este año, una pareja de militantes católicos, Julio César y Adriana Frutos, le pidieran ayuda legal. Desde hacía más de una década, Julio y Adriana intentaban sin éxito que la Justicia investigara los brutales abusos que un poderoso cura había cometido contra su ahijado. Cuando Gallego examinó el material quedó perplejo. “Hace años que trabajo con estos temas. Nunca vi un caso tan espantoso”, dice ahora.


La víctima de esa historia llevará el seudónimo de “León”, aunque sus verdaderos nombres y apellidos están en la causa judicial, a la que Infobae tuvo acceso. León era un chico de la calle que, a fines de los años noventa, fue adoptado por Julio y Adriana. Por eso camino llegó a la parroquia de Gonnet, que estaba a cargo del cura Eduardo Lorenzo, un sacerdote muy carismático. En el año 2007, luego de un intento de suicidio, León contó por primera vez ante la Justicia el espanto al que había sido sometido. Esa causa fue archivada casi inmediatamente por Ana Medina, la fiscal del caso, que aun sigue a cargo. En mayo pasado, 11 años después, Gallego logró que se reabriera la causa y León volvió a contar lo ocurrido en sede judicial. Lo que sigue son solo algunos fragmentos de su testimonio: alcanzan para entender el horror que vivió este muchacho.


Eduardo Lorenzo

Eduardo Lorenzo

-"Padecí por parte de Lorenzo


muchos actos abusivos con acceso carnal haciendo abuso de su condición de sacerdote y de sus necesidades".




-"Manteniendo relaciones forzadas, siendo atacado sexualmente por Lorenzo, en su vehículo, obligandome a agarrar su miembro viril sexual y vociferando exclamaciones como “acá somos todos maricones”.

-"En muchas ocasiones me forzó a tener relaciones en el marco de un trío. En algunos casos exigía que participara de un trío con otro chico Matías. En otros casos se me acercaba con el pene al descubierto obligándome a chupárselo".

-"También tenía un cómplice, un cieguito llamado Tony, quien me decía que hiciera lo que quería Eduardo. Y Lorenzo me exigía después que me cogiera a Tony. Un ratito a cada uno, me decía".

-"Me penetró sexualmente por vía anal innumerable cantidad de veces".

-"El me decía vos ya sos mío. Solía traer dulces del Sur. Se los untaba en el pene para penetrarme y luego me pedía que yo hiciera lo mismo".

-"En el interín de esas orgías y ataques sexuales a los que me sometía, a veces recordaba que tenía que dar misa y decía: estos pelotudos todavía creen en Jesús. Al finalizar las misas me alcoholizaba y me volvía a someter sexualmente".

-"Los abusos se cometían todos los días a lo largo de más de un año, lo cual llegó a sumirme en una depresión profunda ante una atrocidad que ya no tenía escapatoria".

-"Para abril del 2008 intenté sustraerme del cura Lorenzo y me produje cortes en los brazos. Ante esta situación, el director del Hogar llamó a Adriana relatándole que me quise suicidar. En ese momento empecé a contar lo que me hacía".

-"Cuando se entera de esa reunión Lorenzo aparece prepotente en su coche y entra a las patadas, insistiendo en que le abriera. Me dice: ¿qué mierda te pasa a vos? ¿Por qué no te matás de una y ya está? Agarra tu pantalón y vamos. Me lleva a una parrilla que queda en la esquina del hogar, me hace tomar alcohol, me pregunta qué hablé con Julio y Adriana. “Estás seguro que no dijiste nada de lo que pasa?”, me increpaba y me gritaba. Luego, en otro tono, me decía yo te voy a ofrecer de todo y me abrazaba diciendo que me esperaba al día siguiente".


Julio César Grassi (Télam)

Julio César Grassi (Télam)

El cura denunciado por León se llama Eduardo Lorenzo. Hasta hace pocos meses, fue capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense. En los últimos años, fue el confesor de Julio César Grassi. Si se tratara de una ficción sería inverosímil: el cura detenido por abusos espantosos confiesa sus pecados ante el cura denunciado por abusos espantosos. León no es el único denunciante en la causa. Hay otros cuatro muchachos que se presentaron para contar que Lorenzo los sometía a abusos sexuales. Todos pertenecían a los grupos juveniles de la parroquia de Gonnet, una zona residencial que queda en los suburbios de La Plata.

“Lorenzo abusó de mí cuando tenía 13 años. Ahora quiero verlo preso”, declaró Julián Bartoli, en el mes de julio. Otro denunciante contó que fue obligado por Lorenzo a presenciar diversos abusos que cometía reiteradamente sobre otros adolescentes. Según su relato, el cura se bañaba con menores en su baño privado y por las noches se metía en sus carpas para manosearlos dentro de sus bolsas de dormir. “A esos mismos chicos los invitaba con frecuencia a fiestas y a pernoctar en la casa parroquial de Olmos”, dice la declaración.

La magnitud de la conmoción que se vive en la zona se puede percibir por un episodio reciente. Ante la primera difusión de los hechos, el Arzobispado de La Plata desplazó a Lorenzo de la parroquia de Gonnet, donde ocurrió todo este espanto, y lo quiso designar al frente de un colegio de Tolosa. Horrorizados, los padres de los alumnos de esa escuela difundieron una carta con dos mil firmas en contra de la designación. Ya se han producido manifestaciones en contra de Lorenzo frente a la paroquia de Gonnet y la catedral de La Plata, muy parecidas a las que decenas de militantes católicos realizaba frente a las parroquias donde celebraban misa los obispos abusadores en Chile.

Ninguno de estos hechos tuvo mayor trascendencia a nivel nacional. Sin embargo, alcanzan para generar una evidente inquietud en el arzobispado de la Plata. La pregunta obvia es cómo fue que permitieron que Lorenzo siguiera siendo cura. La respuesta es la de siempre. En el año 2009, ante la primera denuncia, el arzobispo Hector Aguer inició un expediente canónico, algo así como una investigación interna por parte de la misma Iglesia Católica. Ese expediente también figura en la causa y fue publicado el viernes por La izquierda Diario, el medio digital que ha trabajado con más seriedad este caso: es una evidencia muy contundente sobre el conocimiento que Aguer y las autoridades eclesiásticas tenían sobre los hechos. Pese a aquellas denuncias, Lorenzo fue varias veces ascendido y siguió en contacto con menores. Pasaron 11 años.


Víctor Manuel Fernández (NA)

Víctor Manuel Fernández (NA)

La situación se complica más para la jerarquía eclesiástica por la actitud de Víctor Fernández, el sucesor de Aguer en el arzobispado de La Plata. Fernández ha defendido públicamente al cura Lorenzo. Existen fotos de ambos celebrando misa juntos, en la parroquia de Gonnet, el 24 de marzo pasado: una imagen tremenda para los jóvenes denunciantes. El 22 de noviembre, con motivo del aniversario de la ciudad de La Plata, Fernández ofreció un tedeum en la catedral. Los familiares de las víctimas intentaron que los recibiera. No lo hizo ese día ni ningún otro. La decisión de respaldar a Lorenzo parece muy contundente y, al mismo tiempo, incomprensible y no solo por elementales cuestiones morales. Es raro que estas personas tan importantes e inteligentes no perciban el desenlace inevitable de estas historias: ya nadie puede encubrirlas.

La Iglesia argentina ha sido sacudida esta semana por dos casos muy conocidos. Uno de ellos es la condena de dos sacerdotes por violar a niños sordomudos en el Instituto Próvolo de Mendoza. Una vez que se conocieron las sentencias, el Vaticano emitió un escueto comunicado pidiendo disculpas. El otro es el inicio del juicio contra Gustavo Zanchetta, arzobispo de Orán, por las denuncias de abusos por parte de tres seminaristas. Cuando se conoció el caso, Zanchetta fue trasladado a Roma: difícil no ver en ese gesto el amparo de su amigo, el papa Francisco. La cadena del espanto incorpora ahora otro eslabón, el del cura Eduardo Lorenzo, cuyo desenlace depende de la jueza Marcela Garmendia, quien aun no se ha atrevido, siquiera, a tomarle declaración indagatoria: una demostración más del poder que, abiertamente o en las sombras, ha protegido al sacerdote.
 

Natanael1

Leyenda del foro
25 Junio 2012
12.982
316
Algunos de los católicos romanistas que postean en este tema y son acérrimos enemigos que saquen a la luz sus abominaciones... se rasgan la vestiduras...pero porque temen que los pillen a ellos.

Tarde que temprano les llegará su momento.

Y si los tribunales humanos no lo hacen, en el Gran Trono Blanco no tendrán escapatoria.
 
28 Mayo 2005
23.476
173

Crimen y Justicia

Se suicidó el cura Eduardo Lorenzo, acusado de abusar sexualmente de menores durante los últimos 30 años


Esta tarde, la jueza Marcela Garmendia, de La Plata, había ordenado su detención. Fue tras recibir las pericias psicológicas hechas sobre el sacerdote, quien, según los especialistas, tiene una “estructura psicopática perversa de la personalidad”

Por Fernando Soriano

16 de diciembre de 2019

Apenas unas horas después de enterarse de que la jueza Marcela Garmendia había ordenado su detención, después de saber que la decisión de la magistrada fue tomada una vez que ella leyó su perfil psicológico, hecho por peritos oficiales, el cura Eduardo Lorenzo fue hallado sin vida en la sede de Cáritas de La Plata. Estaba acusado de abuso sexual con acceso carnal agravado contra al menos cinco víctimas, todas varones, todas menores de edad, por hechos ocurridos al menos en los últimos tres años.

Lorenzo estaba a punto de cumplir 60 años, nació el 21 de enero de 1959. Fue descubierto por gente de Cáritas, que denunció el hecho al 911. La Policía platense arribó al lugar a las 22 y pidió auxilio al SAME. El sacerdote estaba acostado en el suelo de su habitación, con un arma a su lado.

El pedido de detención era una medida que esperaban hace meses las víctimas y sus familiares, y que había reclamado la fiscal Ana Medina en octubre pasado, pero Garmendia la hizo efectiva recién ahora, este lunes, pues había estado esperando incorporar al expediente las pericias psicológicas hechas a Lorenzo y al primero de los denunciantes.

Sin embargo, Lorenzo, acusado del delito “abuso sexual con acceso carnal agravado”, no iba a ir preso todavía. Es que, paralelamente, Alfredo Gascón, abogado defensor del cura, que fue capellán en el Servicio Penitenciario Bonaerense, había presentado un pedido de eximición de prisión a Garmendia, quien en el mismo fallo en el que ordenó detener al sospechoso rechazó este requerimiento.

¿Por qué entonces si la magistrada rechazó la eximición Lorenzo no iba a ir preso? Pues porque Gascón apeló esta decisión y ahora debía resolver la Cámara de Apelaciones.

“Cada minuto de demora en la efectiva detención al cura Lorenzo agrega un capítulo de escándalo en la Justicia platense. La jueza Garmendia finalmente, tras decenas de pedidos de detención, la dispuso, y sin embargo no la ejecuta y lo eleva a Cámara, agravando el riesgo de fuga y el peligro concreto de que Lorenzo eluda la investigación”, había dicho esta tarde a Infobae Juan Pablo Gallego, abogado de una de las víctimas.

La detención se activó, al menos en la formalidad, dos semanas después de que declarase ante la fiscal Medina la quinta víctima de Lorenzo, un hombre de 44 años, empresario gastronómico, que aseguró que fue abusado por el sacerdote a principios de la década del 90, cuando él tenía apenas 16.

“Gustavo”, un nombre ficticio elegido para no revelar su verdadera identidad, contó que el sacerdote lo obligaba a hacerle masajes, lo emborrachó e intentó besarlo en la boca. “Me pedía que le hiciera masajes en la espalda y me subiera arriba de él”, relató el lunes 3 de diciembre en los Tribunales de la capital bonaerense y varias veces tuvo que interrumpir su testimonio, presa de la conmoción y el llanto.

Según declaró, sufrió abusos por parte de Lorenzo entre 1991 y 1992 en la parroquia San José Obrero, de Berisso, y en la iglesia San Benito, en Olmos. El hombre contó que conoció al cura por su pertenencia a un grupo scout de la iglesia Rosa Mística, en el centro platense: “En ese momento Lorenzo coordinaba todos los grupos scouts a nivel regional y ahí comenzamos a tener una amistad. Al tiempo de haberlo conocido en la Rosa Mística, Lorenzo me invitó a ver grupos de scouts que tenía. Yo iba cada tanto, compartía alguna actividad. Y un día me invitó a cenar a la casa parroquial, que quedaba al lado de la iglesia San José Obrero. Fui y como no podía volver porque era tarde, me ofreció que me quedé en una habitación que tenía”.

Por si con los testimonios de sus víctimas no fuera suficiente, en los últimos días finalmente se incorporó al expediente la pericia psicológica oficial hecha a Lorenzo, donde se lo describe de manera contundente. De acuerdo con el informe elevado por Ayelén Rodríguez y Verónica Silva Acevedo a Garmendia, el cura tenía una “estructura psicopática perversa de la personalidad, con características de manipulación, elevado autocentramiento y egocentrismo, con escasa autocrítica y autoobservación impregnada de rasgos narcisísticos”.

Ante las peritos, Lorenzo se mostró por momentos ansioso pero dotado de un vocabulario rico y gestos ampulosos. Contó que su mamá murió cuando él tenía siete años y que su papá luego conformó otra pareja que se suicidó pocos años más tarde. También relató que jugaba al tenis y al rugby, que fue a un colegio católico y que empezó a tener interés por la vida religiosa a los 15 años. Un año más tarde tuvo su única novia, Marilú, que le hizo pensar en su vida espiritual. Pero a los 20 ingresó en el seminario San José.

Ante Rodríguez y Acevedo, Lorenzo dijo que por momentos le costó la vida del celibato, que temió por la posibilidad de perder “halagar y ser halagado” y que “sublimó” su vida sexual, pero que a los 26 creyó haberse enamorado de una mujer.

Sobre la situación actual dijo que sintió que perdió “todo” y que se hizo cura “para dar una mano”. Fue contundente con la afectación de su ego tras las denuncias: “No quería que me vieran derrumbar”, les dijo a las psicólogas.

Para las peritos, “su organización psíquica resulta compleja, erigida sobre una fachada fenomenológica de presentación obsesiva y una imagen de sí grandilocuente, que encubre una estructura psicopática perversa de la personalidad.” Por lo que Lorenzo era un “narcisista, con afectividad poco empática” que tiene “ausencia de sentimientos de angustia o culpa”.

La primera denuncia contra Lorenzo fue en 2008, cuando Diego Pérez (27) acusó a Lorenzo por los abusos. Pero la causa fue archivada por la propia fiscal Medina, dado que el relato del denunciante, que en ese momento era menor y estaba patrocinado por sus padrinos, no contenía elementos suficientes, a su criterio, para continuar el caso.



Este año, sin embargo, el abogado Juan Pablo Gallego, que representó a las víctimas del expediente Grassi, volvió a la carga y logró reabrir el caso. Julio César y Adriana Frutos, padrinos de Pérez, un chico criado en la calle, lo contactaron para profundizar en la denuncia. Diego ya estaba más grande y quería ir a fondo con la denuncia. Su caso lo contó Infobae en abril de 2019 y la víctima se hizo llamar “León”. Ya no quiere esconder su identidad y por eso acepta que se divulgue su nombre. Días atrás, este medio publicó fragmentos textuales de la nueva declaración de Pérez.

“Me penetró sexualmente por vía anal innumerable cantidad de veces”; “Él me decía vos ya sos mío. Solía traer dulces del Sur. Se los untaba en el pene para penetrarme y luego me pedía que yo hiciera lo mismo”; “En el interín de esas orgías y ataques sexuales a los que me sometía, a veces recordaba que tenía que dar misa y decía: estos pelotudos todavía creen en Jesús. Al finalizar las misas me alcoholizaba y me volvía a someter sexualmente”, son algunas de las escenas más espeluznantes.

La nueva denuncia de Pérez, diez años después del primer intento, abrió una puerta para otras víctimas, que agregaron sus relatos contra Lorenzo en la Justicia.

El 14 de julio de este año Julián Bartoli (36) agregó su testimonio, como víctima, contra el sacerdote, por hechos ocurridos entre 1999 y 2001, y además denunció que sufrió ciertos aprietes telefónicos por parte del sacerdote, que quería saber qué iba a declarar ante Medina.

“Durante los dos años de abuso, mi vida se tornó un calvario psicológico, en el que yo era sometido todos los días a diferentes tipos de maltrato causados, a veces, solo por cómo estaba vestido, o porque no había llegado a horario a la preparación de la misa, o me cortaba o no el pelo. En conclusión, cualquier cosa era válida para destruir mi autoestima”, relató en una conferencia de prensa meses atrás.

“Tiene como modus operandi hacer fiestas en quintas que él mismo alquila. A la noche siempre hay alcohol, nunca hay mujeres y siempre hay varones mayores y menores de edad. Yo habiendo sido invitado a una fiesta, él me manda a llamar a su habitación privada, y cuando entro, estaba semidesnudo exhibiendo su pene acostado en su cama, ¿qué les parece que esto genera en la psiquis de un chico? Al día de hoy no puedo acordarme qué pasó y qué me hizo”, contó Bartoli, quien supo que tenía que revelar lo que le había pasado cuando fue papá de su primer hijo.

Lorenzo se defendió de las acusaciones de Bartoli a través de una entrevista concedida al día siguiente al diario platense El Día. “Todo lo que cuenta es una gran mentira. Yo jamás abusaría de un chico, me parece algo asqueroso”, dijo.

El 13 de noviembre apareció ante la fiscal Medina una nueva presunta víctima, que se hace llamar públicamente “Juan”, quien detalló los maltratos y abusos que vivió durante casi un año entre 2001 y 2002 en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, la misma iglesia en la que Julián Bartoli conoció a Lorenzo.

Juan contó que su familia era muy católica, de ir a misa siempre, y así conoció a este sacerdote, con quien comenzó a tener una relación de amistad estrecha, de modo que lo visitaba en su casa para tomar mate.

“Iba a cenar a la casa cada vez más seguido, a veces nos quedábamos solos y tomábamos whisky. Y ahí comienzo a tener una relación de amistad, para mí era ‘el cura de todos’, pero en parte mi amigo. Él me valoraba, me hacía sentir especial, súper importante, donde vos te sentís que te elige a vos y no a otros. Pensaba ‘soy yo, me elige a mí por encima de todos’”, contó.
Además, detalló una de las características en las que sus presuntas víctimas coinciden sobre Lorenzo, que es la de conseguir que siempre la gente haga las cosas por él: “Me acuerdo que lo pasaba a buscar por la Parroquia, y ahí una de las chicas le daba la comida, después íbamos al departamento y arrancaba la rutina: yo le ponía a cargar el celular, le cocinaba, cenábamos y con la excusa de mirar televisión, nos acostábamos. Recuerdo episodios de estar en la cama de su habitación. Estar acostados y abrazados, y él me decía que le gustaba mi olor y me pedía que le acariciara la cabeza, que le pasara mi mano por los pelos de su cabeza. Él siempre se encargaba de demostrarme que no había nada malo en compartir la cama o estar abrazados porque éramos amigos; y yo me autoconvencía que tampoco estaba mal, porque éramos amigos. Ahora, de grande, con otra perspectiva, me doy cuenta de que no estuvo bien todo lo que hizo”.

Juan contó que Lorenzo le hizo limpiar los talones y que le pasara crema por sus pies y que en enero de 2002 el cura alquiló una quinta en el barrio de Gonnet para pasar el verano (según contaron fuentes del caso Lorenzo cobraría una cifra astronómica por ser capellán del Servicio Penitenciario) y él se mudó junto al cura: “Y literalmente me mudo a la quinta con él, hasta tenía mi pieza y las llaves del lugar. Una vez casi nos descubre acostados otro chico que vivía en la quinta y que formaba parte del grupo scout de Lourdes. Y ante esa situación, en la que casi nos descubren, cuando estábamos solos recuerdo que Lorenzo me decía: ‘zafamos, qué van a pensar estos’”.

Para Juan Pablo Gallego, la postergación de la detención de Lorenzo era un peligro para la causa. Temía que el sacerdote se fugara a otro país.
 

Adjuntos

Natanael1

Leyenda del foro
25 Junio 2012
12.982
316
¿Si un católico se arrepiente a último minuto, antes de suicidarse, obtendrá misericordia?

El problema que se presenta con un tipo de respuesta afirmativa, es el deleite consentido durante los años de membresía a esta secta del diablo... para al final ser salvo.

No creo que la Justicia de Dios abarque este tipo de conducta.
 

Jima40

Miembro senior
1 Septiembre 2014
713
66
Declarar con pruebas la falsedad de la Orden Sacerdotal que se dice sacramental por su Institución religiosa .
Es lo mismo que declarar que Jesucristo no lo es por que sus apóstoles le fallaban incluso uno lo vendió y no por eso dejó de ser nuestro señor igual pasa con la iglesia católica
 
28 Mayo 2005
23.476
173
Es lo mismo que declarar que Jesucristo no lo es por que sus apóstoles le fallaban incluso uno lo vendió y no por eso dejó de ser nuestro señor igual pasa con la iglesia católica
Mira el problema es que toda la Iglesia Católica Romana adolece del Espíritu Santo, sean buenos o sean malos, y la santificación es imposible como tarea humana, porque debe ser como don de Dios, necesitándose el Espíritu de Cristo para rechazar al pecado y lo da el mismo Dios cuando hay verdadero arrepentimiento del creyente, pero eso ni siquiera se enseña porque creen en una salvación por obras y no de esfuerzo propio, sabiendo que la salvación es personal y testificamos los que nacimos de nuevo testificamos que es así, hay creer y arrepentirse y entraran al Reino de Dios .
Saludos.
 
28 Mayo 2005
23.476
173
La Plata: realizan una misa en homenaje al cura Lorenzo en la misma parroquia en la que cometió los abusos
Eduardo Lorenzo se suicidó tras el pedido de captura de la jueza Marcela Garmendia

Eduardo Lorenzo se suicidó tras el pedido de captura de la jueza Marcela Garmendia

(0)



Compartir


18 de diciembre de 2019 • 09:33
El Arzobispado de la Plata realizará una misa en homenaje al cura Eduardo Lorenzo, acusado de abuso sexual, en la misma parroquia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet donde las víctimas denunciaron que fueron los abusadas. Lorenzo se suicidó el lunes en la sede de Cáritas de La Plata, luego de que la jueza Marcela Garmendia ordenó su detención.

Familiares y allegados a las víctimas de Lorenzo se indignaron por el homenaje y preparan escraches y protestas en la misa, que se se celebrará hoy a media mañana en la parroquia de 502, entre 15 y 16. Vecinos se organizan a través de grupos de WhatsApp para realizar un masivo escrache al párroco, las autoridades eclesiásticas y los "seguidores" del cura, informó el portal local 0221.



La Plata: realizan una misa en homenaje al cura Lorenzo en la misma parroquia en la que cometió los abusos

La Plata: realizan una misa en homenaje al cura Lorenzo en la misma parroquia en la que cometió los abusos Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford



El lunes, el arzobispo de la ciudad de La Plata, Víctor Manuel Fernández, había despedido a Lorenzo con un mensaje que causó polémica entre los familiares. "Queridas hermanas y hermanos de la Comunidad arquidiocesana, ante la muerte de nuestro hermano Eduardo Lorenzo, que se quitó la vida después de largos meses de enorme tensión y sufrimiento", dijo y pidió a los feligreses católicos: "unirse en oración por él para que el Dios de la vida lo reciba en el amor infinito".

Eduardo Lorenzo fue capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense durante 14 años, organizó grupos de jóvenes con los boy scouts y fue párroco de distintas iglesias de Gonnet, Berisso y Olmos. Las denuncias en su contra son de larga data.



La Plata: realizan una misa en homenaje al cura Lorenzo en la misma parroquia en la que cometió los abusos

La Plata: realizan una misa en homenaje al cura Lorenzo en la misma parroquia en la que cometió los abusos Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
La primera causa la inició un ex policía llamado Julio César Frutos. El 20 de agosto de 2008, la víctima, su ahijado León, era menor de edad. En ese momento León declaró que había sufrido abusos sexuales por parte del cura Lorenzo. La causa estuvo casi parada durante diez años. Hasta que el abogado Juan Pablo Gallego tomó el caso y le pidió al fiscal general de La Plata, Héctor Vogliolo, su reapertura. Gallego patrocinó a las víctimas del Padre Julio César Grassi, condenado en 2009 a 15 años de prisión por violar a un menor en la Fundación Felices los Niños.



La Plata: realizan una misa en homenaje al cura Lorenzo en la misma parroquia en la que cometió los abusos

La Plata: realizan una misa en homenaje al cura Lorenzo en la misma parroquia en la que cometió los abusos Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
" Yo no soy un pedófilo ni cometí ningún acto que sea indigno de ser cura. Tengo defectos como cualquiera, pero no estas perversiones, que siempre condeno y condené. Estoy demolido, estoy en un momento de mi vida espantoso", dijo Lorenzo ante la consulta de LA NACION una semana atrás, antes de saber que lo iban a detener.

Recordamos que hay cinco denuncias por abuso a menores con acceso carnal.
 

Natanael1

Leyenda del foro
25 Junio 2012
12.982
316
Qué no le quede, absolutamente, ninguna duda al forista Valencia, que el Catolicismo romano, que defiende, es un camino al infierno.

Mensaje extensivo a Jorge Enrique, y Logos Ortodoxo.

Deben salir cuanto antes, de su sistema religioso que los conduce con engaño a una eternidad de tormento.
 
28 Mayo 2005
23.476
173
POLICIALES 18-12-2019 18:50

16 años de prisión a cura que violó a nena de 3 y a un bebé
La Justicia santafesina condenó al sacerdote Néstor Monzón
por abusar sexualmente de dos niños.

Néstor Monzón, de 51 años, condenado por abusar de dos menores.
Néstor Monzón, de 51 años, condenado por abusar de dos menores.




Avatar de

Por Crónica
Un Tribunal de Santa Fe condenó a 16 años de cárcel al cura Néstor Monzón por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante, calificado por ser el imputado ministro de un culto religioso, en perjuicio de dos menores de edad, en hechos ocurridos cuando estaba al frente de la parroquia María Madre de Dios de la ciudad de Reconquista. La niña tenía tres años al momento de los abusos, en tanto el niño tenía poco más de un año.
Monzón, de 51 años, seguirá en libertad hasta tanto la sentencia no quede firme. El tribunal resolvió atender el pedido de los abogados querellantes Andrés Ghio, Andrés Ramseyer y Luciana González, quienes en su alegato habían solicitado 16 años de prisión.
En tanto, los fiscales Alejandro Rodríguez y Juan Marichal habían pedido una pena de 12 años de cárcel, mientras que el abogado defensor del cura, Ricardo Degoumois, había pedido la absolución por considerar que en el juicio no fue probada la culpabilidad de su cliente. Degoumois había apelado, como alternativa, a solicitar el beneficio de la duda, argumento en el que fue escuchado acerca de que no pudo ser probado que haya contagiado una enfermedad venérea a las víctimas.
Tras la lectura del fallo, Monzón se retiró rodeado de una fuerte custodia policial y visiblemente ofuscado, toda vez que solicitaba en forma descomedida que los agentes no lo tocasen.
La denuncia que inició las actuaciones fue radicada el 23 de diciembre de 2015 por la madre de la niña víctima, que pertenece a una familia cercana a la parroquia donde se desempeñaba Monzón y que solía colaborar allí.
La víctima, que es prima del niño involucrado en la denuncia, contó los abusos del cura en Cámara Gesell y voceros del caso señalaron que siempre mantuvo sus dichos y que fueron coherentes. Los familiares del niño, que por consejo del equipo de psicólogos del Poder Judicial no fue sometido a la Cámara Gesell, realizaron la denuncia algunos meses después.
Al momento de los hechos Monzón era párroco en María Madre de Dios y vicepresidente de Cáritas Reconquista, entre otros cargos y responsabilidades. El cura fue suspendido en el ejercicio del sacerdocio y sometido a un proceso canónico por parte de la Iglesia Católica, del que no se informaron detalles.
La única comunicación eclesiástica data de abril de 2016, cuando el obispado de Reconquista indicó que Monzón fue suspendido por el obispo Ángel Macín de todos los cargos y oficios que desempeñaba en virtud de las graves acusaciones que pesaban en su contra.
 

Jima40

Miembro senior
1 Septiembre 2014
713
66
Qué no le quede, absolutamente, ninguna duda al forista Valencia, que el Catolicismo romano, que defiende, es un camino al infierno.

Mensaje extensivo a Jorge Enrique, y Logos Ortodoxo.

Deben salir cuanto antes, de su sistema religioso que los conduce con engaño a una eternidad de tormento.
El camino al infierno se lo forma cada uno si así lo quiere
 
28 Mayo 2005
23.476
173
Inicio MUNDO Ex sacerdote francés confiesa haber abusado de 5 niños por semana durante...
Ex sacerdote francés confiesa haber abusado de 5 niños por semana durante dos décadas
20 Ene, 2020

Un ex sacerdote francés juzgado por pedofilia en Lyon, reconoció la semana pasada que había abusado durante dos décadas de «cuatro a cinco niños» por semana. Una confesión que conmocionó a la corte, y un escándalo que la iglesia ocultó.
Bernard Preynat Bernard Preynat
“En ese momento, en mi opinión, no cometí agresiones sexuales, sino caricias. Fueron las acusaciones de las víctimas las que me hicieron entender”, explicó Bernard Preynat, de 74 años.
Los delitos fueron cometidos entre 1971 y 1991, cuando las victimas tenían entre 7 y 15 años.


Fue hasta 2015 cuando algunas de las victimas rompieron el silencio y denunciaron a Preynat, por tocar, besar en la boca y forzar caricias recíprocas de naturaleza sexual.
Estos actos fueron encubiertos por la iglesia de Francia, lo que llevó a la condena del cardenal Philippe Barbarin en marzo de 2019.
Fue declarado culpable de no denunciar los crímenes y de mantener al sacerdote en la diócesis hasta 2015, a pesar de que Bernard ya había confesado sus acciones a sus superiores en 1991.
Bernard Preynat, quien fue expulsado de la iglesia a un estado secular durante el juicio canónico en el verano pasado, ahora puede ser sentenciado a hasta 10 años de prisión.
“Sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Se hicieron a escondidas”, admitió. «Y sí, es cierto, me dieron placer sexual», agregó Preynat.

«Cuatro o cinco niños cada semana»
Había «cuatro o cinco niños cada semana», dijo. «Eso significa casi un niño al día», dijo el magistrado que preside las audiencias.
La semana pasada, Preynat expresó su pesar en la corte, antes de que se suspendiera la audiencia.
Se declaró «culpable» por el dolor causado a las víctimas y expresó el deseo de que «este juicio se lleve a cabo lo antes posible, ya que el proceso comenzó hace cinco años».
La investigación reveló que este sacerdote había cometido sus primeros ataques desde los 17 años, cuando era monitor en los campamentos de verano, en 1962. El acusado afirma que se sometió a terapia y que dejó de cometer abusos sexuales desde 1991.
Durante la audiencia estuvieron presentes 15 demandantes civiles, incluyendo 10 víctimas; entre docenas de otros que figuran en la lista del sistema judicial, que deberán enfrentarse, después de tantos años, con la palabra de su agresor.

François Devaux, una de las víctimas, testificó. «Lo que estoy experimentando aquí, en el proceso, es lo más difícil desde el comienzo del caso», dijo.
Devaux explicó «el infierno» que hizo vivir a sus padres, «la violencia» que inundó su adolescencia «muy, muy complicada». “Antes, aparentemente, era un niño lleno de luz. Después, viví una vida muy oscura y coqueteé con cosas muy peligrosas”, dijo.
Habiendo confesado sus acciones, Preynat sin duda será condenado y, según su abogado Frédéric Doyez, tratará de «establecer los hechos durante el juicio», incluso si ocurrieron hace varias décadas.


Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados
 

Natanael1

Leyenda del foro
25 Junio 2012
12.982
316
LA PERVERSA MALDAD DE LOS CATÓLICOS PAPISTAS EN FRANCIA

En Orleans, Francia, mientras los sanguinarios Papistas asesinaban a los Protestantes, éstos clamaban,

¿Dónde está tu Dios ahora?

¿Qué ha pasado con todas tus oraciones y salmos ahora?

Que tu Dios, a quien has clamado, te salve si puede.” (Trapp)
 

Jorge Enrique

Usuario Registrado
24 Agosto 2011
4.474
189
"Que tu Dios, a quien has clamado, te salve si puede.”
Eso dice Natanael1

Si puede...
Creo en Jesucristo, en su palabra y su promesa.
Creo que esta se cumplirá a pesar de personas como esta
Que hacen de su juicio personal, una doctrina.
Dios mío, ten misericordia de mí
Y perdona a mis enemigos...te lo pido, en el nombre de Jesucristo, nuestro Señor.
Sana nuestra maldad
 

Natanael1

Leyenda del foro
25 Junio 2012
12.982
316
Jorge Enrique:

Tu no eres un redimido por la sangre de Cristo.

Perteneces al Catolicismo Romano.

El "cristo" tuyo, se halla al lado de la reina del cielo.

En medio de miles de santos para cada circunstancia.

San Antonio, para las mujeres solteras.

Por ejemplo, hoy es dos de febrero, de acuerdo al santoral de su sistema religioso, le corresponde a la señora de la purificación y otros... que no se mencionan y así fue el pasado mes de Enero, cada día tiene un santo y una celebración.

Estos santos ¿de donde los sacaron? porque en la Biblia no aparecen y lo que es más terrible, muchos de ellos jamás fueron salvos, sino que se identificaron con el catolicismo romano hasta su muerte.

1 Santa Brígida de Irlanda y otros...
2 Nuestra Señora de la Purificación y otros...
3 San Oscar de Brema, San Blas y otros...
4 Santa Juana de Valois, San Gilberto de Sempringham y otros...
5 San Felipe de Jesús, Santa Águeda y otros...
6 San Pablo Miki y compañeros, Santa Dorotea de Capadocia y otros...
7 San Ricardo rey y otros...
8 San Jerónimo Emiliani y otros...
9 Santa Apolonia de Alejandría y otros...
10 Santa Escolástica de Nursia y otros...
11 San Pedro de Jesús Maldonado, Bienaventurada Virgen María de Lourdes y otros...
12 Santa Eulalia de Barcelona y otros...
13 San Benigno de Todi y otros...
14 San Metodio de Tesalónica, San Valentín, San Cirilo de Tesalónica y otros...
15 Beato Onésimo y otros...
16 Santa Juliana de Nicodemia y otros...
17 San Teodoro de Bizancio y otros...
18 San Eladio y otros...
19 Beato Álvaro de Córdoba y otros...
20 Beata Jacinta Marto y otros...
21 San Pedro Damián y otros...
22 San Pascasio, obispo, San Maximiano de Ravena y otros...
23 San Policarpo y otros...
24 San Modesto, San Sergio de Capadocia y otros...
25 San Valerio de Astorga y otros...
26 San Porfirio, San Alejandro y otros...
27 San Gabriel de la Dolorosa y otros...
28 San Leandro de Sevilla y otros...
29 San Dositeo y otros...

Jorge Enrique, la Preeminencia de Cristo usted no la puede socavar presentando criaturas dignas de celebración e intercesión, como es el caso de "san antonio de padua" a quien las jóvenes católicas acuden para que les consiga novio. Y cuando esto no sucede, lo ponen de cabeza en señal de desacuerdo.

Ustedes tienen un santo para cada caso.

Un santo para la lluvia, otro para los temblores, otro para esto, o para aquello, de manera que en su sistema religioso, lo que hay es esto:

Un falso sacerdocio.
 

VALENCIA

Renovación Carismática Católica
23 Noviembre 2016
4.391
263
Venezuela
¿Si un católico se arrepiente a último minuto, antes de suicidarse, obtendrá misericordia?

El problema que se presenta con un tipo de respuesta afirmativa, es el deleite consentido durante los años de membresía a esta secta del diablo... para al final ser salvo.

No creo que la Justicia de Dios abarque este tipo de conducta.
Los católicos creemos que ningun suicida se salva. Si se arrepiente a ultimo minuto y luego se suicida es como si lavara su ropa y luego la sumerge en lodo.
 
  • Like
Reacciones: Jima40

Jima40

Miembro senior
1 Septiembre 2014
713
66
Re: EL CATOLICISMO ROMANO: UN CAMINO HACIA EL INFIERNO.



LOL que manera de decir tonterias maria esta muerta y los demas santos romanos tambien, la mayoria, probablemente esperando ser echados en el lago de fuego por idolatras y mentirosos

si el catolicismo romano es un camino seguro al infierno
Que estupidez los espíritus no mueren y menos duermen, tontería creer que un espíritu duerme acaso tienen ojos? Luego Cristo le dijo en la cruz al otro (hoy mismo estarás conmigo en el paraíso)
 

Jorge Enrique

Usuario Registrado
24 Agosto 2011
4.474
189
"Que tu Dios, a quien has clamado, te salve si puede.”
Eso dice Natanael1

Si puede...
Creo en Jesucristo, en su palabra y su promesa.
Creo que esta se cumplirá a pesar de personas como esta
Que hacen de su juicio personal, una doctrina.
Dios mío, ten misericordia de mí
Y perdona a mis enemigos...te lo pido, en el nombre de Jesucristo, nuestro Señor.
Sana nuestra maldad
Dios mío, ten misericordia de mí
Y perdona a mis enemigos...te lo pido, en el nombre de Jesucristo, nuestro Señor.
Sana nuestra maldad
 

Jorge Enrique

Usuario Registrado
24 Agosto 2011
4.474
189
¿QUE ES EL ECUMENISMO? ¿QUE ES EL CRISLAM? ¿PORQUE LA BIBLIA MANDA A SALIR DE LA IGLESIA CATOLICA Y LA LLAMA "LA GRAN RAMERA"? ¿Como surgió la Iglesia Católica en épocas de Constantino? ¿Que rol cumplirá la Iglesia Católica en estos Tiempos Finales?

IGLESIA CATOLICA - LA GRAN RAMERA.pdf

Iglesia catolica la gran ramera


IGLESIA-CATOLICA---LA-GRAN-RAMERA-001.jpg


Citar Responder
Reportar Editar Eliminar
Hola mi hermano (hermano porque creo que Jesús es nuestro Señor)
Has publicado muchos copy paste


Bueno, no importa...aprovecho para preguntarte: ¿en qué parte la biblia manda salir de la Iglesia Católica?
¿en qué lugar (texto) la biblia se refiere a la iglesia católica como: la gran ramera?

¿Y qué relación tiene la iglesia católica con ese constantino, que nombras?
Te lo pregunto porque lo presentas como verdades consumadas.

Bendiciones