¿Participó Judas de la Cena del Señor?

12 Junio 2005
11.188
229
60
www.lsranchboergoats.com
Mateo Cap. 26

18 Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. 19 Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua. 20 Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce. 21 Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar. 22 Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor? 23 Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar. 24 A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. 25 Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho. 26 Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus* discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. 27 Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les* dio, diciendo: Bebed de ella todos*; 28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. 29 Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. 30 Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos.

He oído este comentario: 'Es que Judas ya había salido cuando Jesús parte el pan y pasa la copa...'
Mi respuesta a eso es: Pues yo no lo vi salir y aquí no lo dice.
 
  • Like
Reacciones: Efe-E-Pe

ricardo perales

Lo importante es la salvación de las almas.
23 Abril 2020
668
100

JUAN 13​

13​

1Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.2Y durante la cena, como ya el diablo había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el que lo entregara,3Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todas las cosas en sus manos, y que de Dios había salido y a Dios volvía,4se levantó* de la cena y se quitó* su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.5Luego echó* agua en una vasija, y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía ceñida.6Entonces llegó* a Simón Pedro. Este le dijo*: Señor, tú lavarme a mí los pies?7Jesús respondió, y le dijo: Ahora tú no comprendes lo que yo hago, pero lo entenderás después.8Pedro le contestó*: Jamás me lavarás los pies! Jesús le respondió: Si no te lavo, no tienes parte conmigo.9Simón Pedro le dijo*: Señor, entonces no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza.10Jesús le dijo*: El que se ha bañado no necesita lavarse, excepto los pies, pues está todo limpio; y vosotros estáis limpios, pero no todos.11Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No todos estáis limpios.12Entonces, cuando acabó de lavarles los pies, tomó su manto, y sentándose a la mesa otra vez, les dijo: Sabéis lo que os he hecho?13Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y tenéis razón, porque lo soy.14Pues si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros.15Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.16En verdad, en verdad os digo: un siervo no es mayor que su señor, ni un enviado es mayor que el que lo envió.17Si sabéis esto, seréis felices si lo practicáis.18No hablo de todos vosotros; yo conozco a los que he escogido; pero es para que se cumpla la Escritura: “EL QUE COME MI PAN HA LEVANTADO CONTRA MI SU CALCAÑAR.”19Os lo digo desde ahora, antes de que pase, para que cuando suceda, creáis que yo soy.20En verdad, en verdad os digo: el que recibe al que yo envíe, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.21Habiendo dicho Jesús esto, se angustió en espíritu, y testificó y dijo: En verdad, en verdad os digo que uno de vosotros me entregará.22Los discípulos se miraban unos a otros, y estaban perplejos sin saber de quién hablaba.23Uno de sus discípulos, el que Jesús amaba, estaba a la mesa reclinado en el pecho de Jesús.24Por eso Simón Pedro le hizo* señas, y le dijo*: Dinos de quién habla.25El, recostándose de nuevo sobre el pecho de Jesús, le dijo*: Señor, quién es?26Entonces Jesús respondió*: Es aquel a quien yo daré el bocado que voy a mojar. Y después de mojar el bocado, lo tomó* y se lo dio* a Judas, hijo de Simón Iscariote.27Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo*: Lo que vas a hacer, hazlo pronto.28Pero ninguno de los que estaban sentados a la mesa entendió por qué le dijo esto.29Porque algunos pensaban que como Judas tenía la bolsa del dinero, Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta, o que diera algo a los pobres.30Y Judas, después de recibir el bocado, salió inmediatamente; y ya era de noche.31Entonces, cuando salió, Jesús dijo*: Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en El.32Si Dios es glorificado en El, Dios también le glorificará en sí mismo, y le glorificará enseguida.33Hijitos, estaré con vosotros un poco más de tiempo. Me buscaréis, y como dije a los judíos, ahora también os digo a vosotros: adonde yo voy, vosotros no podéis ir.34Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; que como yo os he amado, así también os améis los unos a los otros.35En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.36Simón Pedro le dijo*: Señor, adónde vas? Jesús respondió: Adonde yo voy, tú no me puedes seguir ahora, pero me seguirás después.37Pedro le dijo*: Señor, por qué no te puedo seguir ahora mismo? Yo daré mi vida por ti!38Jesús le respondió*: Tu vida darás por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo sin que antes me hayas negado tres veces.
 
28 Febrero 1999
32.838
2.192
Mateo Cap. 26

18 Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. 19 Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua. 20 Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce. 21 Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar. 22 Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor? 23 Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar. 24 A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. 25 Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho. 26 Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus* discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. 27 Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les* dio, diciendo: Bebed de ella todos*; 28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. 29 Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. 30 Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos.

He oído este comentario: 'Es que Judas ya había salido cuando Jesús parte el pan y pasa la copa...'
Mi respuesta a eso es: Pues yo no lo vi salir y aquí no lo dice.
-Si nos atenemos únicamente a los evangelios sinópticos, todos tendríamos esa misma impresión: ¡Judas Iscariote también participó de la Cena del Señor! Sin embargo, todo cambia cuando leemos los capítulos 13 al 18 del Evangelio de Juan. -¡Ahí está el detalle! -diría Cantinflas. Y no es uno, sino varios detalles a tomar en cuenta:

1 - La Cena para la que los discípulos se reunieron con Jesús era la de Pascua (Lc 22:14). La copa que entonces Jesús toma y los doce beben era la que inauguraba esta comida. Después de haber cenado es que Jesús toma el pan y luego la copa para hacer algo que nunca antes se había hecho. Claro, lo de "después de haber cenado" principia el v.20 dejando lo del pan roto y distribuido entre ellos como parte de la Pascua. Este anacronismo es común en la Biblia, caso que Juan así lo hubiera escrito, o por equivocada visualización de algún copista. Cuando cotejamos el orden en que Jesús bendice estos dos elementos en Mateo (26:26-28), Marcos (14:22-24) y Pablo (1Co 11:23-26), siempre el pan va primero y la copa después. Incluso, las palabras de Jesús "Os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre" en Mt 26:29 y Mr 14:25, probablemente no fueron pronunciadas al final sino al comienzo de la comida pascual como en Lc 22:16. Estos trastoques temporales no deben alarmar a nadie, sino simplemente ser entendidos, nunca como fallas en la divina inspiración de los autógrafos sino por distracción de los copistas.

-Dicho lo anterior, debe entonces verse Juan 13:27-30:

"Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto. Pero ninguno de los que estaban a la mesa entendió por qué le dijo esto. Porque algunos pensaban, puesto que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta; o que diese algo a los pobres. Cuando él, pues, hubo tomado el bocado, luego salió; y era ya de noche".

- De acuerdo a este relato de Juan, Judas Iscariote no solamente no participó del memorial instituido entonces por el Señor, sino que tampoco escuchó los discursos del Señor que van hasta el capítulo 16, ni su oración al Padre (cap. 17) ni cantó el himno final junto con ellos (Mt 26:30; Mr 14:26).

-Otro detalle que el mismo Cantinflas hubiera observado, son las palabras de Jesús tras la salida de Judas: "Ahora es glorificado el Hijo del hombre" (Jn 13:31). Finalmente, debe observarse la intempestiva reaparición de Judas en el huerto en los cuatro evangelios (Mt 26:47; Mr 14:43; Lc 22:47; Jn 18:2). ¿Dónde estaba Judas? ¿De dónde venía? ¿Cuándo se había apartado de Jesús y los otros once? Los discípulos pensaban que estaba haciendo caridad o ido de compras (Jn 13:29). No los abandonó tras la llegado de Jesús y los once al huerto, sino en el aposento alto, culminada la cena de Pascua.


Saludos cordiales
 
  • Like
Reacciones: OSO

ricardo perales

Lo importante es la salvación de las almas.
23 Abril 2020
668
100
Cuando Judas se retiro, aun no habia terminado la fiesta (ver las letras en verde), cuando se instauro la eucaristia, anunciando su muerte, se término toda fiesta.
 
12 Junio 2005
11.188
229
60
www.lsranchboergoats.com

JUAN 13​

13​

1Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.2Y durante la cena, como ya el diablo había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el que lo entregara,3Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todas las cosas en sus manos, y que de Dios había salido y a Dios volvía,4se levantó* de la cena y se quitó* su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.5Luego echó* agua en una vasija, y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía ceñida.6Entonces llegó* a Simón Pedro. Este le dijo*: Señor, tú lavarme a mí los pies?7Jesús respondió, y le dijo: Ahora tú no comprendes lo que yo hago, pero lo entenderás después.8Pedro le contestó*: Jamás me lavarás los pies! Jesús le respondió: Si no te lavo, no tienes parte conmigo.9Simón Pedro le dijo*: Señor, entonces no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza.10Jesús le dijo*: El que se ha bañado no necesita lavarse, excepto los pies, pues está todo limpio; y vosotros estáis limpios, pero no todos.11Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No todos estáis limpios.12Entonces, cuando acabó de lavarles los pies, tomó su manto, y sentándose a la mesa otra vez, les dijo: Sabéis lo que os he hecho?13Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y tenéis razón, porque lo soy.14Pues si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros.15Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.16En verdad, en verdad os digo: un siervo no es mayor que su señor, ni un enviado es mayor que el que lo envió.17Si sabéis esto, seréis felices si lo practicáis.18No hablo de todos vosotros; yo conozco a los que he escogido; pero es para que se cumpla la Escritura: “EL QUE COME MI PAN HA LEVANTADO CONTRA MI SU CALCAÑAR.”19Os lo digo desde ahora, antes de que pase, para que cuando suceda, creáis que yo soy.20En verdad, en verdad os digo: el que recibe al que yo envíe, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.21Habiendo dicho Jesús esto, se angustió en espíritu, y testificó y dijo: En verdad, en verdad os digo que uno de vosotros me entregará.22Los discípulos se miraban unos a otros, y estaban perplejos sin saber de quién hablaba.23Uno de sus discípulos, el que Jesús amaba, estaba a la mesa reclinado en el pecho de Jesús.24Por eso Simón Pedro le hizo* señas, y le dijo*: Dinos de quién habla.25El, recostándose de nuevo sobre el pecho de Jesús, le dijo*: Señor, quién es?26Entonces Jesús respondió*: Es aquel a quien yo daré el bocado que voy a mojar. Y después de mojar el bocado, lo tomó* y se lo dio* a Judas, hijo de Simón Iscariote.27Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo*: Lo que vas a hacer, hazlo pronto.28Pero ninguno de los que estaban sentados a la mesa entendió por qué le dijo esto.29Porque algunos pensaban que como Judas tenía la bolsa del dinero, Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta, o que diera algo a los pobres.30Y Judas, después de recibir el bocado, salió inmediatamente; y ya era de noche.31Entonces, cuando salió, Jesús dijo*: Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en El.32Si Dios es glorificado en El, Dios también le glorificará en sí mismo, y le glorificará enseguida.33Hijitos, estaré con vosotros un poco más de tiempo. Me buscaréis, y como dije a los judíos, ahora también os digo a vosotros: adonde yo voy, vosotros no podéis ir.34Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; que como yo os he amado, así también os améis los unos a los otros.35En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.36Simón Pedro le dijo*: Señor, adónde vas? Jesús respondió: Adonde yo voy, tú no me puedes seguir ahora, pero me seguirás después.37Pedro le dijo*: Señor, por qué no te puedo seguir ahora mismo? Yo daré mi vida por ti!38Jesús le respondió*: Tu vida darás por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo sin que antes me hayas negado tres veces.
30Y Judas, después de recibir el bocado, salió inmediatamente; y ya era de noche.

Después de este verso 30, nada se menciona respecto a partir el pan o pasar la copa, infiriendo que esto ya* había sucedido.
 
  • Like
Reacciones: Vino Tinto
12 Junio 2005
11.188
229
60
www.lsranchboergoats.com
-Si nos atenemos únicamente a los evangelios sinópticos, todos tendríamos esa misma impresión: ¡Judas Iscariote también participó de la Cena del Señor! Sin embargo, todo cambia cuando leemos los capítulos 13 al 18 del Evangelio de Juan. -¡Ahí está el detalle! -diría Cantinflas. Y no es uno, sino varios detalles a tomar en cuenta:

1 - La Cena para la que los discípulos se reunieron con Jesús era la de Pascua (Lc 22:14). La copa que entonces Jesús toma y los doce beben era la que inauguraba esta comida. Después de haber cenado es que Jesús toma el pan y luego la copa para hacer algo que nunca antes se había hecho. Claro, lo de "después de haber cenado" principia el v.20 dejando lo del pan roto y distribuido entre ellos como parte de la Pascua. Este anacronismo es común en la Biblia, caso que Juan así lo hubiera escrito, o por equivocada visualización de algún copista. Cuando cotejamos el orden en que Jesús bendice estos dos elementos en Mateo (26:26-28), Marcos (14:22-24) y Pablo (1Co 11:23-26), siempre el pan va primero y la copa después. Incluso, las palabras de Jesús "Os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre" en Mt 26:29 y Mr 14:25, probablemente no fueron pronunciadas al final sino al comienzo de la comida pascual como en Lc 22:16. Estos trastoques temporales no deben alarmar a nadie, sino simplemente ser entendidos, nunca como fallas en la divina inspiración de los autógrafos sino por distracción de los copistas.

-Dicho lo anterior, debe entonces verse Juan 13:27-30:

"Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto. Pero ninguno de los que estaban a la mesa entendió por qué le dijo esto. Porque algunos pensaban, puesto que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta; o que diese algo a los pobres. Cuando él, pues, hubo tomado el bocado, luego salió; y era ya de noche".

- De acuerdo a este relato de Juan, Judas Iscariote no solamente no participó del memorial instituido entonces por el Señor, sino que tampoco escuchó los discursos del Señor que van hasta el capítulo 16, ni su oración al Padre (cap. 17) ni cantó el himno final junto con ellos (Mt 26:30; Mr 14:26).

-Otro detalle que el mismo Cantinflas hubiera observado, son las palabras de Jesús tras la salida de Judas: "Ahora es glorificado el Hijo del hombre" (Jn 13:31). Finalmente, debe observarse la intempestiva reaparición de Judas en el huerto en los cuatro evangelios (Mt 26:47; Mr 14:43; Lc 22:47; Jn 18:2). ¿Dónde estaba Judas? ¿De dónde venía? ¿Cuándo se había apartado de Jesús y los otros once? Los discípulos pensaban que estaba haciendo caridad o ido de compras (Jn 13:29). No los abandonó tras la llegado de Jesús y los once al huerto, sino en el aposento alto, culminada la cena de Pascua.


Saludos cordiales
Vallamos por paso:

Juan 13:3 - sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, 4 se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. 5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido. 6 Entonces vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies? 7 Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después. 8 Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo. 9 Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza. 10 Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos. 11 Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No estáis limpios todos. 12 Así que, después que les hubo lavado los pies, tomó su manto, volvió a la mesa, y les dijo: ¿Sabéis lo que os he hecho?

Acá en este pasaje tenemos a Jesús lavando los pies de los discípulos, incluyendo a Judas. Me pregunto por qué Jesús incluiría a Judas en el lavamiento de los pies y no en el simbolismo que marcaría un antes y un después del Sacrificio por los pecados...

Veamos que dice Lucas:

Lucas 22:14 Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. 15 Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! 16 Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios. 17 Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; 18 porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga. 19 Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. 20 De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama. 21 Mas he aquí, 《la mano del que me entrega está* conmigo* en* la* mesa*.》

Pienso que esto es más que evidente...

Cordial saludo.
 

VALENCIA

Renovación Carismática Católica - Regum prolem
23 Noviembre 2016
9.992
3.447
Venezuela

JUAN 13​

13​

1Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.2Y durante la cena, como ya el diablo había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el que lo entregara,3Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todas las cosas en sus manos, y que de Dios había salido y a Dios volvía,4se levantó* de la cena y se quitó* su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.5Luego echó* agua en una vasija, y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía ceñida.6Entonces llegó* a Simón Pedro. Este le dijo*: Señor, tú lavarme a mí los pies?7Jesús respondió, y le dijo: Ahora tú no comprendes lo que yo hago, pero lo entenderás después.8Pedro le contestó*: Jamás me lavarás los pies! Jesús le respondió: Si no te lavo, no tienes parte conmigo.9Simón Pedro le dijo*: Señor, entonces no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza.10Jesús le dijo*: El que se ha bañado no necesita lavarse, excepto los pies, pues está todo limpio; y vosotros estáis limpios, pero no todos.11Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No todos estáis limpios.12Entonces, cuando acabó de lavarles los pies, tomó su manto, y sentándose a la mesa otra vez, les dijo: Sabéis lo que os he hecho?13Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y tenéis razón, porque lo soy.14Pues si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros.15Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.16En verdad, en verdad os digo: un siervo no es mayor que su señor, ni un enviado es mayor que el que lo envió.17Si sabéis esto, seréis felices si lo practicáis.18No hablo de todos vosotros; yo conozco a los que he escogido; pero es para que se cumpla la Escritura: “EL QUE COME MI PAN HA LEVANTADO CONTRA MI SU CALCAÑAR.”19Os lo digo desde ahora, antes de que pase, para que cuando suceda, creáis que yo soy.20En verdad, en verdad os digo: el que recibe al que yo envíe, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.21Habiendo dicho Jesús esto, se angustió en espíritu, y testificó y dijo: En verdad, en verdad os digo que uno de vosotros me entregará.22Los discípulos se miraban unos a otros, y estaban perplejos sin saber de quién hablaba.23Uno de sus discípulos, el que Jesús amaba, estaba a la mesa reclinado en el pecho de Jesús.24Por eso Simón Pedro le hizo* señas, y le dijo*: Dinos de quién habla.25El, recostándose de nuevo sobre el pecho de Jesús, le dijo*: Señor, quién es?26Entonces Jesús respondió*: Es aquel a quien yo daré el bocado que voy a mojar. Y después de mojar el bocado, lo tomó* y se lo dio* a Judas, hijo de Simón Iscariote.27Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo*: Lo que vas a hacer, hazlo pronto.28Pero ninguno de los que estaban sentados a la mesa entendió por qué le dijo esto.29Porque algunos pensaban que como Judas tenía la bolsa del dinero, Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta, o que diera algo a los pobres.30Y Judas, después de recibir el bocado, salió inmediatamente; y ya era de noche.31Entonces, cuando salió, Jesús dijo*: Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en El.32Si Dios es glorificado en El, Dios también le glorificará en sí mismo, y le glorificará enseguida.33Hijitos, estaré con vosotros un poco más de tiempo. Me buscaréis, y como dije a los judíos, ahora también os digo a vosotros: adonde yo voy, vosotros no podéis ir.34Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; que como yo os he amado, así también os améis los unos a los otros.35En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.36Simón Pedro le dijo*: Señor, adónde vas? Jesús respondió: Adonde yo voy, tú no me puedes seguir ahora, pero me seguirás después.37Pedro le dijo*: Señor, por qué no te puedo seguir ahora mismo? Yo daré mi vida por ti!38Jesús le respondió*: Tu vida darás por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo sin que antes me hayas negado tres veces.
La "fiesta" a la que se refería, no era la institución de la Eucaristía, sino la festividad judía de la pascua que se ha venido celebrando tradicionalmente desde la salida de Egipto.

Jesús respetuoso de la tradición y usanza del sacrificio pascual, tenía que cumplir "con toda justicia" (Mt 3:15), a sabiendas que ese rito encontraba cumplimiento total en EL mismo. Jesucristo PRIMERO muestra a los discípulos el verdadero significado del sacrificio pascual al instituir la Santa Cena y luego ordena que se hagan los arreglos correspondientes a la tradición anual -por última vez-
 

ricardo perales

Lo importante es la salvación de las almas.
23 Abril 2020
668
100
21 Mas he aquí, 《la mano del que me entrega está* conmigo* en* la* mesa*.》

Puede ser en sentido figurativo, pues ya no estaba judas en ese momento. es decir "mano", como su huella. estaba con El en la mesa.
 
Última edición:
12 Junio 2005
11.188
229
60
www.lsranchboergoats.com
La "fiesta" a la que se refería, no era la institución de la Eucaristía, sino la festividad judía de la pascua que se ha venido celebrando tradicionalmente desde la salida de Egipto.

Jesús respetuoso de la tradición y usanza del sacrificio pascual, tenía que cumplir "con toda justicia" (Mt 3:15), a sabiendas que ese rito encontraba cumplimiento total en EL mismo. Jesucristo PRIMERO muestra a los discípulos el verdadero significado del sacrificio pascual al instituir la Santa Cena y luego ordena que se hagan los arreglos correspondientes a la tradición anual -por última vez-
Sí, son dos eventos, uno que termina y otro que comienza.

Cordial saludo.
 

ricardo perales

Lo importante es la salvación de las almas.
23 Abril 2020
668
100
Insisto, que "mano " puede ser figurativo, pues no dice "manos" si lo hubiera dicho sería correcto, pues ambas manos estarian en la mesa, Y dice que estaba con El, es decir sobre El. En otras palabras dijo , "la huella de Judas está sobre mi en esta mesa."
 
12 Junio 2005
11.188
229
60
www.lsranchboergoats.com
Insisto, que "mano " puede ser figurativo, pues no dice "manos" si lo hubiera dicho sería correcto, pues ambas manos estarian en la mesa, Y dice que estaba con El, es decir sobre El. En otras palabras dijo , "la huella de Judas está sobre mi en esta mesa."
El texto dice 'la mano del que me entrega está conmigo en la mesa', que eso te parezca a ti figurativo, para mi es inexplicable.

Cordial saludo.
 
  • Like
Reacciones: Vino Tinto

ricardo perales

Lo importante es la salvación de las almas.
23 Abril 2020
668
100
La traducción de Dios habla hoy es:
"Pero ahora la mano del que me va a traicionar esta aquí con la mía, sobre la mesa"
para mi no está del todo claro.
 
12 Junio 2005
11.188
229
60
www.lsranchboergoats.com
La traducción de Dios habla hoy es:
"Pero ahora la mano del que me va a traicionar esta aquí con la mía, sobre la mesa"
para mi no está del todo claro.
Lo que no entiendes es la última parte de la frase 'está conmigo en la mesa'. Esto lo dice el Señor 'después que parte el pan', infiriendo que aún Judas no se ha marchado y por lo tanto fue participe de 'la Cena'.

Cordial saludo.
 
28 Febrero 1999
32.838
2.192
La traducción de Dios hoy, esta mas acorde con el strong.
-Sobre la mesa no estaban las manos de Judas Iscariote, sino la mano que se usaba para comer como hasta ahora es común en Oriente. La otra se destinaba a otros usos, necesarios pero...

-La misma mano que tomó el bocado que le dio el Señor, al poco rato ya estaba tomando las treinta piezas de plata, mientras los otros once participaban del pan y de la copa en memoria del cuerpo y la sangre del Señor en su inminente sacrificio.