DESENMASCARANDO EL PENTECOSTALISMO

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



💥💥
DEJA DE DECLARAR Y PONTE A ORAR

¿Declaras las cosas que no son como si fuesen, hermano? ¿Declaras la unción apostólica de los últimos tiempos sobre tu vida, hermana? ¿Declaras la bendición profética de lluvia tardía sobre tu familia, querido(a) lector(a)?

Si es así, te declaro que estás haciendo las cosas mal…

¡Pero ánimo! Yo también empecé así.

En vez de asistir a cultos de oración me vi involucrado en reuniones de declaración. Poco a poco iba aprendiendo el sagrado arte de la declaración y después de unas cuantas semanas estaba soltando las típicas frases que habrás oído cien mil veces: “Declaro Irlanda para Cristo”, “Declaro victoria”, “Declaro la presencia de Dios en este lugar”, “Declaro dos décadas de decadencia para Decathlon”, “Declaro que mi declaración sea declarada declaradamente…” y así por el estilo.

Lo estaba pasando pipa hasta que comencé a analizar mi vida de oración a la luz de las Escrituras.

¿Dónde vemos en la Biblia que los adoradores se pusieron a declarar, a decretar y a atar durante el tiempo de la oración? Respuesta: ¡en ningún lado! La Biblia tiene más de 30.000 versículos y no encontramos ninguna oración con semejantes características.

La oración, según la Biblia, no es cuándo declaramos las cosas conforme a nuestra voluntad; sino cuando agradecemos a Dios por lo que Él ha hecho y le pedimos todas las cosas que Él desea que pidamos. El Catecismo mayor de Westminster ofrece una definición excelente de la oración: “La oración es el ofrecimiento de nuestros deseos a Dios, en el nombre de Cristo, y por la ayuda de su Espíritu; confesando nuestros pecados y reconociendo con gratitud sus beneficios”. ¡Sí, señor! ¡Así es! ¡Gloria a Dios!

¿Cómo es posible, entonces, que la oración se haya convertido en un tiempo de declaración?

Supongo que la primera razón tiene que ver con la pérdida de lo que nuestros antepasados protestantes llamaron “una aprehensión temerosa de la majestad de Dios”. El Dios de quién se predica en nuestros días es nuestro colega, un abuelo guay que quiere pasarlo bomba con nosotros. Es un osito de peluche cósmico.

Francamente nos hemos olvidado de que Dios es fuego consumidor, un Dios celoso, un varón de guerra. En el Antiguo Testamento cuando Nadab y Abiú ofrecieron fuego extraño en la presencia del Altísimo, Dios les fulminó al instante. Y en el Nuevo, cuando Ananías y Safira mintieron al Espíritu Santo, cayeron muertos ante la congregación. Hasta nuestro amado Salvador Jesús –a pesar de dirigirse a Dios como ‘Abba’- ofreció sus oraciones y súplicas con temor reverente (Hebreos 5:7).

¿Por qué menciono esto? Por dos razones. Primero, porque Jesús es nuestro modelo en todo –incluso en la oración. Segundo, porque Jesús nunca empleó la doctrina de la paternidad de Dios como un pretexto para dirigirse a Dios de manera light. ¡Ojalá muchos predicadores contemporáneos aprendiesen esta lección!

Otra razón por la que dedicamos nuestro tiempo a confesar y a atar en vez de orar es por la falta de “un sentimiento profundo de nuestra indignidad”. Estamos tan llenos de nosotros mismos y de nuestra supuesta importancia que se ha creado la sensación de que el mundo gira en torno a nosotros.

Mientras acababa mi carrera universitaria en Irlanda en el año académico 2006-07, pase un año trabajando en Lidl (de lunes a viernes) y en una librería cristiana (los sábados). Lo que más me sorprendió en mi tiempo en la librería fue el tipo de literatura que más vendíamos. En vez de comprar libros sobre la teología, comentarios bíblicos, la oración o la historia de la iglesia, la gran mayoría de nuestros clientes pidió libros sobre Cómo ser un mejor tú o Diez métodos para tener la iglesia más grande de tu barrio o Se trata de ti, ti, ti o Estrategias de multiplicación de iglesias y otras tonterías parecidas.

Cuánto más crece nuestro ego evangélico, más pequeño e innecesario es Dios. De allí la herejía actual de que todos somos dioses. Ya no nos creemos indignos sino importantes, prestigiosos, imprescindibles, vamos, ¡nos creemos hasta apóstoles, patriarcas y dioses! Dijo Charles Spurgeon en mayo de 1884, “Desconfío de los hombres que publican su propia perfección: no le creo a ninguno de ellos, sino más bien tengo una más baja opinión de ellos, de la que no me atrevo a manifestar”.

Hermano y hermana: no se trata de lo que declaramos ni de lo que decretamos ni de lo que atamos ni de lo que mandamos; sino de lo que el Señor Dios todopoderoso declara, decreta, ata y manda. Necesitamos volver a la verdadera esencia de la oración, oponiéndonos a nuestro orgullito y teniendo presente la siguiente declaración del mayor profeta de todos los tiempos, el cual fue lleno del Espíritu Santo desde el vientre de su madre: “Es necesario que Él crezca y que yo disminuya”.

La oración no existe para dar a conocer la autoridad de nuestras declaraciones anti-bíblicas; sino para engrandecer al Señor del universo. Él es el Rey. Él es el único Soberano. Él es Dios. ¡Esto sí hay que declararlo!


 

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



CLAMOR POR UNA CRISTIANDAD ENGAÑADA

Dios Padre todopoderoso. Sé que tienes el control. Toda mi confianza está puesta en tu voluntad. Sé que la apostasía está profetizada y hace parte de lo que trazaste en tu decreto eterno. Sé que así tiene que ser y que así pasaría en los últimos tiempos.
Pero soy humano y tengo dolor.
Me duele el prójimo engañado.
Me duele la soberbia con la que se defiende a quien los engaña.
Me duele ver el nombre de Dios blasfemado en las sinagogas de satanás.
Me duele ver falsos profetas, instrumentos del diablo, engañando, inclusive a hijos de Dios, con falsos evangelios de avaricia y codicia.
Me duele ver el 90% de la cristiandad actual yendo en desbandada cada domingo a escuchar de motivación y autoestima.
Me duele ver la cruz de Cristo convertida en una slogan, un estandarte de falsos maestros, para promocionar mensajes de prosperidad y sanidad a cambio de diezmos.
Me duele ver personas a favor de la mentira, del engañador y de sus falsas palabras.
Me duele ver que las riquezas materiales de los falsos profetas sean consideradas como bendiciones dadas a "ungidos" de Dios, cuando en realidad son los aportes de incautos que quieren lo mismo para ellos.
Señor, clamó a ti por tus hijos, verdaderos creyentes, que aun tienes en estas congregaciones apostatas. Para que los saques del engaño pronto. Para que los lleves a la sana doctrina y abandonen la avaricia, que nunca realmente tuvieron en sus corazones. Que abandonen las falsas manifestaciones del Espíritu Santo, que realmente nunca los convencieron. Que abandonen la música cristiana contemporánea que en el fondo siempre escucharon con recelo. Que abandone el falso evangelio, que, en realidad, siempre les estorbó.
Y a aquellos que se quedarán en la avaricia, en el "fuego extraño", en el kundalini, en la falsa adoración, que se haga tu voluntad en ellos, Señor.
Gracias Dios todopoderoso por mi salvación inmerecida. Por perdonar mi condición de pecador. Por entregar a tu hijo amado como pago de nuestras deudas. No soy más que nadie. Me escogiste por el puro afecto de tu voluntad. Si no lo hubieses hecho, te hubiese aborrecido como el que más. Pero lo hiciste y debo vivir para tu Gloria y por eso gritaré al mundo el nombre de los FALSOS PROFETAS.

Cesar Ángel
Diciembre 3 de 2018


 

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



🔥🔥
La pregunta que me han enviado hoy es:
“Pastor Will, ¿hay un solo Dios con tres manifestaciones?”


La respuesta bíblica es un NO rotundo. Dios es uno en esencia, tres en PERSONA (no en manifestación).

Los Solo Jesús dicen que Dios el Hijo es el Padre y el Espíritu Santo.

Las Escrituras enseñan que Dios es uno en esencia y tres en persona. Hay una distinción personal en la deidad. El Hijo no es el Padre ni el Espíritu.

La mejor ilustración bíblica es el bautismo de Jesús donde vemos al Hijo en el agua, el Espíritu descendiendo como paloma y la voz del Padre hablando desde el cielo. Otra buena defensa de la Trinidad es la vida de oración de Jesús. ¿A quién oraba? ¿A sí mismo? Y por supuesto, toda la historia de la redención está basada en el Padre enviando al Hijo al mundo en el poder del Espíritu Santo.

Tengamos presente que la doctrina de los Sólo Jesús fue condenada como herejía en la iglesia patrística. La iglesia cristiana siempre ha adorado al Dios trinitario.

¡Bendito Padre! ¡Bendito Hijo! ¡Bendito Espíritu Santo!

Suscríbete - https://www.youtube.com/c/PastorWillGraham


 

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



"¡Venga a nuestra gran conferencia sobrenatural de "milagros y sanidad" tal fecha, a tal hora, dónde estará tal persona!"

¿Es esto válido? ¿Está esto en línea con las Escrituras y la enseñanza de los Apóstoles? Veamos:

1. Nadie, absolutamente nadie, ni siquiera los mismos Apóstoles de Cristo, pueden manipular las obras sobrenaturales de DIOS. Tres veces Pablo pidió ser librado de un sufrimiento de la carne, y tres veces se le negó (2 Cor. 12:8-9). Y cuando Timoteo, su amado discípulo, padecía terribles dolencias estomacales, Pablo le aconsejó que bebiera vino en lugar del agua (1 Tim. 5:23). Este es el Apóstol por quien DIOS realizó poderosos milagros e incluso pañuelos y ropas tocados por él sanaban enfermos (Hechos 19:11-12). ¿Qué sucedió? ¿Perdió la fe? ¡No! Las obras son de DIOS, a través de Su Espíritu, y DIOS las realiza cuando Él quiere, no cuando tú, yo o cualquier otra persona lo determinamos. Por cierto, Pablo fue el último en ser llamado Apóstol de Cristo. Después de él, no hay más Apóstoles (1 Cor. 15:8-9).

2. Razonemos esto de otra manera. Aceptemos por un momento la suposición de que existen tales hombres, que realmente tienen tal control deliberado sobre los milagros y las sanidades. Pregunta: ¿por qué no realizan sus "conferencias sobrenaturales" en hospitales, hospicios y lugares llenos de verdaderos enfermos, donde médicos y enfermeras, sean o no creyentes, puedan atestiguar y afirmar a la veracidad de sus obras milagrosas? ¿Por qué siempre son los mismos shows y espectáculos: grandes tarimas, con un sinfín de testimonios de dolencias invisibles que se curan, brazos o piernas siendo extendidos, que problemas de espalda y cánceres invisibles están siendo curados? Desafío a estos curanderos y a sus seguidores ciegos: resucitan a los muertos, sanen a una persona ciega clínicamente y que el médico pueda dar fe de ello, abran las bocas de los mudos y hagan crecer extremidades enteras a los amputados. Hasta entonces, deténganse con sus luces llamativas, máquinas de smog, la música de fondo emocional y los mismos viejos testimonios cansados.

3. ¿Dónde estuvieron estos "apóstoles y ungidos" estos dos últimos años? ¿Ni siquiera pudieron curar una simple infección y común resfriado? ¿Por qué cerraron sus edificios por tiempos prolongados, y luego, cuando reabrieron porque sus gobiernos le permitieron, exigieron que todos los asistentes vinieran con sus máscaras, mantuvieran su distancia y hasta algunos, incluso llegaron a exigir un "pase sanitario"? Y esto de los llamados "profetas y apóstoles" que conducen cruzadas por todo el mundo de "sanidades y milagros". Vamos pueblo de DIOS: no sean tan ingenuos, como declaro el antiguo Profeta Oseas (un verdadero profeta): "Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento" (Os. 4:6).

===

¿Existen los milagros? Por supuesto que sí. El mismo DIOS que estableció las leyes naturales que sostienen el cosmos, es el mismo DIOS que puede suspender tales leyes en un instante de acuerdo a Su perfecta voluntad.

¿Debemos los Cristianos orar con fe creyendo que DIOS puede sanar a los enfermos? Absolutamente que sí. La misma fe que hizo eficaz la oración de los antiguos profetas, es la misma que tenemos ahora (y aún mejor ahora en la plena manifestación del Cristo, Hijo de DIOS).

¿Los milagros y grandes señales siguen a los escogidos? Ciertamente, pues fue nuestro Señor quien nos dijo, "y estas señales seguirán a los que creen" (Marcos 16:17). Pero nótese lo que NO dijo: "Estas señales los creyentes siguen". ¡No! Nosotros el pueblo del pacto no estamos tras las señales como la generación mala y adúltera, como los paganos con sus falsos cultos que siempre van tras lo estotérico, lo curioso y lo oculto. Las señales que DIOS manda nos siguen a nosotros, no nosotros a ellas.

Así que, por favor, la próxima vez que lo invitan a un culto, conferencia o servicio de "sanidades y milagros", ármese con valentía y conocimiento, y responda con humildad: "Gracias, pero yo no me traigo esos cuentos que las masas ingenuas buscan. Prefiero la Palabra profética más segura que cualquier otra cosa".

Entienda quien pueda …


 

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



😲😲
No puedo creer lo que acabo de ver. Un supuesto profeta llamado Hernán Acosta unge 20 sobres prometiendo "liberación financiera" para 20 empresarios que invierten 8.000 queztales en su ministerio. 20 multiplicado por 8.000 son 160.000.

Un documento cristiano temprano llamado la Didaché (escrita por el año 100) dice claramente que si un predicador itinerante "pide dinero" es "un falso profeta". Y añade: "Todo aquel que diga en el Espíritu: Dadme dinero, u otra cosa, no le escuchéis".

Qué Dios libre a su iglesia de esos lobos. ¡Es hora de volver a la santa Palabra de Dios!

Suscríbete - https://www.youtube.com/c/PastorWillGraham



 

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



CÓMO ERAN LOS CRISTIANOS

"...Presiden ancianos que gozan de consideración, y que han conseguido ese honor no por dinero sino por su ejemplo, porque las cosas de Dios no tienen precio. E incluso si existe una especie de caja común, no se reúne ese dinero mediante el pago de una suma honoraria, como si la religión se comprara. Cada uno aporta una contribución en la medida de sus posibilidades: un día al mes, o cuando quiere, si es que quiere y si es que puede; porque a nadie se obliga, sino que se entrega voluntariamente. Estas cajas son como depósitos de misericordia, puesto que no se gasta en banquetes, ni en bebidas, ni en inútiles tabernas, sino en alimentar y enterrar a los necesitados, y ayudar a los niños y niñas huérfanos y sin hacienda, y también a los sirvientes ancianos, e igualmente a los náufragos, y a los que son maltratados en las minas, en las islas o en prisión, con tal que sea por Causa de seguir a Dios..."(Quinto Septimio FlorenteTertuliano, Apologético. Cap. XXXIX, escrita cerca del año 197 DC).





 

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



EL AGUIJÓN DE PABLO.

2Co 12:7 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;
2Co 12:8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí.
2Co 12:9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.
2Co 12:10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Ciertamente son varias las enseñanzas contenidas en esta porción de la Palabra de Dios; por ejemplo leemos en el versículo 7:

¡Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera!

Lo que aquí resalta es la soberanía de Dios, determinando que por el bien espiritual de Pablo, debía tener ese aguijón en su vida, algo relacionado con su cuerpo, algo que le recordaba en todo momento cuán débiles y necesitados de la gracia de Dios somos, algo que lo arrojaba día a día en los brazos del Señor, algo que lo empujaba a buscar una y otra vez a fortalecerse en El Señor para poder seguir avanzando.

Es obvio que Dios no consultó a Pablo respecto a esta manera de preservarlo del orgullo, de la misma manera que Dios no consulta a sus hijos si están o no de acuerdo en permitir todo aquéllo que coopere y lleve a la perseverancia hasta el fin.

También es obvio, que las declaraciones chamánicas tan utilizadas por los apóstoles de la actualidad no le hubieran servido de nada a Pablo, ni decretos, ni declaraciones positivas, ni visualizaciones, ni los tan mentados quiebres de maldiciones, hubieran servido de algo para cambiar la situación, y esta es la razón por la que los modernos chamanes aborrecen la doctrina de la soberanía de Dios, pues les recuerda que el control lo tiene Dios y no ellos.

En el versículo 8 Pablo declara: “Y respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor que lo quite de mí”. Cómo contrasta esto con el espíritu exitista de gran parte de la cristiandad actual, que ha reemplazado el ruego y el clamor por el decreto y las declaraciones positivas, ruego y clamor son palabras que ya no existen en el vocabulario de aquéllos que en sintonía con la iglesia apóstata de Laodicea dicen de sí mismos “soy rico y me he enriquecido y de ninguna cosa tengo necesidad”. No tienen necesidad de rogar y clamar porque tales cosas son inherentes a quienes por ser nuevas criaturas en Cristo, necesitan buscar a su Señor en oración como el aire que respiran, mientras que aquellos que no le pertenecen al Señor se apacientan a sí mismos, con el fuego extraño que avienta el engaño, de que son pequeños dioses, y que como tales no tienen más que hablarles a las circunstancias y ser señores para sí mismos.

“Bástate mi gracia porque mi poder se perfecciona en la debilidad”, es el mensaje que sostuvo a Pablo y le fortaleció para seguir cumpliendo con la misión que le había sido encomendada. ¡Bástate mi gracia! es el mensaje del Señor en respuesta a todas aquellas cosas que no entendemos pero que por fe tenemos que aceptar que cooperan para nuestro bien, y que inexorablemente nos llevarán a sacar fuerza de la debilidad.

¡Solo a Dios la Gloria!


 

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



Profeta Desenmascara Públicamente a los Pastores Masones de las Asambleas De Dios

Cabo Daciolo, es un diputado que subió al escenario del Púlpito de Gedeon y profetizó que el Señor no esta de acuerdo con la presencia de pastores masones en el altar. Muchos evangélicos se preguntan quienes son, cómo viven, sin son famosos o no y lo mas importantes ¿una persona puede ser pastor y masón al mismo tiempo?




 

León-El

Leyenda del foro
26 Octubre 2021
3.466
578
Hace rato que quería escribir en su tema.

¿Recibe el creyente el Espíritu Santo por imposición de manos?

Vivimos tiempos difíciles cuando se va preparando la llegada del hombre de pecado, la apostasía.

Muchos quieren ¨destacar¨, no precisamente con servicio, en las congregaciones de las Iglesias. Se ¨pasean¨ como ¨apóstoles, ministros, profetas y profetisas, salmistas y evangelistas, etc¨, PERO NO lo son.

Quieren satisfacer un ego, para cumplir el sueño banal de enriquecerse a través del falso evangelio (todo por dinero). DIOS se ríe de ellos y de ellas. Pasan por alto el siguiente versículo para la Iglesia de Cristo:

Flp_2:3 Nada hagáis por rivalidad ni por vanagloria, sino con humildad, considerándoos los unos a los otros como superiores a vosotros mismos.

Si poseen complejo de inferioridad: ¡Vayan a un psicólogo! Que estén exigiendo tales ¨títulos¨ es buscar la deformación del Cuerpo. ¡No lo lograrán!

¿Acaso hemos muerto nosotros en la Cruz? Somos lo vil y menospreciado del mundo. Rescatados de la porquería.

¡Faltan, quizás, semanas para que el Señor venga con su vara de hierro! A nadie llamar ¨padre¨ni ¨líder¨.JESÚS lo prohíbe.

¿Orar por imposición de manos? ¿Qué es eso? Quienes recibieron el Espíritu Santo, lo recibieron oyendo la Palabra y el Nombre de JESÚS. acerca de la imposición de manos, la Biblia dice:

1Ti_5:22 A nadie impongas las manos con ligereza ni compartas pecados ajenos, consérvate puro.

¡Hay que tener CUIDADO! Porque se transfieren espíritus, fuerzas, asechanzas, nostalgias, melancolías, dejadez, tristeza, etc, con dicha acción.

MANTÉNGASE PURO.
 

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981



EL FALSO DIOS SOBRENATURAL DEL MOVIMIENTO PROFÉTICO APOSTÓLICO

Cuando, hace 33 años, Cristo me dio vida, no se escuchaba en los púlpitos cosas tales como: moviéndose en lo sobrenatural, creando una atmósfera sobrenatural, evangelización sobrenatural, o que Dios es sobrenatural. Tales expresiones tienen que ver con el ocultismo y el poder diabólico que opera en el movimiento profético apostólico. A mí, no me caben dudas de que, en esas reuniones, suceden cosas sobrenaturales, porque precisamente se trata del poder engañoso que Cristo mismo nos advirtió que se desataría al final de los tiempos.

La Biblia dice que Dios es Eterno, que es Santo, que es Amor y muchas otras expresiones que hablan de sus atributos, pero no hay ni una sola mención acerca de que Dios sea sobrenatural, porque tal expresión es confusa, y es confusa porque en lo sobrenatural también se mueven los demonios y el mismo satanás. El dios sobrenatural del que se habla en muchos púlpitos no es El Dios Vivo y Verdadero, sino que se trata de aquel ángel caído que siempre ha querido ocupar el lugar de Dios.

Proponer, a los redimidos, entrar en lo sobrenatural es pisotear la sangre Del Señor Jesucristo, porque a través de su sacrificio Él nos ha abierto un camino nuevo para que todos aquellos que le pertenecen puedan acudir, por la fe, al Trono de la Gracia y hallar misericordia para el oportuno socorro. Es decir, el santuario es nuestro ámbito permanente y no necesitamos que ningún falso ungido nos introduzca en lo sobrenatural, hemos sido unidos a la muerte y resurrección de Jesucristo y estamos sentados con Él en lugares celestiales.

La oferta de lo sobrenatural solo puede arrastrar a aquellos que aún están bajo el poder del maligno pero jamás a aquellos que han recibido facultades para ver y entender las cosas del Espíritu.
Los verdaderos cristianos se mueven por la fe y a lo que si se nos exhorta es a pedir espíritu de revelación y de sabiduría para tener una visión clara de todas esas realidades espirituales a las que hemos sido introducidos por la gracia soberana de Dios pues esta escrito en Efesios 1:15-23

Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos,
16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones,
17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,
18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,
20 la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,
21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;
22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,
23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.



 
Última edición:

Bart

2
24 Enero 2001
23.048
2.981




«No todo el que me dice: Señor, Señor,
entrará en el reino de los cielos,
sino el que hace la voluntad de mi Padre
que está en los cielos.
Muchos me dirán en aquel día:
Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre,
y en tu nombre echamos fuera demonios,
y en tu nombre hicimos muchos milagros?
Y entonces les declararé:
Nunca os conocí; apartaos de mí,
hacedores de maldad.»


‭‭S. Mateo‬ ‭7:21-23‬ ‭RVR1960
‬‬https://bible.com/bible/149/mat.7.21-23.RVR1960