"El Israel de Dios", la falsa teología del remplazo y el anti-dispensacionalismo calvinista

OSO

Jesucristo es mi Pastor
29 Octubre 1999
51.606
3.580
“El Israel de Dios” palabras que aparecen una sola vez en las escrituras, pero que en manos de los que enarbolan en el foro la antisemita semilla calvinista pretenden borrar a Israel de los planes de Dios.

Pues bien, a todos ellos les digo que:

“El Israel de Dios” es y será por siempre Israel. "El Israel de Dios" es Israel, no la Iglesia.

Ellos, los calvinistas son acérrimos enemigos del dispensacionalismo, herramienta que pone en evidencia claramente y a la luz de las escrituras, sus malévolas intenciones y lo hacen mediante la Teología del remplazo o de la sustitución, esta filosofía pretende remplazar a Israel por la Iglesia, a como de lugar.

Las palabras
“El Israel de Dios” aparecen una sola vez en la Biblia, en Galatas 6:16, pero han hecho de este solo verso toda una teología: "La teología del remplazo". A partir de este verso de Pablo han hecho toda una orquesta para hacer de lado a Israel,

Acotaré para su mejor comprensión los versículos 16 y 17 de Gálatas en su capítulo 6:

5 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión [Judíos] vale nada, ni la incircuncisión [gentiles], sino una nueva creación.

16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos [las hojas silvestres injertadas en el Olivo Santo], y al Israel de Dios [las hojas naturales, que no han sido desarraigadas].


He puesto en corchetes, énfasis mío para que el lector tenga en cuenta que Pablo está hablando de dos grupos y no los mezcla: “ellos” refiriéndose a aquellos que han nacido de nuevo, por tanto son una nueva creación y de “el Israel de Dios”, separados ambos por una coma y unidos por una “y” copulativa.

Alguien dijo:

"No es posible que Dios deje de amar al pueblo judío. Eso sería inconsistente con Su carácter. Los israelitas son importantes para Dios, “a quienes pertenece la adopción como hijos, y la gloria, los pactos, la promulgación de la ley, el culto y las promesas, de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el Cristo…” (Rom. 9:4-5). El pueblo judío es amado de manera incondicional y eterna, “porque los dones y el llamamiento de Dios” para con los judíos “son irrevocables” (Rom. 11:29)."

Se trata de estatutos, profecías, promesas que son para Israel y que son
para siempre. Son irrevocables, son perpetuas, nadie las puede cambiar solo Dios, no lo hombres, es muy importante tener en cuenta esto.

“El Señor no puso Su amor en ustedes ni los escogió por ser ustedes más numerosos que otro pueblo, pues eran el más pequeño de todos los pueblos; mas porque el Señor los amó y guardó el juramento que hizo a sus padres, el Señor los sacó con mano fuerte y los redimió de casa de servidumbre, de la mano de Faraón, rey de Egipto”, Deuteronomio 7:7-8

Dios recuerda Sus promesas y Sus pactos porque son irrevocables, tanto para el judío como para el gentil. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob nuevamente mostrará Su gracia y misericordia hacia Su amado Israel. “Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y Me mirarán a Mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por El, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por El, como se llora por un primogénito” (Zac. 12:10). Es tiempo de que la Iglesia deje de condenar a Israel, y ore como el profeta del Antiguo Testamento: “Oh SEÑOR…en la ira, acuérdate de tener compasión” (Hab. 3:2).

Es el amor soberano de Dios:

“Tendré misericordia del que tendré misericordia, y tendré compasión de quien tendré compasión” (Ex. 33:19)

“Pues consideren, hermanos, su llamamiento. No hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles. Sino que Dios ha escogido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a lo que es fuerte. También Dios ha escogido lo vil y despreciado del mundo: lo que no es, para anular lo que es, para que nadie se jacte delante de Dios”, 1 Cor 26-28

“Digo entonces: ¿Acaso ha desechado Dios a su pueblo? ¡De ningún modo! Porque yo también soy israelita, descendiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…” Rom 11:1-2

La Teología del Reemplazo, conocida también como Teología de la Suplantación o Supersesionismo, enseña que el pueblo de Israel ha perdido su lugar distintivo como pueblo escogido de Dios, y ha sido suplantado por la Iglesia. De esa manera, la Iglesia es la nueva Israel (Hilsden). Un diccionario de historia eclesiástica aclara que la Teología del Reemplazo es una enseñanza doctrinal que se originó durante la temprana Iglesia (Bercot). Por casi 1,900 años, fue el fértil terreno del cual el antisemitismo cristiano brotó, continuamente infectando a la Iglesia.

Esta falsa teología ha sido perpetuada por:

La ICR, calvinistas, sectas pseudo-ortodoxas cristianas, adventistas, russellitas y demás yerbas. Así, los calvinistas son ascérrimos enemigos del dispensacionalismo, por lo que es fundamental para ellos, quitar a Israel del mapa. Su antisemitismo les viene de vena.

Todos ellos tienen la premisa de que, debido al rechazo judío de Jesús como su esperado Mesías y Salvador, Dios ha rechazado a los judíos. Por esa razón, por supuesta evidencia escrituraria y una posición diferida del pacto, la Iglesia es la continuación histórica del pueblo judío y su Tierra, hasta la exclusión total de Israel. El pueblo judío ya no es el pueblo escogido. Ya no tiene exclusividad, y es como cualquiera otra nación o pueblo en cuanto a los propósitos de Dios. Aparte del requerido arrepentimiento, nuevo nacimiento e incorporación a la Iglesia, el pueblo judío no tiene futuro, esperanza, ni llamado en el plan de Dios. (Brown, Harold O. J. Heresies—Heresy and Orthodoxy in the History of the Church. Peabody, MA: Hendrickson Publishers, 1984.)

Pero el amor de Dios es incondicional y soberano:

Jesús se lamentó sobre Jerusalén, reconociendo que la misericordia y el perdón de Dios hacia el pueblo judío son mayores que su rebelión y pecado, y nunca serían reemplazados. “¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que son enviados a ella! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste! Por tanto, la casa de ustedes se les deja desierta. Porque les digo que desde ahora en adelante no Me verán más hasta que digan: ‘Bendito el que viene en el nombre del SEÑOR’” (Mat. 23:37-39).

Y esta profecía se cumplió a partir de ese momento. Dios puso en velo de incredulidad en ellos, velo que permanece hasta hoy, por eso le rechazan, pero ese velo les será quitado, conforme a las profecías y se convertirán entonces de todo corazón a Jesús. ¿Cuándo? Esa es la pregunta correcta:

Entonces el Señor se llenará de celo por su tierra, y tendrá piedad de su pueblo. (Joel 2:18)

Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito. (Zac 12:10).

Todo esto acontecerá durante la gran tribulación, el día de angustia para Jacob, sufrirán sí, pero serán liberados Jer 30:7, y serán salvados, no destituidos como creen los que siguen la falsa teoría del remplazo la cual enseña que, luego de la visión de Pedro en Hechos 10 dando origen a la Iglesia gentil, el término “Israel” en el Nuevo Testamento se refiere a la Iglesia. Eso es falso.

El veneno antismeita del calvinismo inyectó la idea de que las promesas, los pactos y las bendiciones atribuidas a los judíos en el Antiguo Testamento les han sido quitadas y dadas a la Iglesia, quien los ha suplantado. Sin embargo, el pueblo judío está todavía sujeto a las maldiciones en la Biblia como consecuencia del histórico rechazo y rebeldía de sus antepasados. Pero debemos confrontar esta Teología del Reemplazo con varias preguntas, de modo que los cristianos puedan comprender claramente la importancia y los peligros de dicha enseñanza.

La historia judía moderna sirve para desacreditar más la Teología del Reemplazo. El restablecimiento de la nación de Israel y el retorno del disperso pueblo judío a su Tierra no tiene precedente histórico. Ningún otro pueblo dispersado por 2,000 años ha podido regresar a su antigua tierra. Si Dios hubiese rechazado al pueblo judío, y si no tuviese interés en darle una nueva existencia como pueblo y nación, ¿cómo podría haberse levantado Israel de las cenizas del Holocausto y establecerse como nación soberana en la misma propiedad que había perdido hace dos mil años? Lo que vemos hoy día es un milagro divino de primera clase—el cumplimiento literal de las profecías bíblicas.

Pero hay muchas otras promesas y pactos que son eternos para Israel, es decir, no han expirado ni caducado, están tan frescas y vigentes como hace miles de años, veamos solo algunas de ellas:

“Porque Yo, el SEÑOR, no cambio; por eso ustedes, oh hijos de Jacob, no han sido consumidos” (Mal. 3:6).

Haré con ellos un pacto eterno, por el que no me apartaré de ellos, para hacerles bien, e infundiré mi temor en sus corazones para que no se aparten de mí. Jeremías 32:40

Ciertamente ha de ser circuncidado el {siervo} nacido en tu casa o el comprado con tu dinero; así estará mi pacto en vuestra carne como pacto perpetuo. Génesis 17:13

Pero Dios dijo: No, sino que Sara, tu mujer, te dará un hijo, y le pondrás el nombre de Isaac; y estableceré mi pacto con él, pacto perpetuo para su descendencia después de él. Génesis 17:19

Todas las ofrendas de lo que es santo, que los hijos de Israel ofrezcan al SEÑOR, las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas contigo, como porción perpetua; es un pacto permanente delante del SEÑOR para ti y para tu descendencia contigo. Números 18:19

En verdad, ¿no es así mi casa para con Dios? Pues Él ha hecho conmigo un pacto eterno, ordenado en todo y seguro. Porque toda mi salvación y todo mi deseo, ¿no los hará ciertamente germinar? 2 Samuel 23:5

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, Salmos 105:8

Para siempre se ha acordado de su pacto, de la palabra que ordenó a mil generaciones, Salmos 105:10

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, 1 Crónicas 16:17

Ha dado alimento a los que le temen; recordará su pacto para siempre. Salmos 111:5

Él ha enviado redención a su pueblo, ha ordenado su pacto para siempre; santo y temible es su nombre. Salmos 111:9

Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno, conforme a las fieles misericordias mostradas a David. Isaías 55:3

Preguntarán por el camino de Sion, hacia donde volverán sus rostros; vendrán para unirse al SEÑOR en un pacto eterno que no será olvidado. Jeremías 50:5

Yo recordaré sin embargo mi pacto contigo en los días de tu juventud, y estableceré para ti un pacto eterno. Ezequiel 16:60

`Y haré con ellos un pacto de paz; será un pacto eterno con ellos. Y los estableceré, los multiplicaré y pondré mi santuario en medio de ellos para siempre. Ezequiel 37:26

Y el Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas mediante la sangre del pacto eterno, Hebreos 13:20

``Los hijos de Israel guardarán, pues, el día de reposo, celebrándolo por todas sus generaciones como pacto perpetuo." Éxodo 31:16

Te desposaré conmigo para siempre; sí, te desposaré conmigo en justicia y en derecho, en misericordia y en compasión; Oseas 2:19

tal como dijo a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre. Lucas 1:55

Porque tú eres pueblo santo para el SEÑOR tu Dios; el SEÑOR tu Dios te ha escogido para ser pueblo suyo de entre todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra. Deuteronomio 7:6

``Vosotros habéis visto lo que he hecho a los egipcios, y cómo os he tomado sobre alas de águilas y os he traído a mí. ``Ahora pues, si en verdad escucháis mi voz y guardáis mi pacto, seréis mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa." Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Éxodo 19:4-6

Porque el SEÑOR ha escogido a Jacob para sí, a Israel para posesión suya. Salmos 135:4

Pero tú, Israel, siervo mío, Jacob, a quien he escogido, descendiente de Abraham, mi amigo; tú, a quien tomé de los confines de la tierra, y desde sus lugares más remotos te llamé, y te dije: ``Mi siervo eres tú; yo te he escogido y no te he rechazado:" Isaías 41:8-9

Vosotros sois mis testigos --declara el SEÑOR-- y mi siervo a quien he escogido, para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que yo soy. Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo habrá. Isaías 43:10

Mas ahora escucha, Jacob, siervo mío, Israel, a quien yo he escogido. Así dice el SEÑOR que te creó, que te formó desde el seno materno, y que te ayudará: ``No temas, Jacob, siervo mío, ni tú, Jesurún, a quien he escogido. Isaías 44:1-2

Por amor a mi siervo Jacob y a Israel mi escogido, te he llamado por tu nombre; te he honrado, aunque no me conocías. Isaías 45:4

Estimados hermanos, no se dejen engañar con la teología del remplazo que enarbolan los antisemitas calvinistas del foro.

Los judíos son todavía judíos, Israel es todavía Israel, y la Iglesia es todavía la Iglesia. El pueblo judío será siempre el Pueblo del Pacto de Dios; y por medio de Israel, todas las naciones han sido bendecidas. ¿Fue reemplazado Israel? “¡De ningún modo!…Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente un remanente conforme a la elección de la gracia de Dios…Así, todo Israel será salvo, tal como está escrito: ‘El Libertador vendrá de Sión; apartará la impiedad de Jacob’…porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables… ¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son Sus juicios e inescrutables Sus caminos! (Rom. 11:1a, 2a, 5, 26, 29, 33).

mayor información favor de consultar aquí
 

Adjuntos

  • chap14.pdf
    2 MB · Visitas: 3
Última edición:

Bart

2
24 Enero 2001
15.126
1.077


NO CONOZCO A NINGÚN CALVINISTA ANTISEMITA, CREEN QUE LA IGLESIA ES LA CONTINUACIÓN DE LA DEL ANTIGUO TESTAMENTO. Y LOS QUE CONOZCO SON PRO-ISRAEL. LO QUE CUENTAS ES COMPLETAMENTE NUEVO PARA MÍ, AUNQUE YA ESTOY ACOSTUMBRADO EN ESTOS FOROS A QUE SE HABLE MAL DE CALVINO Y DE LOS CALVINISTAS. NOSOTROS NO SUPLANTAMOS A ISRAEL SOMOS INJERTADOS EN EL OLIVO QUE ES ISRAEL.

A LOS QUE CREEMOS LAS DOCTRINA DE LA GRACIA QUE ESTÁN EN LA BIBLIA NOS LLAMAN CALVINISTAS PARA DESCALIFICARNOS, LOS QUE HACEN ESO DESCONOCEN LA REFORMA PROTESTANTE.

SALUDOS
 
Última edición:
  • Like
Reacciones: Daniel81

Daniel81

Expulsado
24 Marzo 2020
1.141
206
No soy calvinista pero si no fuera por el calvinismo, el ''sistema'' dispensacionalista no hubiese existido nunca, ni tampoco las sectas made in USA y surgidas de él como los que se tiran al suelo y otros payasos que son la risa del mundo. Son los que tiran por los suelos la imagen de la fe.

Cambiaron la grandeza del martirio de los profetas y Apóstoles por la payasada.

Es de notar que esas payasadas pasan mucho en Latinoamérica todavia inculta donde esas sectas se aprovechan de la ignorancia y los problemas de este continente. En Argentina pasa sobre todo en las villas.

Se forman y desaparecen en unos meses y salen otras sin rumbo ni fe.
 
Última edición:
  • Like
Reacciones: IESOUS y Michel35

OSO

Jesucristo es mi Pastor
29 Octubre 1999
51.606
3.580


NO CONOZCO A NINGÚN CALVINISTA ANTISEMITA, CREEN QUE LA IGLESIA ES LA CONTINUACIÓN DE LA DEL ANTIGUO TESTAMENTO. Y LOS QUE CONOZCO SON PRO-ISRAEL. LO QUE CUENTAS ES COMPLETAMENTE NUEVO PARA MÍ, AUNQUE YA ESTOY ACOSTUMBRADO EN ESTOS FOROS A QUE SE HABLE MAL DE CALVINO Y DE LOS CALVINISTAS. NOSOTROS NO SUPLANTAMOS A ISRAEL SOMOS INJERTADOS EN EL OLIVO QUE ES ISRAEL.



A LOS QUE CREEMOS LAS DOCTRINA DE LA GRACIA QUE ESTÁN EN LA BIBLIA NOS LLAMAN CALVINISTAS PARA DESCALIFICARNOS, LOS QUE HACEN ESO DESCONOCEN LA REFORMA PROTESTANTE.



SALUDOS







Hola Bart,

También entender el antisemitismo calvinista es relativamente nuevo para mi, me sucedió ahora como cuando hace tiempo me percaté que Lutero era antisemita.

Pues bien, todo iba bien con Calvino, hasta que me topé con esta página calvinista que compila puntos de vista de todos lados para decir que "el Israel de Dios" es la Iglesia. En suma, Israel desaparece para dar paso a la Iglesia, son quieras o no baluartes del supersesionismo, lo que se trata en realidad, de un tipo de antisemitismo indirecto, sutil dirían algunos, pero es antisemitismo duro, nos guste aceptarlo o no.

Me refiero con esto a "La Teología del remplazo", ni más ni menos , la misma que enarbolan tantos en este foro.

Personalmente no tengo nada contra Calvino, Lutero ni las Iglesias reformadas, abrazo la reforma protestante y coincido casi plenamente, pero si, hay que contar más lento y tomar en cuenta que nacieron y crecieron en un ambiente antisemita por lo que siendo críticos y honestos, deberíamos de analizar su trasfondo.

Saludos.
 
  • Like
Reacciones: Bart

OSO

Jesucristo es mi Pastor
29 Octubre 1999
51.606
3.580
No soy calvinista pero si no fuera por el calvinismo, el ''sistema'' dispensacionalista no hubiese existido nunca,


¿Puedes explicarte mejor y, si es posible, citar las fuentes?.

Me interesa tu punto

Gracias
 

Bart

2
24 Enero 2001
15.126
1.077

DE ACUERDO, HE DESCUBIERTO QUE LOS REFORMADOS EN INTERPRETACIÓN DE PROFECÍAS ESTÁN MUY EQUIVOCADOS. COMPRÉ UN LIBRO DE ELLOS QUE DECÍA QUE YA ESTÁBAMOS VIVIENDO EN EL MILENIO, OTRAS PROFECÍAS LAS INTERPRETAN COMO LOS PRETERISTAS. HE VISTO EN LAS REDES SOCIALES A ALGUNOS PASTORES MUY ENFADADOS, PORQUE LOS ACONTECIMIENTOS QUE LES TIRA POR TIERRA SUS INTERPRETACIONES. LA SEÑAL PROFÉTICA MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO ES LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL, LAS PROMESAS DE DIOS A ISRAEL SIGUEN VIGENTES, Y VAMOS CAMINITO DE LA IMPLANTACIÓN DE LA MARCA DE LA BESTIA.
SI SABÍA DEL ANTISEMITISMO DE LÚTERO, ES LÓGICO SIENDO UN EXFRAILE CATÓLICO, TAMBIÉN PIENSO QUE EL LIBRO DE APOCALIPSIS LES RESULTASE INCOMPRENSIBLE, PUES MUCHAS PROFECÍAS ESTÁN SELLADAS HASTA LOS TIEMPOS DEL FIN.

SALUDOS
 
Última edición:
  • Like
Reacciones: OSO

MiguelR

Leyenda del foro
23 Junio 2019
2.190
241
“El Israel de Dios” palabras que aparecen una sola vez en las escrituras, pero que en manos de los que enarbolan en el foro la antisemita semilla calvinista pretenden borrar a Israel de los planes de Dios.

Pues bien, a todos ellos les digo que:

“El Israel de Dios” es y será por siempre Israel. "El Israel de Dios" es Israel, no la Iglesia.

Ellos, los calvinistas son acérrimos enemigos del dispensacionalismo, herramienta que pone en evidencia claramente y a la luz de las escrituras, sus malévolas intenciones y lo hacen mediante la Teología del remplazo o de la sustitución, esta filosofía pretende remplazar a Israel por la Iglesia, a como de lugar.

Las palabras
“El Israel de Dios” aparecen una sola vez en la Biblia, en Galatas 6:16, pero han hecho de este solo verso toda una teología: "La teología del remplazo". A partir de este verso de Pablo han hecho toda una orquesta para hacer de lado a Israel,

Acotaré para su mejor comprensión los versículos 16 y 17 de Gálatas en su capítulo 6:

5 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión [Judíos] vale nada, ni la incircuncisión [gentiles], sino una nueva creación.

16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos [las hojas silvestres injertadas en el Olivo Santo], y al Israel de Dios [las hojas naturales, que no han sido desarraigadas].


He puesto en corchetes, énfasis mío para que el lector tenga en cuenta que Pablo está hablando de dos grupos y no los mezcla: “ellos” refiriéndose a aquellos que han nacido de nuevo, por tanto son una nueva creación y de “el Israel de Dios”, separados ambos por una coma y unidos por una “y” copulativa.

Alguien dijo:

"No es posible que Dios deje de amar al pueblo judío. Eso sería inconsistente con Su carácter. Los israelitas son importantes para Dios, “a quienes pertenece la adopción como hijos, y la gloria, los pactos, la promulgación de la ley, el culto y las promesas, de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el Cristo…” (Rom. 9:4-5). El pueblo judío es amado de manera incondicional y eterna, “porque los dones y el llamamiento de Dios” para con los judíos “son irrevocables” (Rom. 11:29)."

Se trata de estatutos, profecías, promesas que son para Israel y que son
para siempre. Son irrevocables, son perpetuas, nadie las puede cambiar solo Dios, no lo hombres, es muy importante tener en cuenta esto.

“El Señor no puso Su amor en ustedes ni los escogió por ser ustedes más numerosos que otro pueblo, pues eran el más pequeño de todos los pueblos; mas porque el Señor los amó y guardó el juramento que hizo a sus padres, el Señor los sacó con mano fuerte y los redimió de casa de servidumbre, de la mano de Faraón, rey de Egipto”, Deuteronomio 7:7-8

Dios recuerda Sus promesas y Sus pactos porque son irrevocables, tanto para el judío como para el gentil. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob nuevamente mostrará Su gracia y misericordia hacia Su amado Israel. “Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y Me mirarán a Mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por El, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por El, como se llora por un primogénito” (Zac. 12:10). Es tiempo de que la Iglesia deje de condenar a Israel, y ore como el profeta del Antiguo Testamento: “Oh SEÑOR…en la ira, acuérdate de tener compasión” (Hab. 3:2).

Es el amor soberano de Dios:

“Tendré misericordia del que tendré misericordia, y tendré compasión de quien tendré compasión” (Ex. 33:19)

“Pues consideren, hermanos, su llamamiento. No hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles. Sino que Dios ha escogido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a lo que es fuerte. También Dios ha escogido lo vil y despreciado del mundo: lo que no es, para anular lo que es, para que nadie se jacte delante de Dios”, 1 Cor 26-28

“Digo entonces: ¿Acaso ha desechado Dios a su pueblo? ¡De ningún modo! Porque yo también soy israelita, descendiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…” Rom 11:1-2

La Teología del Reemplazo, conocida también como Teología de la Suplantación o Supersesionismo, enseña que el pueblo de Israel ha perdido su lugar distintivo como pueblo escogido de Dios, y ha sido suplantado por la Iglesia. De esa manera, la Iglesia es la nueva Israel (Hilsden). Un diccionario de historia eclesiástica aclara que la Teología del Reemplazo es una enseñanza doctrinal que se originó durante la temprana Iglesia (Bercot). Por casi 1,900 años, fue el fértil terreno del cual el antisemitismo cristiano brotó, continuamente infectando a la Iglesia.

Esta falsa teología ha sido perpetuada por:

La ICR, calvinistas, sectas pseudo-ortodoxas cristianas, adventistas, russellitas y demás yerbas. Así, los calvinistas son ascérrimos enemigos del dispensacionalismo, por lo que es fundamental para ellos, quitar a Israel del mapa. Su antisemitismo les viene de vena.

Todos ellos tienen la premisa de que, debido al rechazo judío de Jesús como su esperado Mesías y Salvador, Dios ha rechazado a los judíos. Por esa razón, por supuesta evidencia escrituraria y una posición diferida del pacto, la Iglesia es la continuación histórica del pueblo judío y su Tierra, hasta la exclusión total de Israel. El pueblo judío ya no es el pueblo escogido. Ya no tiene exclusividad, y es como cualquiera otra nación o pueblo en cuanto a los propósitos de Dios. Aparte del requerido arrepentimiento, nuevo nacimiento e incorporación a la Iglesia, el pueblo judío no tiene futuro, esperanza, ni llamado en el plan de Dios. (Brown, Harold O. J. Heresies—Heresy and Orthodoxy in the History of the Church. Peabody, MA: Hendrickson Publishers, 1984.)

Pero el amor de Dios es incondicional y soberano:

Jesús se lamentó sobre Jerusalén, reconociendo que la misericordia y el perdón de Dios hacia el pueblo judío son mayores que su rebelión y pecado, y nunca serían reemplazados. “¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que son enviados a ella! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste! Por tanto, la casa de ustedes se les deja desierta. Porque les digo que desde ahora en adelante no Me verán más hasta que digan: ‘Bendito el que viene en el nombre del SEÑOR’” (Mat. 23:37-39).

Y esta profecía se cumplió a partir de ese momento. Dios puso en velo de incredulidad en ellos, velo que permanece hasta hoy, por eso le rechazan, pero ese velo les será quitado, conforme a las profecías y se convertirán entonces de todo corazón a Jesús. ¿Cuándo? Esa es la pregunta correcta:

Entonces el Señor se llenará de celo por su tierra, y tendrá piedad de su pueblo. (Joel 2:18)

Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito. (Zac 12:10).

Todo esto acontecerá durante la gran tribulación, el día de angustia para Jacob, sufrirán sí, pero serán liberados Jer 30:7, y serán salvados, no destituidos como creen los que siguen la falsa teoría del remplazo la cual enseña que, luego de la visión de Pedro en Hechos 10 dando origen a la Iglesia gentil, el término “Israel” en el Nuevo Testamento se refiere a la Iglesia. Eso es falso.

El veneno antismeita del calvinismo inyectó la idea de que las promesas, los pactos y las bendiciones atribuidas a los judíos en el Antiguo Testamento les han sido quitadas y dadas a la Iglesia, quien los ha suplantado. Sin embargo, el pueblo judío está todavía sujeto a las maldiciones en la Biblia como consecuencia del histórico rechazo y rebeldía de sus antepasados. Pero debemos confrontar esta Teología del Reemplazo con varias preguntas, de modo que los cristianos puedan comprender claramente la importancia y los peligros de dicha enseñanza.

La historia judía moderna sirve para desacreditar más la Teología del Reemplazo. El restablecimiento de la nación de Israel y el retorno del disperso pueblo judío a su Tierra no tiene precedente histórico. Ningún otro pueblo dispersado por 2,000 años ha podido regresar a su antigua tierra. Si Dios hubiese rechazado al pueblo judío, y si no tuviese interés en darle una nueva existencia como pueblo y nación, ¿cómo podría haberse levantado Israel de las cenizas del Holocausto y establecerse como nación soberana en la misma propiedad que había perdido hace dos mil años? Lo que vemos hoy día es un milagro divino de primera clase—el cumplimiento literal de las profecías bíblicas.

Pero hay muchas otras promesas y pactos que son eternos para Israel, es decir, no han expirado ni caducado, están tan frescas y vigentes como hace miles de años, veamos solo algunas de ellas:

“Porque Yo, el SEÑOR, no cambio; por eso ustedes, oh hijos de Jacob, no han sido consumidos” (Mal. 3:6).

Haré con ellos un pacto eterno, por el que no me apartaré de ellos, para hacerles bien, e infundiré mi temor en sus corazones para que no se aparten de mí. Jeremías 32:40

Ciertamente ha de ser circuncidado el {siervo} nacido en tu casa o el comprado con tu dinero; así estará mi pacto en vuestra carne como pacto perpetuo. Génesis 17:13

Pero Dios dijo: No, sino que Sara, tu mujer, te dará un hijo, y le pondrás el nombre de Isaac; y estableceré mi pacto con él, pacto perpetuo para su descendencia después de él. Génesis 17:19

Todas las ofrendas de lo que es santo, que los hijos de Israel ofrezcan al SEÑOR, las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas contigo, como porción perpetua; es un pacto permanente delante del SEÑOR para ti y para tu descendencia contigo. Números 18:19

En verdad, ¿no es así mi casa para con Dios? Pues Él ha hecho conmigo un pacto eterno, ordenado en todo y seguro. Porque toda mi salvación y todo mi deseo, ¿no los hará ciertamente germinar? 2 Samuel 23:5

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, Salmos 105:8

Para siempre se ha acordado de su pacto, de la palabra que ordenó a mil generaciones, Salmos 105:10

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, 1 Crónicas 16:17

Ha dado alimento a los que le temen; recordará su pacto para siempre. Salmos 111:5

Él ha enviado redención a su pueblo, ha ordenado su pacto para siempre; santo y temible es su nombre. Salmos 111:9

Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno, conforme a las fieles misericordias mostradas a David. Isaías 55:3

Preguntarán por el camino de Sion, hacia donde volverán sus rostros; vendrán para unirse al SEÑOR en un pacto eterno que no será olvidado. Jeremías 50:5

Yo recordaré sin embargo mi pacto contigo en los días de tu juventud, y estableceré para ti un pacto eterno. Ezequiel 16:60

`Y haré con ellos un pacto de paz; será un pacto eterno con ellos. Y los estableceré, los multiplicaré y pondré mi santuario en medio de ellos para siempre. Ezequiel 37:26

Y el Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas mediante la sangre del pacto eterno, Hebreos 13:20

``Los hijos de Israel guardarán, pues, el día de reposo, celebrándolo por todas sus generaciones como pacto perpetuo." Éxodo 31:16

Te desposaré conmigo para siempre; sí, te desposaré conmigo en justicia y en derecho, en misericordia y en compasión; Oseas 2:19

tal como dijo a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre. Lucas 1:55

Porque tú eres pueblo santo para el SEÑOR tu Dios; el SEÑOR tu Dios te ha escogido para ser pueblo suyo de entre todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra. Deuteronomio 7:6

``Vosotros habéis visto lo que he hecho a los egipcios, y cómo os he tomado sobre alas de águilas y os he traído a mí. ``Ahora pues, si en verdad escucháis mi voz y guardáis mi pacto, seréis mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa." Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Éxodo 19:4-6

Porque el SEÑOR ha escogido a Jacob para sí, a Israel para posesión suya. Salmos 135:4

Pero tú, Israel, siervo mío, Jacob, a quien he escogido, descendiente de Abraham, mi amigo; tú, a quien tomé de los confines de la tierra, y desde sus lugares más remotos te llamé, y te dije: ``Mi siervo eres tú; yo te he escogido y no te he rechazado:" Isaías 41:8-9

Vosotros sois mis testigos --declara el SEÑOR-- y mi siervo a quien he escogido, para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que yo soy. Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo habrá. Isaías 43:10

Mas ahora escucha, Jacob, siervo mío, Israel, a quien yo he escogido. Así dice el SEÑOR que te creó, que te formó desde el seno materno, y que te ayudará: ``No temas, Jacob, siervo mío, ni tú, Jesurún, a quien he escogido. Isaías 44:1-2

Por amor a mi siervo Jacob y a Israel mi escogido, te he llamado por tu nombre; te he honrado, aunque no me conocías. Isaías 45:4

Estimados hermanos, no se dejen engañar con la teología del remplazo que enarbolan los antisemitas calvinistas del foro.

Los judíos son todavía judíos, Israel es todavía Israel, y la Iglesia es todavía la Iglesia. El pueblo judío será siempre el Pueblo del Pacto de Dios; y por medio de Israel, todas las naciones han sido bendecidas. ¿Fue reemplazado Israel? “¡De ningún modo!…Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente un remanente conforme a la elección de la gracia de Dios…Así, todo Israel será salvo, tal como está escrito: ‘El Libertador vendrá de Sión; apartará la impiedad de Jacob’…porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables… ¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son Sus juicios e inescrutables Sus caminos! (Rom. 11:1a, 2a, 5, 26, 29, 33).

mayor información favor de consultar aquí
Estimado forista Oso, tus palabras han sido como oler un buen perfume!

Créeme que es un propósito divino el hecho de que para estos tiempos finales Dios nos está sacando del oscurantismo antisemita originada en los primeros siglos d.c. en donde el verdadero mensaje del evangelio fue adulterado en gran manera, eliminando toda cultura hebrea del NT por un nuevo pseudo evangelio occidentalizado.

Aunque a la mayoría no les gusta escucharlo, cuando las profecías hablan de la Gran Ramera es una alegoría a la ICAR por haber prostituido el evangelio con la "teología de la suplantación", esta satánica teología fue el comienzo de la depravación doctrinal que luego asumió el protestantismo en todas sus ramas, siendo Martín Lutero un acérrimo perseguidor y torturador de judíos, es desgarrador leer lo que Lutero hacía con los judíos creyendo que éstos habían sido desechados por el Eterno.

Puedes entonces imaginarte lo que también hicieron estos fieles antisemitas católico-protestantes con las traducciones, eliminando toda predicación en donde la cultura hebrea no tuviera ninguna relevancia, y por eso hoy en día muchos predicadores carecen de un estudio teológico basado en la verdad, sino en un errada teología antisemita.

Es por estas razones que dedico mi vida al estudio estricto y minucioso de las Santas Escrituras desde los manuscritos griegos, incluso hay que estudiar todo el contexto cultural hebreo para que la luz brille con más claridad cuando leemos el NT

Debes saber que nuestro Señor Jesucristo es el protagonista principal de toda la biblia desde el Génesis hasta el apocalipsis, y créeme que todas las promesas, las festividades y todo lo que el Eterno hizo con el pueblo terrenal de Israel, tienen una tremenda revelación para la Iglesia del Mesías....no para que pongamos en práctica su cultura (porque es judaizarnos) sino comprender que lo que antes fue sombra o símbolo, ahora es hecho real en lo espiritual.

Tendría mucho más por decir pero lo dejaré aquí por ahora,

Un cordial saludo y bendiciones del Eterno.
 
  • Like
Reacciones: OSO

YEHOSHUA

SIERVO DE JESÚS (PRE TRINITARIO )
18 Febrero 2017
10.530
1.002
www.youtube.com
El problema es el sacerdocio de justificacion por medio de la sangre

En el judaismo solo es valido el sacerdocio de Aaron ... en la Iglesia solo es valido el sacerdocio de Melquisedec

Cada vez que alguno quiere reinstaurar el sacerdocio de Aaron ya caducado esta bajo el poder del anticristo sea judio o gentil

Efectivamernte el sacerdocio ya fue reemplazado y tambien el sacrificio de animales y la sangre de estos animales

Los que no aceptan el reemplazo del sacerdocio son solo ignorantes

SIn embargo todo Israel electo sera salvo no por obras de la Ley sino por eleccion y soberania divina y eso por causa de las promesas a Abraham
 

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
63.715
1.625
63
“El Israel de Dios” palabras que aparecen una sola vez en las escrituras, pero que en manos de los que enarbolan en el foro la antisemita semilla calvinista pretenden borrar a Israel de los planes de Dios.

Pues bien, a todos ellos les digo que:

“El Israel de Dios” es y será por siempre Israel. "El Israel de Dios" es Israel, no la Iglesia.

Ellos, los calvinistas son acérrimos enemigos del dispensacionalismo, herramienta que pone en evidencia claramente y a la luz de las escrituras, sus malévolas intenciones y lo hacen mediante la Teología del remplazo o de la sustitución, esta filosofía pretende remplazar a Israel por la Iglesia, a como de lugar.

Las palabras
“El Israel de Dios” aparecen una sola vez en la Biblia, en Galatas 6:16, pero han hecho de este solo verso toda una teología: "La teología del remplazo". A partir de este verso de Pablo han hecho toda una orquesta para hacer de lado a Israel,

Acotaré para su mejor comprensión los versículos 16 y 17 de Gálatas en su capítulo 6:

5 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión [Judíos] vale nada, ni la incircuncisión [gentiles], sino una nueva creación.

16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos [las hojas silvestres injertadas en el Olivo Santo], y al Israel de Dios [las hojas naturales, que no han sido desarraigadas].


He puesto en corchetes, énfasis mío para que el lector tenga en cuenta que Pablo está hablando de dos grupos y no los mezcla: “ellos” refiriéndose a aquellos que han nacido de nuevo, por tanto son una nueva creación y de “el Israel de Dios”, separados ambos por una coma y unidos por una “y” copulativa.

Alguien dijo:

"No es posible que Dios deje de amar al pueblo judío. Eso sería inconsistente con Su carácter. Los israelitas son importantes para Dios, “a quienes pertenece la adopción como hijos, y la gloria, los pactos, la promulgación de la ley, el culto y las promesas, de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el Cristo…” (Rom. 9:4-5). El pueblo judío es amado de manera incondicional y eterna, “porque los dones y el llamamiento de Dios” para con los judíos “son irrevocables” (Rom. 11:29)."

Se trata de estatutos, profecías, promesas que son para Israel y que son
para siempre. Son irrevocables, son perpetuas, nadie las puede cambiar solo Dios, no lo hombres, es muy importante tener en cuenta esto.

“El Señor no puso Su amor en ustedes ni los escogió por ser ustedes más numerosos que otro pueblo, pues eran el más pequeño de todos los pueblos; mas porque el Señor los amó y guardó el juramento que hizo a sus padres, el Señor los sacó con mano fuerte y los redimió de casa de servidumbre, de la mano de Faraón, rey de Egipto”, Deuteronomio 7:7-8

Dios recuerda Sus promesas y Sus pactos porque son irrevocables, tanto para el judío como para el gentil. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob nuevamente mostrará Su gracia y misericordia hacia Su amado Israel. “Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y Me mirarán a Mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por El, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por El, como se llora por un primogénito” (Zac. 12:10). Es tiempo de que la Iglesia deje de condenar a Israel, y ore como el profeta del Antiguo Testamento: “Oh SEÑOR…en la ira, acuérdate de tener compasión” (Hab. 3:2).

Es el amor soberano de Dios:

“Tendré misericordia del que tendré misericordia, y tendré compasión de quien tendré compasión” (Ex. 33:19)

“Pues consideren, hermanos, su llamamiento. No hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles. Sino que Dios ha escogido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a lo que es fuerte. También Dios ha escogido lo vil y despreciado del mundo: lo que no es, para anular lo que es, para que nadie se jacte delante de Dios”, 1 Cor 26-28

“Digo entonces: ¿Acaso ha desechado Dios a su pueblo? ¡De ningún modo! Porque yo también soy israelita, descendiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…” Rom 11:1-2

La Teología del Reemplazo, conocida también como Teología de la Suplantación o Supersesionismo, enseña que el pueblo de Israel ha perdido su lugar distintivo como pueblo escogido de Dios, y ha sido suplantado por la Iglesia. De esa manera, la Iglesia es la nueva Israel (Hilsden). Un diccionario de historia eclesiástica aclara que la Teología del Reemplazo es una enseñanza doctrinal que se originó durante la temprana Iglesia (Bercot). Por casi 1,900 años, fue el fértil terreno del cual el antisemitismo cristiano brotó, continuamente infectando a la Iglesia.

Esta falsa teología ha sido perpetuada por:

La ICR, calvinistas, sectas pseudo-ortodoxas cristianas, adventistas, russellitas y demás yerbas. Así, los calvinistas son ascérrimos enemigos del dispensacionalismo, por lo que es fundamental para ellos, quitar a Israel del mapa. Su antisemitismo les viene de vena.

Todos ellos tienen la premisa de que, debido al rechazo judío de Jesús como su esperado Mesías y Salvador, Dios ha rechazado a los judíos. Por esa razón, por supuesta evidencia escrituraria y una posición diferida del pacto, la Iglesia es la continuación histórica del pueblo judío y su Tierra, hasta la exclusión total de Israel. El pueblo judío ya no es el pueblo escogido. Ya no tiene exclusividad, y es como cualquiera otra nación o pueblo en cuanto a los propósitos de Dios. Aparte del requerido arrepentimiento, nuevo nacimiento e incorporación a la Iglesia, el pueblo judío no tiene futuro, esperanza, ni llamado en el plan de Dios. (Brown, Harold O. J. Heresies—Heresy and Orthodoxy in the History of the Church. Peabody, MA: Hendrickson Publishers, 1984.)

Pero el amor de Dios es incondicional y soberano:

Jesús se lamentó sobre Jerusalén, reconociendo que la misericordia y el perdón de Dios hacia el pueblo judío son mayores que su rebelión y pecado, y nunca serían reemplazados. “¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que son enviados a ella! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste! Por tanto, la casa de ustedes se les deja desierta. Porque les digo que desde ahora en adelante no Me verán más hasta que digan: ‘Bendito el que viene en el nombre del SEÑOR’” (Mat. 23:37-39).

Y esta profecía se cumplió a partir de ese momento. Dios puso en velo de incredulidad en ellos, velo que permanece hasta hoy, por eso le rechazan, pero ese velo les será quitado, conforme a las profecías y se convertirán entonces de todo corazón a Jesús. ¿Cuándo? Esa es la pregunta correcta:

Entonces el Señor se llenará de celo por su tierra, y tendrá piedad de su pueblo. (Joel 2:18)

Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito. (Zac 12:10).

Todo esto acontecerá durante la gran tribulación, el día de angustia para Jacob, sufrirán sí, pero serán liberados Jer 30:7, y serán salvados, no destituidos como creen los que siguen la falsa teoría del remplazo la cual enseña que, luego de la visión de Pedro en Hechos 10 dando origen a la Iglesia gentil, el término “Israel” en el Nuevo Testamento se refiere a la Iglesia. Eso es falso.

El veneno antismeita del calvinismo inyectó la idea de que las promesas, los pactos y las bendiciones atribuidas a los judíos en el Antiguo Testamento les han sido quitadas y dadas a la Iglesia, quien los ha suplantado. Sin embargo, el pueblo judío está todavía sujeto a las maldiciones en la Biblia como consecuencia del histórico rechazo y rebeldía de sus antepasados. Pero debemos confrontar esta Teología del Reemplazo con varias preguntas, de modo que los cristianos puedan comprender claramente la importancia y los peligros de dicha enseñanza.

La historia judía moderna sirve para desacreditar más la Teología del Reemplazo. El restablecimiento de la nación de Israel y el retorno del disperso pueblo judío a su Tierra no tiene precedente histórico. Ningún otro pueblo dispersado por 2,000 años ha podido regresar a su antigua tierra. Si Dios hubiese rechazado al pueblo judío, y si no tuviese interés en darle una nueva existencia como pueblo y nación, ¿cómo podría haberse levantado Israel de las cenizas del Holocausto y establecerse como nación soberana en la misma propiedad que había perdido hace dos mil años? Lo que vemos hoy día es un milagro divino de primera clase—el cumplimiento literal de las profecías bíblicas.

Pero hay muchas otras promesas y pactos que son eternos para Israel, es decir, no han expirado ni caducado, están tan frescas y vigentes como hace miles de años, veamos solo algunas de ellas:

“Porque Yo, el SEÑOR, no cambio; por eso ustedes, oh hijos de Jacob, no han sido consumidos” (Mal. 3:6).

Haré con ellos un pacto eterno, por el que no me apartaré de ellos, para hacerles bien, e infundiré mi temor en sus corazones para que no se aparten de mí. Jeremías 32:40

Ciertamente ha de ser circuncidado el {siervo} nacido en tu casa o el comprado con tu dinero; así estará mi pacto en vuestra carne como pacto perpetuo. Génesis 17:13

Pero Dios dijo: No, sino que Sara, tu mujer, te dará un hijo, y le pondrás el nombre de Isaac; y estableceré mi pacto con él, pacto perpetuo para su descendencia después de él. Génesis 17:19

Todas las ofrendas de lo que es santo, que los hijos de Israel ofrezcan al SEÑOR, las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas contigo, como porción perpetua; es un pacto permanente delante del SEÑOR para ti y para tu descendencia contigo. Números 18:19

En verdad, ¿no es así mi casa para con Dios? Pues Él ha hecho conmigo un pacto eterno, ordenado en todo y seguro. Porque toda mi salvación y todo mi deseo, ¿no los hará ciertamente germinar? 2 Samuel 23:5

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, Salmos 105:8

Para siempre se ha acordado de su pacto, de la palabra que ordenó a mil generaciones, Salmos 105:10

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, 1 Crónicas 16:17

Ha dado alimento a los que le temen; recordará su pacto para siempre. Salmos 111:5

Él ha enviado redención a su pueblo, ha ordenado su pacto para siempre; santo y temible es su nombre. Salmos 111:9

Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno, conforme a las fieles misericordias mostradas a David. Isaías 55:3

Preguntarán por el camino de Sion, hacia donde volverán sus rostros; vendrán para unirse al SEÑOR en un pacto eterno que no será olvidado. Jeremías 50:5

Yo recordaré sin embargo mi pacto contigo en los días de tu juventud, y estableceré para ti un pacto eterno. Ezequiel 16:60

`Y haré con ellos un pacto de paz; será un pacto eterno con ellos. Y los estableceré, los multiplicaré y pondré mi santuario en medio de ellos para siempre. Ezequiel 37:26

Y el Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas mediante la sangre del pacto eterno, Hebreos 13:20

``Los hijos de Israel guardarán, pues, el día de reposo, celebrándolo por todas sus generaciones como pacto perpetuo." Éxodo 31:16

Te desposaré conmigo para siempre; sí, te desposaré conmigo en justicia y en derecho, en misericordia y en compasión; Oseas 2:19

tal como dijo a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre. Lucas 1:55

Porque tú eres pueblo santo para el SEÑOR tu Dios; el SEÑOR tu Dios te ha escogido para ser pueblo suyo de entre todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra. Deuteronomio 7:6

``Vosotros habéis visto lo que he hecho a los egipcios, y cómo os he tomado sobre alas de águilas y os he traído a mí. ``Ahora pues, si en verdad escucháis mi voz y guardáis mi pacto, seréis mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa." Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Éxodo 19:4-6

Porque el SEÑOR ha escogido a Jacob para sí, a Israel para posesión suya. Salmos 135:4

Pero tú, Israel, siervo mío, Jacob, a quien he escogido, descendiente de Abraham, mi amigo; tú, a quien tomé de los confines de la tierra, y desde sus lugares más remotos te llamé, y te dije: ``Mi siervo eres tú; yo te he escogido y no te he rechazado:" Isaías 41:8-9

Vosotros sois mis testigos --declara el SEÑOR-- y mi siervo a quien he escogido, para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que yo soy. Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo habrá. Isaías 43:10

Mas ahora escucha, Jacob, siervo mío, Israel, a quien yo he escogido. Así dice el SEÑOR que te creó, que te formó desde el seno materno, y que te ayudará: ``No temas, Jacob, siervo mío, ni tú, Jesurún, a quien he escogido. Isaías 44:1-2

Por amor a mi siervo Jacob y a Israel mi escogido, te he llamado por tu nombre; te he honrado, aunque no me conocías. Isaías 45:4

Estimados hermanos, no se dejen engañar con la teología del remplazo que enarbolan los antisemitas calvinistas del foro.

Los judíos son todavía judíos, Israel es todavía Israel, y la Iglesia es todavía la Iglesia. El pueblo judío será siempre el Pueblo del Pacto de Dios; y por medio de Israel, todas las naciones han sido bendecidas. ¿Fue reemplazado Israel? “¡De ningún modo!…Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente un remanente conforme a la elección de la gracia de Dios…Así, todo Israel será salvo, tal como está escrito: ‘El Libertador vendrá de Sión; apartará la impiedad de Jacob’…porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables… ¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son Sus juicios e inescrutables Sus caminos! (Rom. 11:1a, 2a, 5, 26, 29, 33).

mayor información favor de consultar aquí
Hola Oso.
Que tremenda mezcla hermano. Personalmente creo que todos saben que estoy en contra del calvinismo pero para mi no se puede ser tan esquemático y decir: El Calvinista es también esto y aquello o que solo hay dos veredas o pensamientos.
De todas maneras voy a leer con cuidado y atención cada una de tus palabras y te voy a dar mi opinión que no quiere decir que sea lo correcto y lo tuyo lo falso. Yo por lo menos sigo aprendiendo y no lo se todo ni mucho menos.
Te mando un fuerte abrazo.
 
  • Love
Reacciones: joseguitah ozeguita

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
63.715
1.625
63
“El Israel de Dios” palabras que aparecen una sola vez en las escrituras, pero que en manos de los que enarbolan en el foro la antisemita semilla calvinista pretenden borrar a Israel de los planes de Dios.

Pues bien, a todos ellos les digo que:

“El Israel de Dios” es y será por siempre Israel. "El Israel de Dios" es Israel, no la Iglesia.

Ellos, los calvinistas son acérrimos enemigos del dispensacionalismo, herramienta que pone en evidencia claramente y a la luz de las escrituras, sus malévolas intenciones y lo hacen mediante la Teología del remplazo o de la sustitución, esta filosofía pretende remplazar a Israel por la Iglesia, a como de lugar.

Las palabras
“El Israel de Dios” aparecen una sola vez en la Biblia, en Galatas 6:16, pero han hecho de este solo verso toda una teología: "La teología del remplazo". A partir de este verso de Pablo han hecho toda una orquesta para hacer de lado a Israel,

Acotaré para su mejor comprensión los versículos 16 y 17 de Gálatas en su capítulo 6:

5 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión [Judíos] vale nada, ni la incircuncisión [gentiles], sino una nueva creación.

16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos [las hojas silvestres injertadas en el Olivo Santo], y al Israel de Dios [las hojas naturales, que no han sido desarraigadas].


He puesto en corchetes, énfasis mío para que el lector tenga en cuenta que Pablo está hablando de dos grupos y no los mezcla: “ellos” refiriéndose a aquellos que han nacido de nuevo, por tanto son una nueva creación y de “el Israel de Dios”, separados ambos por una coma y unidos por una “y” copulativa.

Alguien dijo:

"No es posible que Dios deje de amar al pueblo judío. Eso sería inconsistente con Su carácter. Los israelitas son importantes para Dios, “a quienes pertenece la adopción como hijos, y la gloria, los pactos, la promulgación de la ley, el culto y las promesas, de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el Cristo…” (Rom. 9:4-5). El pueblo judío es amado de manera incondicional y eterna, “porque los dones y el llamamiento de Dios” para con los judíos “son irrevocables” (Rom. 11:29)."

Se trata de estatutos, profecías, promesas que son para Israel y que son
para siempre. Son irrevocables, son perpetuas, nadie las puede cambiar solo Dios, no lo hombres, es muy importante tener en cuenta esto.

“El Señor no puso Su amor en ustedes ni los escogió por ser ustedes más numerosos que otro pueblo, pues eran el más pequeño de todos los pueblos; mas porque el Señor los amó y guardó el juramento que hizo a sus padres, el Señor los sacó con mano fuerte y los redimió de casa de servidumbre, de la mano de Faraón, rey de Egipto”, Deuteronomio 7:7-8

Dios recuerda Sus promesas y Sus pactos porque son irrevocables, tanto para el judío como para el gentil. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob nuevamente mostrará Su gracia y misericordia hacia Su amado Israel. “Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y Me mirarán a Mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por El, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por El, como se llora por un primogénito” (Zac. 12:10). Es tiempo de que la Iglesia deje de condenar a Israel, y ore como el profeta del Antiguo Testamento: “Oh SEÑOR…en la ira, acuérdate de tener compasión” (Hab. 3:2).

Es el amor soberano de Dios:

“Tendré misericordia del que tendré misericordia, y tendré compasión de quien tendré compasión” (Ex. 33:19)

“Pues consideren, hermanos, su llamamiento. No hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles. Sino que Dios ha escogido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a lo que es fuerte. También Dios ha escogido lo vil y despreciado del mundo: lo que no es, para anular lo que es, para que nadie se jacte delante de Dios”, 1 Cor 26-28

“Digo entonces: ¿Acaso ha desechado Dios a su pueblo? ¡De ningún modo! Porque yo también soy israelita, descendiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…” Rom 11:1-2

La Teología del Reemplazo, conocida también como Teología de la Suplantación o Supersesionismo, enseña que el pueblo de Israel ha perdido su lugar distintivo como pueblo escogido de Dios, y ha sido suplantado por la Iglesia. De esa manera, la Iglesia es la nueva Israel (Hilsden). Un diccionario de historia eclesiástica aclara que la Teología del Reemplazo es una enseñanza doctrinal que se originó durante la temprana Iglesia (Bercot). Por casi 1,900 años, fue el fértil terreno del cual el antisemitismo cristiano brotó, continuamente infectando a la Iglesia.

Esta falsa teología ha sido perpetuada por:

La ICR, calvinistas, sectas pseudo-ortodoxas cristianas, adventistas, russellitas y demás yerbas. Así, los calvinistas son ascérrimos enemigos del dispensacionalismo, por lo que es fundamental para ellos, quitar a Israel del mapa. Su antisemitismo les viene de vena.

Todos ellos tienen la premisa de que, debido al rechazo judío de Jesús como su esperado Mesías y Salvador, Dios ha rechazado a los judíos. Por esa razón, por supuesta evidencia escrituraria y una posición diferida del pacto, la Iglesia es la continuación histórica del pueblo judío y su Tierra, hasta la exclusión total de Israel. El pueblo judío ya no es el pueblo escogido. Ya no tiene exclusividad, y es como cualquiera otra nación o pueblo en cuanto a los propósitos de Dios. Aparte del requerido arrepentimiento, nuevo nacimiento e incorporación a la Iglesia, el pueblo judío no tiene futuro, esperanza, ni llamado en el plan de Dios. (Brown, Harold O. J. Heresies—Heresy and Orthodoxy in the History of the Church. Peabody, MA: Hendrickson Publishers, 1984.)

Pero el amor de Dios es incondicional y soberano:

Jesús se lamentó sobre Jerusalén, reconociendo que la misericordia y el perdón de Dios hacia el pueblo judío son mayores que su rebelión y pecado, y nunca serían reemplazados. “¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que son enviados a ella! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste! Por tanto, la casa de ustedes se les deja desierta. Porque les digo que desde ahora en adelante no Me verán más hasta que digan: ‘Bendito el que viene en el nombre del SEÑOR’” (Mat. 23:37-39).

Y esta profecía se cumplió a partir de ese momento. Dios puso en velo de incredulidad en ellos, velo que permanece hasta hoy, por eso le rechazan, pero ese velo les será quitado, conforme a las profecías y se convertirán entonces de todo corazón a Jesús. ¿Cuándo? Esa es la pregunta correcta:

Entonces el Señor se llenará de celo por su tierra, y tendrá piedad de su pueblo. (Joel 2:18)

Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito. (Zac 12:10).

Todo esto acontecerá durante la gran tribulación, el día de angustia para Jacob, sufrirán sí, pero serán liberados Jer 30:7, y serán salvados, no destituidos como creen los que siguen la falsa teoría del remplazo la cual enseña que, luego de la visión de Pedro en Hechos 10 dando origen a la Iglesia gentil, el término “Israel” en el Nuevo Testamento se refiere a la Iglesia. Eso es falso.

El veneno antismeita del calvinismo inyectó la idea de que las promesas, los pactos y las bendiciones atribuidas a los judíos en el Antiguo Testamento les han sido quitadas y dadas a la Iglesia, quien los ha suplantado. Sin embargo, el pueblo judío está todavía sujeto a las maldiciones en la Biblia como consecuencia del histórico rechazo y rebeldía de sus antepasados. Pero debemos confrontar esta Teología del Reemplazo con varias preguntas, de modo que los cristianos puedan comprender claramente la importancia y los peligros de dicha enseñanza.

La historia judía moderna sirve para desacreditar más la Teología del Reemplazo. El restablecimiento de la nación de Israel y el retorno del disperso pueblo judío a su Tierra no tiene precedente histórico. Ningún otro pueblo dispersado por 2,000 años ha podido regresar a su antigua tierra. Si Dios hubiese rechazado al pueblo judío, y si no tuviese interés en darle una nueva existencia como pueblo y nación, ¿cómo podría haberse levantado Israel de las cenizas del Holocausto y establecerse como nación soberana en la misma propiedad que había perdido hace dos mil años? Lo que vemos hoy día es un milagro divino de primera clase—el cumplimiento literal de las profecías bíblicas.

Pero hay muchas otras promesas y pactos que son eternos para Israel, es decir, no han expirado ni caducado, están tan frescas y vigentes como hace miles de años, veamos solo algunas de ellas:

“Porque Yo, el SEÑOR, no cambio; por eso ustedes, oh hijos de Jacob, no han sido consumidos” (Mal. 3:6).

Haré con ellos un pacto eterno, por el que no me apartaré de ellos, para hacerles bien, e infundiré mi temor en sus corazones para que no se aparten de mí. Jeremías 32:40

Ciertamente ha de ser circuncidado el {siervo} nacido en tu casa o el comprado con tu dinero; así estará mi pacto en vuestra carne como pacto perpetuo. Génesis 17:13

Pero Dios dijo: No, sino que Sara, tu mujer, te dará un hijo, y le pondrás el nombre de Isaac; y estableceré mi pacto con él, pacto perpetuo para su descendencia después de él. Génesis 17:19

Todas las ofrendas de lo que es santo, que los hijos de Israel ofrezcan al SEÑOR, las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas contigo, como porción perpetua; es un pacto permanente delante del SEÑOR para ti y para tu descendencia contigo. Números 18:19

En verdad, ¿no es así mi casa para con Dios? Pues Él ha hecho conmigo un pacto eterno, ordenado en todo y seguro. Porque toda mi salvación y todo mi deseo, ¿no los hará ciertamente germinar? 2 Samuel 23:5

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, Salmos 105:8

Para siempre se ha acordado de su pacto, de la palabra que ordenó a mil generaciones, Salmos 105:10

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, 1 Crónicas 16:17

Ha dado alimento a los que le temen; recordará su pacto para siempre. Salmos 111:5

Él ha enviado redención a su pueblo, ha ordenado su pacto para siempre; santo y temible es su nombre. Salmos 111:9

Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno, conforme a las fieles misericordias mostradas a David. Isaías 55:3

Preguntarán por el camino de Sion, hacia donde volverán sus rostros; vendrán para unirse al SEÑOR en un pacto eterno que no será olvidado. Jeremías 50:5

Yo recordaré sin embargo mi pacto contigo en los días de tu juventud, y estableceré para ti un pacto eterno. Ezequiel 16:60

`Y haré con ellos un pacto de paz; será un pacto eterno con ellos. Y los estableceré, los multiplicaré y pondré mi santuario en medio de ellos para siempre. Ezequiel 37:26

Y el Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas mediante la sangre del pacto eterno, Hebreos 13:20

``Los hijos de Israel guardarán, pues, el día de reposo, celebrándolo por todas sus generaciones como pacto perpetuo." Éxodo 31:16

Te desposaré conmigo para siempre; sí, te desposaré conmigo en justicia y en derecho, en misericordia y en compasión; Oseas 2:19

tal como dijo a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre. Lucas 1:55

Porque tú eres pueblo santo para el SEÑOR tu Dios; el SEÑOR tu Dios te ha escogido para ser pueblo suyo de entre todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra. Deuteronomio 7:6

``Vosotros habéis visto lo que he hecho a los egipcios, y cómo os he tomado sobre alas de águilas y os he traído a mí. ``Ahora pues, si en verdad escucháis mi voz y guardáis mi pacto, seréis mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa." Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Éxodo 19:4-6

Porque el SEÑOR ha escogido a Jacob para sí, a Israel para posesión suya. Salmos 135:4

Pero tú, Israel, siervo mío, Jacob, a quien he escogido, descendiente de Abraham, mi amigo; tú, a quien tomé de los confines de la tierra, y desde sus lugares más remotos te llamé, y te dije: ``Mi siervo eres tú; yo te he escogido y no te he rechazado:" Isaías 41:8-9

Vosotros sois mis testigos --declara el SEÑOR-- y mi siervo a quien he escogido, para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que yo soy. Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo habrá. Isaías 43:10

Mas ahora escucha, Jacob, siervo mío, Israel, a quien yo he escogido. Así dice el SEÑOR que te creó, que te formó desde el seno materno, y que te ayudará: ``No temas, Jacob, siervo mío, ni tú, Jesurún, a quien he escogido. Isaías 44:1-2

Por amor a mi siervo Jacob y a Israel mi escogido, te he llamado por tu nombre; te he honrado, aunque no me conocías. Isaías 45:4

Estimados hermanos, no se dejen engañar con la teología del remplazo que enarbolan los antisemitas calvinistas del foro.

Los judíos son todavía judíos, Israel es todavía Israel, y la Iglesia es todavía la Iglesia. El pueblo judío será siempre el Pueblo del Pacto de Dios; y por medio de Israel, todas las naciones han sido bendecidas. ¿Fue reemplazado Israel? “¡De ningún modo!…Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente un remanente conforme a la elección de la gracia de Dios…Así, todo Israel será salvo, tal como está escrito: ‘El Libertador vendrá de Sión; apartará la impiedad de Jacob’…porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables… ¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son Sus juicios e inescrutables Sus caminos! (Rom. 11:1a, 2a, 5, 26, 29, 33).

mayor información favor de consultar aquí
Wooouuuu... Que bendita mezcla. Lo leo una y otra vez y no lo puedo creer. Y no porque no pueda creer lo que leo porque a esta altura he leído muchas cosas. Lo que no puedo creer es que un hermano como vos pueda decir todas estas cosas.
 

MiguelR

Leyenda del foro
23 Junio 2019
2.190
241
Los que no aceptan el reemplazo del sacerdocio son solo ignorantes
así es, pero más grave ha sido el reemplazo hecho por la ICAR cambiando al Jesús hebreo por un jesús romanizado...este reemplazo ha creado ignorantes por acción u omisión durante centenares de años.
 

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
63.715
1.625
63
“El Israel de Dios” palabras que aparecen una sola vez en las escrituras, pero que en manos de los que enarbolan en el foro la antisemita semilla calvinista pretenden borrar a Israel de los planes de Dios.
Primero que nada quisiera aclarar que yo no enarbolo en este foro la antisemita semilla calvinista ni pretendo borrar a los descendientes de Jacob según la carne de los planes de Dios.
Dios no ha terminado con el hombre sea este de origen judío o de origen gentil.
Podríamos decir que por un lado están los hombres a los que todavía hay que alcanzar y por el otro los que ya entraron por la puerta.
Y entre los que todavía no han entrado por la puerta angosta se encuentran primeramente los judíos pero también los griegos.
Pues bien, a todos ellos les digo que:
“El Israel de Dios” es y será por siempre Israel. "El Israel de Dios" es Israel, no la Iglesia.

6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá,
No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;
Porque de ti saldrá un guiador,
Que apacentará a mi pueblo Israel.

5 A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis,
6 sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.
7 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

14 Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies.
15 De cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y de Gomorra, que para aquella ciudad.

29 Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.
30 El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero.
31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.
13 Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.
14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,
15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,
16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.
17 Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca;
18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.
19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,
20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,
21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;
22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

Teología del remplazo o de la sustitución, esta filosofía pretende remplazar a Israel por la Iglesia, a como de lugar.
Es que ciertamente hay una migración.
De "A" y "B" Dios hace "C".
¿De donde estabamos lejos los gentiles? De la ciudadanía de Israel. De la familia de Dios.
¿Y a donde nos acercamos por la sangre de Cristo?
De ambos pueblos hizo uno. ¿Y cual es ese pueblo?
También dice de nosotros que estabamos lejos pero de ellos también dice que estaban mas cerca.
Cerca pero no adentro.
Así que ya nos somos extranjeros... sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios.
Somos miembros de la familia de Dios.
¿Y cual es esta familia? ¿Cual es nuestra ciudadanía?
De ambos pueblos, judíos y gentiles, Dios hizo un pueblo nuevo y este nuevo pueblo no está dirigido por el sanedrín ni los sacerdotes judíos sino por Dios mismo, siendo Jesucristo su principal piedra del ángulo y construido para ser morada de Dios.

A partir de este verso de Pablo han hecho toda una orquesta para hacer de lado a Israel...
Nadie ha hecho de lado a Israel. Dios quiere que todos vengan al arrepentimiento y entren al reino de Dios.

Acotaré para su mejor comprensión los versículos 16 y 17 de Gálatas en su capítulo 6:
5 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión [Judíos] vale nada, ni la incircuncisión [gentiles], sino una nueva creación.
Es correcto.
Ni la circuncisión vale nada ni la incircuncisión. Ni Israel vale nada ni los gentiles sino una nueva creación que es la iglesia.
Hasta está muy claro que se trata de una nueva creación.

16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos [las hojas silvestres injertadas en el Olivo Santo], y al Israel de Dios [las hojas naturales, que no han sido desarraigadas].
El Olivo Santo es Jesucristo y nosotros siendo lejanos y estando sin Dios fuimos injertados EN Cristo.
Pero primeramente, los judíos que le recibieron, y por ser las hojas naturales del viejo olivo, fueron consideradas en primer lugar para ser injertadas primero en este nuevo olivo.

He puesto en corchetes, énfasis mío para que el lector tenga en cuenta que Pablo está hablando de dos grupos y no los mezcla: “ellos” refiriéndose a aquellos que han nacido de nuevo, por tanto son una nueva creación y de “el Israel de Dios”, separados ambos por una coma y unidos por una “y” copulativa.
En realidad son tres grupos.
Dos grupos viejos y uno completamente nuevo formado con los que nacen de nuevo de los dos viejos grupos..

"No es posible que Dios deje de amar al pueblo judío. Eso sería inconsistente con Su carácter. Los israelitas son importantes para Dios, “a quienes pertenece la adopción como hijos, y la gloria, los pactos, la promulgación de la ley, el culto y las promesas, de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el Cristo…” (Rom. 9:4-5). El pueblo judío es amado de manera incondicional y eterna, “porque los dones y el llamamiento de Dios” para con los judíos “son irrevocables” (Rom. 11:29)."
Es correcto. Dios no nos ha dejado de amar nunca. Ni a los judíos primeramente, que se han cerrado, ni a los gentiles que nunca le tuvieron.

“El Señor no puso Su amor en ustedes ni los escogió por ser ustedes más numerosos que otro pueblo, pues eran el más pequeño de todos los pueblos; mas porque el Señor los amó y guardó el juramento que hizo a sus padres, el Señor los sacó con mano fuerte y los redimió de casa de servidumbre, de la mano de Faraón, rey de Egipto”, Deuteronomio 7:7-8
Pero hizo mucho mas que sacarlos de una servidumbre temporal. Vino personalmente ellos para introducirlos a su reino.

Continuaré...
 

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
63.715
1.625
63
En realidad en Cristo hay continuidad porque el que muere es el mismo que resucita.
Ya Jesús viene en carne en una nueva creación humana.
Pero no es así con nosotros los pecadores, seamos judios o gentiles.
Nosotros debemos morir y nacer de nuevo.
 

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
63.715
1.625
63
En la antigüedad Dios moraba en un templo hecho con mano en la piedra.
Hoy Dios mora en la iglesia.
 

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
63.715
1.625
63
Los judíos también se apoyaban en su condición de hijos de Abraham por su ascendencia genética pero los que son contados por Dios como hijos de Abraham son hijos según su promesa.
 

Bíblico

el espíritu es la verdad
2 Julio 2018
2.259
485
“El Israel de Dios” palabras que aparecen una sola vez en las escrituras, pero que en manos de los que enarbolan en el foro la antisemita semilla calvinista pretenden borrar a Israel de los planes de Dios.

Pues bien, a todos ellos les digo que:

“El Israel de Dios” es y será por siempre Israel. "El Israel de Dios" es Israel, no la Iglesia.

Ellos, los calvinistas son acérrimos enemigos del dispensacionalismo, herramienta que pone en evidencia claramente y a la luz de las escrituras, sus malévolas intenciones y lo hacen mediante la Teología del remplazo o de la sustitución, esta filosofía pretende remplazar a Israel por la Iglesia, a como de lugar.

Las palabras
“El Israel de Dios” aparecen una sola vez en la Biblia, en Galatas 6:16, pero han hecho de este solo verso toda una teología: "La teología del remplazo". A partir de este verso de Pablo han hecho toda una orquesta para hacer de lado a Israel,

Acotaré para su mejor comprensión los versículos 16 y 17 de Gálatas en su capítulo 6:

5 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión [Judíos] vale nada, ni la incircuncisión [gentiles], sino una nueva creación.

16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos [las hojas silvestres injertadas en el Olivo Santo], y al Israel de Dios [las hojas naturales, que no han sido desarraigadas].


He puesto en corchetes, énfasis mío para que el lector tenga en cuenta que Pablo está hablando de dos grupos y no los mezcla: “ellos” refiriéndose a aquellos que han nacido de nuevo, por tanto son una nueva creación y de “el Israel de Dios”, separados ambos por una coma y unidos por una “y” copulativa.

Alguien dijo:

"No es posible que Dios deje de amar al pueblo judío. Eso sería inconsistente con Su carácter. Los israelitas son importantes para Dios, “a quienes pertenece la adopción como hijos, y la gloria, los pactos, la promulgación de la ley, el culto y las promesas, de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el Cristo…” (Rom. 9:4-5). El pueblo judío es amado de manera incondicional y eterna, “porque los dones y el llamamiento de Dios” para con los judíos “son irrevocables” (Rom. 11:29)."

Se trata de estatutos, profecías, promesas que son para Israel y que son
para siempre. Son irrevocables, son perpetuas, nadie las puede cambiar solo Dios, no lo hombres, es muy importante tener en cuenta esto.

“El Señor no puso Su amor en ustedes ni los escogió por ser ustedes más numerosos que otro pueblo, pues eran el más pequeño de todos los pueblos; mas porque el Señor los amó y guardó el juramento que hizo a sus padres, el Señor los sacó con mano fuerte y los redimió de casa de servidumbre, de la mano de Faraón, rey de Egipto”, Deuteronomio 7:7-8

Dios recuerda Sus promesas y Sus pactos porque son irrevocables, tanto para el judío como para el gentil. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob nuevamente mostrará Su gracia y misericordia hacia Su amado Israel. “Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y Me mirarán a Mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por El, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por El, como se llora por un primogénito” (Zac. 12:10). Es tiempo de que la Iglesia deje de condenar a Israel, y ore como el profeta del Antiguo Testamento: “Oh SEÑOR…en la ira, acuérdate de tener compasión” (Hab. 3:2).

Es el amor soberano de Dios:

“Tendré misericordia del que tendré misericordia, y tendré compasión de quien tendré compasión” (Ex. 33:19)

“Pues consideren, hermanos, su llamamiento. No hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles. Sino que Dios ha escogido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a lo que es fuerte. También Dios ha escogido lo vil y despreciado del mundo: lo que no es, para anular lo que es, para que nadie se jacte delante de Dios”, 1 Cor 26-28

“Digo entonces: ¿Acaso ha desechado Dios a su pueblo? ¡De ningún modo! Porque yo también soy israelita, descendiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…” Rom 11:1-2

La Teología del Reemplazo, conocida también como Teología de la Suplantación o Supersesionismo, enseña que el pueblo de Israel ha perdido su lugar distintivo como pueblo escogido de Dios, y ha sido suplantado por la Iglesia. De esa manera, la Iglesia es la nueva Israel (Hilsden). Un diccionario de historia eclesiástica aclara que la Teología del Reemplazo es una enseñanza doctrinal que se originó durante la temprana Iglesia (Bercot). Por casi 1,900 años, fue el fértil terreno del cual el antisemitismo cristiano brotó, continuamente infectando a la Iglesia.

Esta falsa teología ha sido perpetuada por:

La ICR, calvinistas, sectas pseudo-ortodoxas cristianas, adventistas, russellitas y demás yerbas. Así, los calvinistas son ascérrimos enemigos del dispensacionalismo, por lo que es fundamental para ellos, quitar a Israel del mapa. Su antisemitismo les viene de vena.

Todos ellos tienen la premisa de que, debido al rechazo judío de Jesús como su esperado Mesías y Salvador, Dios ha rechazado a los judíos. Por esa razón, por supuesta evidencia escrituraria y una posición diferida del pacto, la Iglesia es la continuación histórica del pueblo judío y su Tierra, hasta la exclusión total de Israel. El pueblo judío ya no es el pueblo escogido. Ya no tiene exclusividad, y es como cualquiera otra nación o pueblo en cuanto a los propósitos de Dios. Aparte del requerido arrepentimiento, nuevo nacimiento e incorporación a la Iglesia, el pueblo judío no tiene futuro, esperanza, ni llamado en el plan de Dios. (Brown, Harold O. J. Heresies—Heresy and Orthodoxy in the History of the Church. Peabody, MA: Hendrickson Publishers, 1984.)

Pero el amor de Dios es incondicional y soberano:

Jesús se lamentó sobre Jerusalén, reconociendo que la misericordia y el perdón de Dios hacia el pueblo judío son mayores que su rebelión y pecado, y nunca serían reemplazados. “¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que son enviados a ella! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste! Por tanto, la casa de ustedes se les deja desierta. Porque les digo que desde ahora en adelante no Me verán más hasta que digan: ‘Bendito el que viene en el nombre del SEÑOR’” (Mat. 23:37-39).

Y esta profecía se cumplió a partir de ese momento. Dios puso en velo de incredulidad en ellos, velo que permanece hasta hoy, por eso le rechazan, pero ese velo les será quitado, conforme a las profecías y se convertirán entonces de todo corazón a Jesús. ¿Cuándo? Esa es la pregunta correcta:

Entonces el Señor se llenará de celo por su tierra, y tendrá piedad de su pueblo. (Joel 2:18)

Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito. (Zac 12:10).

Todo esto acontecerá durante la gran tribulación, el día de angustia para Jacob, sufrirán sí, pero serán liberados Jer 30:7, y serán salvados, no destituidos como creen los que siguen la falsa teoría del remplazo la cual enseña que, luego de la visión de Pedro en Hechos 10 dando origen a la Iglesia gentil, el término “Israel” en el Nuevo Testamento se refiere a la Iglesia. Eso es falso.

El veneno antismeita del calvinismo inyectó la idea de que las promesas, los pactos y las bendiciones atribuidas a los judíos en el Antiguo Testamento les han sido quitadas y dadas a la Iglesia, quien los ha suplantado. Sin embargo, el pueblo judío está todavía sujeto a las maldiciones en la Biblia como consecuencia del histórico rechazo y rebeldía de sus antepasados. Pero debemos confrontar esta Teología del Reemplazo con varias preguntas, de modo que los cristianos puedan comprender claramente la importancia y los peligros de dicha enseñanza.

La historia judía moderna sirve para desacreditar más la Teología del Reemplazo. El restablecimiento de la nación de Israel y el retorno del disperso pueblo judío a su Tierra no tiene precedente histórico. Ningún otro pueblo dispersado por 2,000 años ha podido regresar a su antigua tierra. Si Dios hubiese rechazado al pueblo judío, y si no tuviese interés en darle una nueva existencia como pueblo y nación, ¿cómo podría haberse levantado Israel de las cenizas del Holocausto y establecerse como nación soberana en la misma propiedad que había perdido hace dos mil años? Lo que vemos hoy día es un milagro divino de primera clase—el cumplimiento literal de las profecías bíblicas.

Pero hay muchas otras promesas y pactos que son eternos para Israel, es decir, no han expirado ni caducado, están tan frescas y vigentes como hace miles de años, veamos solo algunas de ellas:

“Porque Yo, el SEÑOR, no cambio; por eso ustedes, oh hijos de Jacob, no han sido consumidos” (Mal. 3:6).

Haré con ellos un pacto eterno, por el que no me apartaré de ellos, para hacerles bien, e infundiré mi temor en sus corazones para que no se aparten de mí. Jeremías 32:40

Ciertamente ha de ser circuncidado el {siervo} nacido en tu casa o el comprado con tu dinero; así estará mi pacto en vuestra carne como pacto perpetuo. Génesis 17:13

Pero Dios dijo: No, sino que Sara, tu mujer, te dará un hijo, y le pondrás el nombre de Isaac; y estableceré mi pacto con él, pacto perpetuo para su descendencia después de él. Génesis 17:19

Todas las ofrendas de lo que es santo, que los hijos de Israel ofrezcan al SEÑOR, las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas contigo, como porción perpetua; es un pacto permanente delante del SEÑOR para ti y para tu descendencia contigo. Números 18:19

En verdad, ¿no es así mi casa para con Dios? Pues Él ha hecho conmigo un pacto eterno, ordenado en todo y seguro. Porque toda mi salvación y todo mi deseo, ¿no los hará ciertamente germinar? 2 Samuel 23:5

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, Salmos 105:8

Para siempre se ha acordado de su pacto, de la palabra que ordenó a mil generaciones, Salmos 105:10

También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno, 1 Crónicas 16:17

Ha dado alimento a los que le temen; recordará su pacto para siempre. Salmos 111:5

Él ha enviado redención a su pueblo, ha ordenado su pacto para siempre; santo y temible es su nombre. Salmos 111:9

Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno, conforme a las fieles misericordias mostradas a David. Isaías 55:3

Preguntarán por el camino de Sion, hacia donde volverán sus rostros; vendrán para unirse al SEÑOR en un pacto eterno que no será olvidado. Jeremías 50:5

Yo recordaré sin embargo mi pacto contigo en los días de tu juventud, y estableceré para ti un pacto eterno. Ezequiel 16:60

`Y haré con ellos un pacto de paz; será un pacto eterno con ellos. Y los estableceré, los multiplicaré y pondré mi santuario en medio de ellos para siempre. Ezequiel 37:26

Y el Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas mediante la sangre del pacto eterno, Hebreos 13:20

``Los hijos de Israel guardarán, pues, el día de reposo, celebrándolo por todas sus generaciones como pacto perpetuo." Éxodo 31:16

Te desposaré conmigo para siempre; sí, te desposaré conmigo en justicia y en derecho, en misericordia y en compasión; Oseas 2:19

tal como dijo a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre. Lucas 1:55

Porque tú eres pueblo santo para el SEÑOR tu Dios; el SEÑOR tu Dios te ha escogido para ser pueblo suyo de entre todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra. Deuteronomio 7:6

``Vosotros habéis visto lo que he hecho a los egipcios, y cómo os he tomado sobre alas de águilas y os he traído a mí. ``Ahora pues, si en verdad escucháis mi voz y guardáis mi pacto, seréis mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa." Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Éxodo 19:4-6

Porque el SEÑOR ha escogido a Jacob para sí, a Israel para posesión suya. Salmos 135:4

Pero tú, Israel, siervo mío, Jacob, a quien he escogido, descendiente de Abraham, mi amigo; tú, a quien tomé de los confines de la tierra, y desde sus lugares más remotos te llamé, y te dije: ``Mi siervo eres tú; yo te he escogido y no te he rechazado:" Isaías 41:8-9

Vosotros sois mis testigos --declara el SEÑOR-- y mi siervo a quien he escogido, para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que yo soy. Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo habrá. Isaías 43:10

Mas ahora escucha, Jacob, siervo mío, Israel, a quien yo he escogido. Así dice el SEÑOR que te creó, que te formó desde el seno materno, y que te ayudará: ``No temas, Jacob, siervo mío, ni tú, Jesurún, a quien he escogido. Isaías 44:1-2

Por amor a mi siervo Jacob y a Israel mi escogido, te he llamado por tu nombre; te he honrado, aunque no me conocías. Isaías 45:4

Estimados hermanos, no se dejen engañar con la teología del remplazo que enarbolan los antisemitas calvinistas del foro.

Los judíos son todavía judíos, Israel es todavía Israel, y la Iglesia es todavía la Iglesia. El pueblo judío será siempre el Pueblo del Pacto de Dios; y por medio de Israel, todas las naciones han sido bendecidas. ¿Fue reemplazado Israel? “¡De ningún modo!…Dios no ha desechado a Su pueblo, al cual conoció con anterioridad…Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente un remanente conforme a la elección de la gracia de Dios…Así, todo Israel será salvo, tal como está escrito: ‘El Libertador vendrá de Sión; apartará la impiedad de Jacob’…porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables… ¡Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son Sus juicios e inescrutables Sus caminos! (Rom. 11:1a, 2a, 5, 26, 29, 33).

mayor información favor de consultar aquí


Gál 3:28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Gál 3:29 Y si vosotros sois de Cristo, entonces simiente de Abraham sois, y herederos conforme a la promesa.

No hay nadie hoy en día que sea judío (descendiente de Jacob):

Para que alguien hoy en día sea judío, debería tener todas sus generaciones de ascendentes que sean judíos (tanto de parte de padre como de madre, hasta llegar a Jacob).

No hay nadie hoy en día que sea gentil (que no es descendiente de Jacob):

Para que alguien hoy en día sea gentil, debería tener todas sus generaciones de ascendentes que no sean judíos (tanto de parte de padre como de madre, hasta llegar a Jacob).

La pureza racial judía, o gentil, es una mentira:

Ambos son extremos unidos por la misma mentira: la pureza racial.
 

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
63.715
1.625
63
Aparte Moisés les dió legislación para vivir y el evangelio es un mensaje de resurrección.
Es concerniente a la vida después de la muerte.
Y por eso Jesús empieza donde Moisés termina.
El judaísmo comienza al octavo día del bebé y en un pacto para toda la vida.
El cristianismo comienza con la muerte del viejo hombre en las aguas del bautismo.
La LEY ofrece largos días antes de la muerte, aunque nada puede hacer para después de esta.
La GRACIA en cambió se preocupa de que viene después de esta.
 
  • Like
Reacciones: MiguelR

MiguelR

Leyenda del foro
23 Junio 2019
2.190
241
Buen día estimado Salmo, tiempo sin hablar...mis disculpas por meterme en tu respuesta al forista OSO pero quisiera darte mi opinión
Y entre los que todavía no han entrado por la puerta angosta se encuentran primeramente los judíos
Ni a los judíos primeramente, que se han cerrado
Es cierto que los judíos se han cerrado pero no podemos generalizar Salmo, pues con los judíos sucede lo mismo que con los países musulmanes, donde se prohíbe el cristianismo al punto de que si algún miembro de la familia acepta a Jesucristo es expulsado del vínculo familiar, dejado sin herencia y en ocasiones son flagelados hasta que cambien de opinión. (solo en el caso musulmán)

Pero tanto en las comunidades musulmanas como en las judías existen muchas personas que creen en Jesús y se ven forzadas a mantenerlo en secreto, yo personalmente conozco un par de casos, también hay algunos judíos que han llegado a ser pastores y conferencistas cristianos.

Como cristianos pensamos que el 100% de judíos no creen en Jesús, pero sé que eso no es así, con seguridad los cristianos nos llevaremos algún día una gran sorpresa cuando salgan a la luz el remanente de judíos que si creen en Jesús.

Es que ciertamente hay una migración.
De "A" y "B" Dios hace "C".
¿De donde estabamos lejos los gentiles? De la ciudadanía de Israel. De la familia de Dios.
¿Y a donde nos acercamos por la sangre de Cristo?
De ambos pueblos hizo uno. ¿Y cual es ese pueblo?
También dice de nosotros que estabamos lejos pero de ellos también dice que estaban mas cerca.
Cerca pero no adentro.
Así que ya nos somos extranjeros... sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios.
Somos miembros de la familia de Dios.
¿Y cual es esta familia? ¿Cual es nuestra ciudadanía?
De ambos pueblos, judíos y gentiles, Dios hizo un pueblo nuevo y este nuevo pueblo no está dirigido por el sanedrín ni los sacerdotes judíos sino por Dios mismo, siendo Jesucristo su principal piedra del ángulo y construido para ser morada de Dios.
todo lo que dices es verdad, sin embargo, la teología católica y protestante en general no dicen ni enseñan lo mismo que tu bien explicas; La teología que nos han enseñado a la mayoría de cristianos es totalmente antisemita, fué la ICAR que se inventó la satánica "teología de la suplantación", pues los mal llamados "padres de la Iglesia" se aprovecharon de los pasajes bíblicos que hablan del rechazo "momentáneo" de Dios hacía los judíos, y lo utilizaron para convertirlos en enemigos del cristianismo, cuando eso nunca sucedió en el 2 primeros siglos d.c. cuando los judíos se convertían a Jesús por miles.

Esta infame teología de la suplantación católico-protestante marcó una enemistad entre los cristianos gentiles y los judíos (no el judaísmo que es otra cosa)

saludos y bendiciones del Eterno.
 

rey pacifico

No con ejército,ni con fuerza,sino con mi Espíritu
28 Mayo 2005
29.816
1.095
Jeremías 31 El nuevo pacto
27 He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal.28 Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová.


Hay un remante de las doce tribus que Dios sigue guardando ;Apocalipsis 7 Los 144 mil sellados de las doce tribus de Israel (no figura Dan)

Y en la Nueva Jerusalén las doce puertas son las doce tribus de Jerusalén ; Apocalipsis 21:12 Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel;

Desde el año 70 DC ningún judío puede confirmar que los es porque se quemaron los libros genealogicos y solo Dios puede

Apocalipsis 2:9 Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.

Apocalipsis 3:9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.
 
  • Like
Reacciones: Michel35

MiguelR

Leyenda del foro
23 Junio 2019
2.190
241
Para los que no lo saben:

Que es la teología del reemplazo?

En teología, la Teoría del Reemplazo, también llamada teología de la suplantación o teoría de la substitución o supersesionismo, implica una interpretación parcial del Nuevo Testamento cuyo argumento es
que la actual relación de Dios con los cristianos reemplaza la relación que anteriormente tenía con el pueblo de Israel (fuente: wikipedia)

Esta satánica teología del reemplazo (100% antisemita) fue el pretexto para cambiar todo lo que la biblia enseña, por una teología reinventada y adulterada.

En mi caso personal, ésta es la razón principal por la que no asisto, ni creo, ni participo de ninguna denominación religiosa, porque la mayoría están inmersas en está teología del reemplazo.
 
  • Like
Reacciones: -Marcelino-