JUAN 1:1



Alejandro Adiego

Miembro activo
7 Junio 2020
64
2
JUAN 1:1

Lo que nunca se debe hacer es ir a un texto con unas ideas preconcebidas de antemano e interpretar el texto ajustándolo a esas ideas. Esto es lo que ha pasado durante cientos de años con este famoso versículo de Juan.


Cuando leemos un texto tenemos que ceñirnos a lo que dice el texto, sin que ningún tipo de interferencias ni ideas preconcebidas influyan en la comprensión o interpretación del mismo.


Juan le está dando al Verbo, a la Palabra, un carácter de naturaleza, no de identidad. Asi como la palabra de un humano es humana, el Verbo o Palabra es divino porque es un atributo de Dios, y es eterno porque Dios es eterno.


Juan no se está inventando nada ni va más allá de lo que dicen los textos (1 Corintios 4:6), ¿Por qué Juan se iba a sacar de la chistera que Jesucristo es el Verbo?.


Juan, como no podía ser de otra manera, se está remitiendo a la teología del Antiguo Testamento, únicas escrituras que había por aquel entonces y donde en ninguno de los textos se le da al Verbo, a la Palabra, al Logos, o al Dabar de Dios, carácter de persona o de personalidad.

Ya lo he expuesto alguna vez en este foro. El texto dice:

EN PRINCIPO ERA EL VERBO Y EL VERBO ESTABA CON EL DIOS Y DIOS ERA EL VERBO


¿Por qué Juan al primer Dios que aparece en la frase le pone artículo (el), y al segundo Dios de la frase no?

¿Por qué además Juan no dice que "el Verbo era Dios" sino que "Dios era el Verbo"?


Para muchos gramáticos la estructura del versículo de Juan 1:1 no se puede traducir como que el Verbo era Dios o que el Verbo era un Dios, sino que el Verbo era divinidad, o dicho de otro modo, que la "palabra era divina".

El versículo en cuestión se está refiriendo única y exclusivamente a Dios y a su palabra y no a dos personas una dentro de la otra.

O es que tú y tu palabra sois dos personas una dentro de la otra.


Una vez que Juan nos ha hablado de Dios y de su Verbo en los versículos 1 y 2, este Verbo no vuelve a mencionarse hasta el versículo 14.


Si prestamos atención y continuamos estudiando los versículos que siguen, nos daremos cuenta que desde el versículo 3 hasta el 13 se están refiriendo a Dios, es decir, al Padre, y no al Verbo como mucha gente cree.


¿Por qué?


Porque el antecedente último con el que acaba el versículo de Juan 1:2 es “el Dios”


Juan 1:2


“Este era en el principio con el Dios”.


Por consiguiente, todos los versículos que siguen tienen como precedente a “el Dios”, y se están refiriendo al Padre.


Y así es:


Dios es el Creador (Apocalipsis 4:11).


En Dios estaba la vida (1Juan 1:2).


Dios es luz (1 Juan 1:5)


Dios siempre ha estado en este mundo, y a todos los que creen en su nombre, es decir, a todos los que aman su carácter, su forma de pensar y de ser, que viven conforme a su Palabra, a todos los que hacen su voluntad, Dios les ha dado potestad de ser hijos suyos.


Y ahora llegamos al versículo 14:


Es en este versículo cuando entra en escena Jesucristo.


Para hacernos ver que en los anteriores versículos no se está hablando del Verbo, algunas traducciones comienzan el versículo 14 diciendo: “Y aquel Verbo…”, es decir, nos lleva otra vez al Verbo de los versículos 1 y 2. Pero en los originales no pone eso, sino que empieza por “Y el Verbo…”


Juan 1:14


“Y el Verbo habitó carne”.


¿En qué carne?


En el ser humano Jesucristo nacido de María por el poder de Dios en el Espíritu Santo.


En el original de este versículo en griego, aparece por un lado el vocablo “egeneto”, el cual tiene multitud de acepciones y por otro la palabra “sarx” que significa carne. Según los eruditos, este versículo 14 es uno de los más difíciles de interpretar de toda la Biblia. La cuestión es: ¿Qué quiso decir Juan en este versículo?. Ya he dicho que el vocablo “egeneto” tiene multitud de acepciones, por lo que atendiendo al contexto en el que aparece este vocablo, unido en paralelo a otros versículos del Nuevo Testamento, nos ayudará a elegir la mejor traducción.


Tradicionalmente, este versículo 14, para dar más énfasis a una supuesta encarnación que no es tal, se ha traducido como que “el Verbo se hizo carne “; pero esto no es lo que dice el texto, porque si lo traducimos de esta manera nos encontraríamos con los siguientes problemas:


Primero:


Sí el Verbo se hace carne, Dios se queda sin su Verbo, es decir, que dejamos a Dios sin su Palabra, ya que ésta se habría transformado en carne.


Esto no puede ser porque Dios sigue teniendo su Palabra.


Segundo:


¿Cómo es posible que algo como el Verbo o Palabra, que ni siendo persona ni teniendo personalidad, pueda llegar a transformarse en carne?.


Esto también es absurdo.


Sin embargo, si traducimos que “el Verbo habitó carne”, ya que el vocablo “egeneto” también lo permite, sería la traducción correcta, o por lo menos la que más se acercaría a lo que Juan quiso decir.


EL CONCEPTO QUE QUIERO TRANSMITIR ES QUE, YA DESDE LA ETERNIDAD, DIOS, EN SU MENTE ETERNA, ASOCIA SU VERBO, SU PALABRA, CON EL FUTURO HOMBRE JESUCRISTO QUE HA DE NACER DE LA VIRGEN MARÍA. DIOS, EL PADRE, SIN DESPRENDERSE NI PARCIAL NI TOTALMENTE DE SU VERBO, Y DE UNA FORMA QUE NO PODEMOS ENTENDER, LO INCORPORA EN JESÚS EN EL MOMENTO DE SU NACIMIENTO, ES DECIR, LO SEÑALA CON SU VERBO (Juan 6:26).


Esto estaría en consonancia con pasajes como Colosenses 1:19 donde leemos que al Padre agradó que en Cristo habitara toda la plenitud de la Deidad, es decir, su Verbo. Es por este motivo, que presentar a Jesucristo como con naturaleza divina no sería incorrecto, aunque esa plenitud no interfiere en nada en su persona, en su humanidad. La traducción “el Verbo habitó carne”, también estaría en consonancia con Filipenses 2:6, donde leemos que Jesucristo, existente con o en unión con “morfe” de Dios, no quiso ser igual Dios. En este pasaje de Pablo, “morfe” o “forma” sustituye a “verbo”.



¿Se da cuenta?

Juan 1:14,
Colosenses 1:19
Filipenses 2:6

están relacionados, tratan el mismo tema con diferentes palabras.


En Juan 1:14, el Verbo habitó carne.


En Colosenses 1:19, al Padre agradó que en Cristo habitara la plenitud de la deidad.


Y en Filipenses 2:6 leemos que Jesucristo existe en unión con morfe de Dios.


Así pues, el “verbo”, “la plenitud de la deidad” y la “morfe” de Dios, es lo mismo. Todo son aspectos de Dios, pero no Dios.
 

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
57.238
867
¿Vos creés que Jesús es un hombre habitado por el Verbo o que es el mismo Verbo hecho hombre?
Porque la diferencia es total.
 

Alejandro Adiego

Miembro activo
7 Junio 2020
64
2
El Verbo no es Jesús, sino que el Verbo, la Palabra de Dios habita en Jesús. Dios lo señala con su Verbo. (Juan 6:27).

Al Padre agradó que en Cristo habitara la plenitud de la deidad (su Palabra).
 

salmo51

Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio...
4 Julio 2012
57.238
867
El Verbo no es Jesús, sino que el Verbo, la Palabra de Dios habita en Jesús. Dios lo señala con su Verbo. (Juan 6:27).

Al Padre agradó que en Cristo habitara la plenitud de la deidad (su Palabra).
Veo.
Los cristianos creemos otra cosa.
Bueno algunos, entre los que me incluyo, creemos que Jesús era el Verbo mismo hecho hombre.
Y no que era el Verbo encarnado o un hombre habitado por el Verbo.
Abrazos.
 

MiguelR

Leyenda del foro
23 Junio 2019
1.289
143
JUAN 1:1

Lo que nunca se debe hacer es ir a un texto con unas ideas preconcebidas de antemano e interpretar el texto ajustándolo a esas ideas. Esto es lo que ha pasado durante cientos de años con este famoso versículo de Juan.

Cuando leemos un texto tenemos que ceñirnos a lo que dice el texto, sin que ningún tipo de interferencias ni ideas preconcebidas influyan en la comprensión o interpretación del mismo.
estimado Alejandro, das un consejo que tu mismo no aplicas? todos sabemos que ya tienes una idea preconcebida de que Jesús no es pre-existente ni es Dios, lo que te hace proclive a que estás adoctrinado por los testigos del falso dios llamado jehova.

No hace falta leer todos tus comentarios para saber al punto que quieres llegar, pues ya están preconcebidas tus intenciones, pero se respeta tu postura y el deber es debatir si tu postura es bíblicamente correcta.


Ya lo he expuesto alguna vez en este foro. El texto dice:

EN PRINCIPO ERA EL VERBO Y EL VERBO ESTABA CON EL DIOS Y DIOS ERA EL VERBO

¿Por qué Juan al primer Dios que aparece en la frase le pone artículo (el), y al segundo Dios de la frase no?
que te hace pensar que realmente Juan dijo ese artículo? de que biblia sacastes esa errada traducción donde colocas "el"?

De antemano, te informo que en los manuscritos griegos no aparecen tal artículo del cual tratas de apoyar tu postura.

¿Por qué además Juan no dice que "el Verbo era Dios" sino que "Dios era el Verbo"?
esto es tan absurdo como decir que la muñeca es de trapo o que es de trapo la muñeca, ambos significan lo mismo sin importar el oden de las palabras.

Para muchos gramáticos la estructura del versículo de Juan 1:1 no se puede traducir como que el Verbo era Dios o que el Verbo era un Dios, sino que el Verbo era divinidad, o dicho de otro modo, que la "palabra era divina".
Me podrías decir quienes son esos "gramáticos" en el cual apoyas tu postura? veo que te estás metiendo en un campo de traducción donde estoy seguro que desconoces y no saldrás bien parado.

El versículo en cuestión se está refiriendo única y exclusivamente a Dios y a su palabra y no a dos personas una dentro de la otra.
antes de que saques conclusiones, debes demostrar ese invento tuyo de que la traducción que traes de Juan 1:1 es correcta, ya que el artículo "el" no existe en ese pasaje.

En el griego dice Juan 1:1:

griego: Ἐν - ἀρχῇ - ἦν - ὁ - Λόγος , καὶ- ὁ- Λόγος - ἦν - πρὸς τὸν - Θεόν, καὶ - Θεὸς - ἦν - ὁ - Λόγος

español: En el - principio- era- el - verbo, - y - el- verbo - era - con - Dios, - y - Dios - era - el - verbo

saludos.
 
21 Junio 2016
2.845
80
JUAN 1:1

Lo que nunca se debe hacer es ir a un texto con unas ideas preconcebidas de antemano e interpretar el texto ajustándolo a esas ideas. Esto es lo que ha pasado durante cientos de años con este famoso versículo de Juan.


Cuando leemos un texto tenemos que ceñirnos a lo que dice el texto, sin que ningún tipo de interferencias ni ideas preconcebidas influyan en la comprensión o interpretación del mismo.


Juan le está dando al Verbo, a la Palabra, un carácter de naturaleza, no de identidad. Asi como la palabra de un humano es humana, el Verbo o Palabra es divino porque es un atributo de Dios, y es eterno porque Dios es eterno.


Juan no se está inventando nada ni va más allá de lo que dicen los textos (1 Corintios 4:6), ¿Por qué Juan se iba a sacar de la chistera que Jesucristo es el Verbo?.


Juan, como no podía ser de otra manera, se está remitiendo a la teología del Antiguo Testamento, únicas escrituras que había por aquel entonces y donde en ninguno de los textos se le da al Verbo, a la Palabra, al Logos, o al Dabar de Dios, carácter de persona o de personalidad.

Ya lo he expuesto alguna vez en este foro. El texto dice:

EN PRINCIPO ERA EL VERBO Y EL VERBO ESTABA CON EL DIOS Y DIOS ERA EL VERBO


¿Por qué Juan al primer Dios que aparece en la frase le pone artículo (el), y al segundo Dios de la frase no?

¿Por qué además Juan no dice que "el Verbo era Dios" sino que "Dios era el Verbo"?


Para muchos gramáticos la estructura del versículo de Juan 1:1 no se puede traducir como que el Verbo era Dios o que el Verbo era un Dios, sino que el Verbo era divinidad, o dicho de otro modo, que la "palabra era divina".

El versículo en cuestión se está refiriendo única y exclusivamente a Dios y a su palabra y no a dos personas una dentro de la otra.

O es que tú y tu palabra sois dos personas una dentro de la otra.


Una vez que Juan nos ha hablado de Dios y de su Verbo en los versículos 1 y 2, este Verbo no vuelve a mencionarse hasta el versículo 14.


Si prestamos atención y continuamos estudiando los versículos que siguen, nos daremos cuenta que desde el versículo 3 hasta el 13 se están refiriendo a Dios, es decir, al Padre, y no al Verbo como mucha gente cree.


¿Por qué?


Porque el antecedente último con el que acaba el versículo de Juan 1:2 es “el Dios”


Juan 1:2


“Este era en el principio con el Dios”.


Por consiguiente, todos los versículos que siguen tienen como precedente a “el Dios”, y se están refiriendo al Padre.


Y así es:


Dios es el Creador (Apocalipsis 4:11).


En Dios estaba la vida (1Juan 1:2).


Dios es luz (1 Juan 1:5)


Dios siempre ha estado en este mundo, y a todos los que creen en su nombre, es decir, a todos los que aman su carácter, su forma de pensar y de ser, que viven conforme a su Palabra, a todos los que hacen su voluntad, Dios les ha dado potestad de ser hijos suyos.


Y ahora llegamos al versículo 14:


Es en este versículo cuando entra en escena Jesucristo.


Para hacernos ver que en los anteriores versículos no se está hablando del Verbo, algunas traducciones comienzan el versículo 14 diciendo: “Y aquel Verbo…”, es decir, nos lleva otra vez al Verbo de los versículos 1 y 2. Pero en los originales no pone eso, sino que empieza por “Y el Verbo…”


Juan 1:14


“Y el Verbo habitó carne”.


¿En qué carne?


En el ser humano Jesucristo nacido de María por el poder de Dios en el Espíritu Santo.


En el original de este versículo en griego, aparece por un lado el vocablo “egeneto”, el cual tiene multitud de acepciones y por otro la palabra “sarx” que significa carne. Según los eruditos, este versículo 14 es uno de los más difíciles de interpretar de toda la Biblia. La cuestión es: ¿Qué quiso decir Juan en este versículo?. Ya he dicho que el vocablo “egeneto” tiene multitud de acepciones, por lo que atendiendo al contexto en el que aparece este vocablo, unido en paralelo a otros versículos del Nuevo Testamento, nos ayudará a elegir la mejor traducción.


Tradicionalmente, este versículo 14, para dar más énfasis a una supuesta encarnación que no es tal, se ha traducido como que “el Verbo se hizo carne “; pero esto no es lo que dice el texto, porque si lo traducimos de esta manera nos encontraríamos con los siguientes problemas:


Primero:


Sí el Verbo se hace carne, Dios se queda sin su Verbo, es decir, que dejamos a Dios sin su Palabra, ya que ésta se habría transformado en carne.


Esto no puede ser porque Dios sigue teniendo su Palabra.


Segundo:


¿Cómo es posible que algo como el Verbo o Palabra, que ni siendo persona ni teniendo personalidad, pueda llegar a transformarse en carne?.


Esto también es absurdo.


Sin embargo, si traducimos que “el Verbo habitó carne”, ya que el vocablo “egeneto” también lo permite, sería la traducción correcta, o por lo menos la que más se acercaría a lo que Juan quiso decir.


EL CONCEPTO QUE QUIERO TRANSMITIR ES QUE, YA DESDE LA ETERNIDAD, DIOS, EN SU MENTE ETERNA, ASOCIA SU VERBO, SU PALABRA, CON EL FUTURO HOMBRE JESUCRISTO QUE HA DE NACER DE LA VIRGEN MARÍA. DIOS, EL PADRE, SIN DESPRENDERSE NI PARCIAL NI TOTALMENTE DE SU VERBO, Y DE UNA FORMA QUE NO PODEMOS ENTENDER, LO INCORPORA EN JESÚS EN EL MOMENTO DE SU NACIMIENTO, ES DECIR, LO SEÑALA CON SU VERBO (Juan 6:26).


Esto estaría en consonancia con pasajes como Colosenses 1:19 donde leemos que al Padre agradó que en Cristo habitara toda la plenitud de la Deidad, es decir, su Verbo. Es por este motivo, que presentar a Jesucristo como con naturaleza divina no sería incorrecto, aunque esa plenitud no interfiere en nada en su persona, en su humanidad. La traducción “el Verbo habitó carne”, también estaría en consonancia con Filipenses 2:6, donde leemos que Jesucristo, existente con o en unión con “morfe” de Dios, no quiso ser igual Dios. En este pasaje de Pablo, “morfe” o “forma” sustituye a “verbo”.



¿Se da cuenta?

Juan 1:14,
Colosenses 1:19
Filipenses 2:6

están relacionados, tratan el mismo tema con diferentes palabras.


En Juan 1:14, el Verbo habitó carne.


En Colosenses 1:19, al Padre agradó que en Cristo habitara la plenitud de la deidad.


Y en Filipenses 2:6 leemos que Jesucristo existe en unión con morfe de Dios.


Así pues, el “verbo”, “la plenitud de la deidad” y la “morfe” de Dios, es lo mismo. Todo son aspectos de Dios, pero no Dios.
Pues Juan no contempla una trinidad, ya que el texto trinitario podría ser:

EN PRINCIPO ERA EL VERBO Y EL VERBO ESTABA CON EL DIOS Y EL ESPÍRITU SANTO Y DIOS ERA EL VERBO.

Así que la trinidad es un invento humano.
 

Alejandro Adiego

Miembro activo
7 Junio 2020
64
2
estimado Alejandro, das un consejo que tu mismo no aplicas? todos sabemos que ya tienes una idea preconcebida de que Jesús no es pre-existente ni es Dios, lo que te hace proclive a que estás adoctrinado por los testigos del falso dios llamado jehova.

No hace falta leer todos tus comentarios para saber al punto que quieres llegar, pues ya están preconcebidas tus intenciones, pero se respeta tu postura y el deber es debatir si tu postura es bíblicamente correcta.


que te hace pensar que realmente Juan dijo ese artículo? de que biblia sacastes esa errada traducción donde colocas "el"?

De antemano, te informo que en los manuscritos griegos no aparecen tal artículo del cual tratas de apoyar tu postura.

esto es tan absurdo como decir que la muñeca es de trapo o que es de trapo la muñeca, ambos significan lo mismo sin importar el oden de las palabras.

Me podrías decir quienes son esos "gramáticos" en el cual apoyas tu postura? veo que te estás metiendo en un campo de traducción donde estoy seguro que desconoces y no saldrás bien parado.

antes de que saques conclusiones, debes demostrar ese invento tuyo de que la traducción que traes de Juan 1:1 es correcta, ya que el artículo "el" no existe en ese pasaje.

En el griego dice Juan 1:1:

griego: Ἐν - ἀρχῇ - ἦν - ὁ - Λόγος , καὶ- ὁ- Λόγος - ἦν - πρὸς τὸν - Θεόν, καὶ - Θεὸς - ἦν - ὁ - Λόγος

español: En el - principio- era- el - verbo, - y - el- verbo - era - con - Dios, - y - Dios - era - el - verbo

saludos.
estimado Alejandro, das un consejo que tu mismo no aplicas? todos sabemos que ya tienes una idea preconcebida de que Jesús no es pre-existente ni es Dios, lo que te hace proclive a que estás adoctrinado por los testigos del falso dios llamado jehova.

No hace falta leer todos tus comentarios para saber al punto que quieres llegar, pues ya están preconcebidas tus intenciones, pero se respeta tu postura y el deber es debatir si tu postura es bíblicamente correcta.


que te hace pensar que realmente Juan dijo ese artículo? de que biblia sacastes esa errada traducción donde colocas "el"?

De antemano, te informo que en los manuscritos griegos no aparecen tal artículo del cual tratas de apoyar tu postura.

esto es tan absurdo como decir que la muñeca es de trapo o que es de trapo la muñeca, ambos significan lo mismo sin importar el oden de las palabras.

Me podrías decir quienes son esos "gramáticos" en el cual apoyas tu postura? veo que te estás metiendo en un campo de traducción donde estoy seguro que desconoces y no saldrás bien parado.

antes de que saques conclusiones, debes demostrar ese invento tuyo de que la traducción que traes de Juan 1:1 es correcta, ya que el artículo "el" no existe en ese pasaje.

En el griego dice Juan 1:1:

griego: Ἐν - ἀρχῇ - ἦν - ὁ - Λόγος , καὶ- ὁ- Λόγος - ἦν - πρὸς τὸν - Θεόν, καὶ - Θεὸς - ἦν - ὁ - Λόγος

español: En el - principio- era- el - verbo, - y - el- verbo - era - con - Dios, - y - Dios - era - el - verbo

saludos.
MiguelR

Antes que nada quiero agradecer el tono respetuoso de tus respuestas a mis comentarios. Creo que así debe de ser; que aunque no las compartamos respetemos las creencias de los demás. Ninguno tenemos la verdad absoluta y todos nos podemos equivocar. Solo Dios es infalible y es a él al que tenemos que pedir mediante la oración que nos dé su espíritu para que lleguemos a interpretar y comprender mejor su Palabra.

MiguelR Te doy la razón cuando dices que yo voy a los textos con una idea preconcebida, no lo niego, pero con la diferencia de que esa idea preconcebida no es la que me han enseñado e impuesto como dogma sino que ha sido fruto del estudio de la Palabra donde determinados textos han tocado mi conciencia y me han llevado a creer en un único y solo Dios, el Padre.

Por supuesto que siempre hay personas y autores que influyen en tus creencias, pero al final es uno mismo quien estudiando la sola escritura llega a la conclusión de que lo que cree está bien fundamentado.


Por otra parte la historia nos demuestra que la mayoría no siempre tiene la razón.



El versículo de Juan 1:1

"En principio era el Verbo y el Verbo estaba con el Dios y Dios era el Verbo"

Lo he sacado del

NUEVO TESTAMENTO
Interlineal Griego - Español
de los manuscritos Bizantinos [ Texto Mayoritario ]
con las variantes más significativas del Textus Receptus
En paralelo con las Versiones
Versión Reina Valera 1909
Versión Reina Valera 1960
Armonizado lingüísticamente
1ª EDICIÓN
© Realizado por la Iglesia en Salta - Argentina
[email protected]
[email protected]
Año 2011
Texto Bizantino Interlineal Griego - Español RV 1909 RV 1960 Notas/Ref
Libro: Juan
Jn 1
(1:1) εν→En αρχη→principio ην→era/estaba siendo ο→el
λογος→Verbo/Palabra en acción και→y ο→el λογος→Verbo/Palabra en
acción ην→era/estaba siendo προς→hacia τον→a/al/a el θεον→Dios
και→y θεος→Dios ην→era/estaba siendo ο→la λογος→Verbo/Palabra

Por cierto, no sé quienes son estos de la iglesia bíblica de Argentina.


Y el versículo de Juan 1:1 también viene de esta manera en el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español del Doctor en Teología dogmática Francisco Lacueva Lafarga.


Por lo que respecta a que el Verbo/Palabra no era Dios sino que el Verbo era divino, aunque en este tema, como en muchos otros, hay división de opiniones yo comparto las traducciones de los siguientes gramáticos, especialistas en el estudio del Nuevo Testamento, teólogos y eruditos en griego


James Moffatt
"Y el Verbo era divino"


John M. P. Smith y Edgar J. Goodspeed, The Bible—An American Translation (1935) lee: «y el Verbo era divino».


Hugh J. Schonfield, The Authentic New Testament (1935) lee: «por lo que el Verbo era divino».


H. E. Dana y Julius R. Mantey también opinan que el Verbo era divino


Daniel B. Wallace argumenta que el uso de los theos sin artículo (la falta del artículo definido antes del segundo theos) es debido a su uso como sustantivo cualitativo, describiendo la naturaleza o esencia del Verbo


Philip B. Harner, otro gramático, opina que la construcción gramatical de Juan 1:1 incluye un predicado sin el artículo definido "el" antecediendo al verbo, una construcción que tiene principalmente un significado cualitativo y que muestra que "el logos posee la naturaleza de theós". Más adelante dice: Creo que "en Juan 1:1 la fuerza cualitativa del predicado es tan importante que el nombre [the•ós] no puede considerarse definido". (Journal of Biblical Literature, 1973, págs. 85, 87.)
 

MiguelR

Leyenda del foro
23 Junio 2019
1.289
143
MiguelR

Antes que nada quiero agradecer el tono respetuoso de tus respuestas a mis comentarios. Creo que así debe de ser; que aunque no las compartamos respetemos las creencias de los demás. Ninguno tenemos la verdad absoluta y todos nos podemos equivocar. Solo Dios es infalible y es a él al que tenemos que pedir mediante la oración que nos dé su espíritu para que lleguemos a interpretar y comprender mejor su Palabra.

MiguelR Te doy la razón cuando dices que yo voy a los textos con una idea preconcebida, no lo niego, pero con la diferencia de que esa idea preconcebida no es la que me han enseñado e impuesto como dogma sino que ha sido fruto del estudio de la Palabra donde determinados textos han tocado mi conciencia y me han llevado a creer en un único y solo Dios, el Padre.

Por supuesto que siempre hay personas y autores que influyen en tus creencias, pero al final es uno mismo quien estudiando la sola escritura llega a la conclusión de que lo que cree está bien fundamentado.

Por otra parte la historia nos demuestra que la mayoría no siempre tiene la razón.
así es amigo, estamos de acuerdo(y) los debates hay que verlos como una manera de encontrar la verdad mediante el estudio de las escrituras, de forma objetiva sin dogmatismos como bien dices, porque no es un debate para ganar o perder, ya que todos ganamos cuando se estudian las escrituras.

De mi parte siempre encontrarás un debate con respeto, pues todos estamos en el mismo camino de la búsqueda de la verdad.


El versículo de Juan 1:1

"En principio era el Verbo y el Verbo estaba con el Dios y Dios era el Verbo"

Lo he sacado del

NUEVO TESTAMENTO
Interlineal Griego - Español
de los manuscritos Bizantinos [ Texto Mayoritario ]
con las variantes más significativas del Textus Receptus
En paralelo con las Versiones
Versión Reina Valera 1909
Versión Reina Valera 1960
Armonizado lingüísticamente
1ª EDICIÓN
© Realizado por la Iglesia en Salta - Argentina
[email protected]
[email protected]
Año 2011
Texto Bizantino Interlineal Griego - Español RV 1909 RV 1960 Notas/Ref
Libro: Juan
Jn 1
(1:1) εν→En αρχη→principio ην→era/estaba siendo ο→el
λογος→Verbo/Palabra en acción και→y ο→el λογος→Verbo/Palabra en
acción ην→era/estaba siendo προς→hacia τον→a/al/a el θεον→Dios
και→y θεος→Dios ην→era/estaba siendo ο→la λογος→Verbo/Palabra

Por cierto, no sé quienes son estos de la iglesia bíblica de Argentina.


Y el versículo de Juan 1:1 también viene de esta manera en el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español del Doctor en Teología dogmática Francisco Lacueva Lafarga.


Por lo que respecta a que el Verbo/Palabra no era Dios sino que el Verbo era divino, aunque en este tema, como en muchos otros, hay división de opiniones yo comparto las traducciones de los siguientes gramáticos, especialistas en el estudio del Nuevo Testamento, teólogos y eruditos en griego


James Moffatt
"Y el Verbo era divino"


John M. P. Smith y Edgar J. Goodspeed, The Bible—An American Translation (1935) lee: «y el Verbo era divino».


Hugh J. Schonfield, The Authentic New Testament (1935) lee: «por lo que el Verbo era divino».


H. E. Dana y Julius R. Mantey también opinan que el Verbo era divino


Daniel B. Wallace argumenta que el uso de los theos sin artículo (la falta del artículo definido antes del segundo theos) es debido a su uso como sustantivo cualitativo, describiendo la naturaleza o esencia del Verbo


Philip B. Harner, otro gramático, opina que la construcción gramatical de Juan 1:1 incluye un predicado sin el artículo definido "el" antecediendo al verbo, una construcción que tiene principalmente un significado cualitativo y que muestra que "el logos posee la naturaleza de theós". Más adelante dice: Creo que "en Juan 1:1 la fuerza cualitativa del predicado es tan importante que el nombre [the•ós] no puede considerarse definido". (Journal of Biblical Literature, 1973, págs. 85, 87.)
Bueno la explicación de mi parte para responder es muy extensa hacerlo por escrito, así que te dejo este vídeo de 6 min que explica exactamente mi postura conforme a la traducción:

 
28 Mayo 2005
24.277
234
JUAN 1:1

Lo que nunca se debe hacer es ir a un texto con unas ideas preconcebidas de antemano e interpretar el texto ajustándolo a esas ideas. Esto es lo que ha pasado durante cientos de años con este famoso versículo de Juan.


Cuando leemos un texto tenemos que ceñirnos a lo que dice el texto, sin que ningún tipo de interferencias ni ideas preconcebidas influyan en la comprensión o interpretación del mismo.


Juan le está dando al Verbo, a la Palabra, un carácter de naturaleza, no de identidad. Asi como la palabra de un humano es humana, el Verbo o Palabra es divino porque es un atributo de Dios, y es eterno porque Dios es eterno.


Juan no se está inventando nada ni va más allá de lo que dicen los textos (1 Corintios 4:6), ¿Por qué Juan se iba a sacar de la chistera que Jesucristo es el Verbo?.


Juan, como no podía ser de otra manera, se está remitiendo a la teología del Antiguo Testamento, únicas escrituras que había por aquel entonces y donde en ninguno de los textos se le da al Verbo, a la Palabra, al Logos, o al Dabar de Dios, carácter de persona o de personalidad.

Ya lo he expuesto alguna vez en este foro. El texto dice:

EN PRINCIPO ERA EL VERBO Y EL VERBO ESTABA CON EL DIOS Y DIOS ERA EL VERBO


¿Por qué Juan al primer Dios que aparece en la frase le pone artículo (el), y al segundo Dios de la frase no?

¿Por qué además Juan no dice que "el Verbo era Dios" sino que "Dios era el Verbo"?


Para muchos gramáticos la estructura del versículo de Juan 1:1 no se puede traducir como que el Verbo era Dios o que el Verbo era un Dios, sino que el Verbo era divinidad, o dicho de otro modo, que la "palabra era divina".

El versículo en cuestión se está refiriendo única y exclusivamente a Dios y a su palabra y no a dos personas una dentro de la otra.

O es que tú y tu palabra sois dos personas una dentro de la otra.


Una vez que Juan nos ha hablado de Dios y de su Verbo en los versículos 1 y 2, este Verbo no vuelve a mencionarse hasta el versículo 14.


Si prestamos atención y continuamos estudiando los versículos que siguen, nos daremos cuenta que desde el versículo 3 hasta el 13 se están refiriendo a Dios, es decir, al Padre, y no al Verbo como mucha gente cree.


¿Por qué?


Porque el antecedente último con el que acaba el versículo de Juan 1:2 es “el Dios”


Juan 1:2


“Este era en el principio con el Dios”.


Por consiguiente, todos los versículos que siguen tienen como precedente a “el Dios”, y se están refiriendo al Padre.


Y así es:


Dios es el Creador (Apocalipsis 4:11).


En Dios estaba la vida (1Juan 1:2).


Dios es luz (1 Juan 1:5)


Dios siempre ha estado en este mundo, y a todos los que creen en su nombre, es decir, a todos los que aman su carácter, su forma de pensar y de ser, que viven conforme a su Palabra, a todos los que hacen su voluntad, Dios les ha dado potestad de ser hijos suyos.


Y ahora llegamos al versículo 14:


Es en este versículo cuando entra en escena Jesucristo.


Para hacernos ver que en los anteriores versículos no se está hablando del Verbo, algunas traducciones comienzan el versículo 14 diciendo: “Y aquel Verbo…”, es decir, nos lleva otra vez al Verbo de los versículos 1 y 2. Pero en los originales no pone eso, sino que empieza por “Y el Verbo…”


Juan 1:14


“Y el Verbo habitó carne”.


¿En qué carne?


En el ser humano Jesucristo nacido de María por el poder de Dios en el Espíritu Santo.


En el original de este versículo en griego, aparece por un lado el vocablo “egeneto”, el cual tiene multitud de acepciones y por otro la palabra “sarx” que significa carne. Según los eruditos, este versículo 14 es uno de los más difíciles de interpretar de toda la Biblia. La cuestión es: ¿Qué quiso decir Juan en este versículo?. Ya he dicho que el vocablo “egeneto” tiene multitud de acepciones, por lo que atendiendo al contexto en el que aparece este vocablo, unido en paralelo a otros versículos del Nuevo Testamento, nos ayudará a elegir la mejor traducción.


Tradicionalmente, este versículo 14, para dar más énfasis a una supuesta encarnación que no es tal, se ha traducido como que “el Verbo se hizo carne “; pero esto no es lo que dice el texto, porque si lo traducimos de esta manera nos encontraríamos con los siguientes problemas:


Primero:


Sí el Verbo se hace carne, Dios se queda sin su Verbo, es decir, que dejamos a Dios sin su Palabra, ya que ésta se habría transformado en carne.


Esto no puede ser porque Dios sigue teniendo su Palabra.


Segundo:


¿Cómo es posible que algo como el Verbo o Palabra, que ni siendo persona ni teniendo personalidad, pueda llegar a transformarse en carne?.


Esto también es absurdo.


Sin embargo, si traducimos que “el Verbo habitó carne”, ya que el vocablo “egeneto” también lo permite, sería la traducción correcta, o por lo menos la que más se acercaría a lo que Juan quiso decir.


EL CONCEPTO QUE QUIERO TRANSMITIR ES QUE, YA DESDE LA ETERNIDAD, DIOS, EN SU MENTE ETERNA, ASOCIA SU VERBO, SU PALABRA, CON EL FUTURO HOMBRE JESUCRISTO QUE HA DE NACER DE LA VIRGEN MARÍA. DIOS, EL PADRE, SIN DESPRENDERSE NI PARCIAL NI TOTALMENTE DE SU VERBO, Y DE UNA FORMA QUE NO PODEMOS ENTENDER, LO INCORPORA EN JESÚS EN EL MOMENTO DE SU NACIMIENTO, ES DECIR, LO SEÑALA CON SU VERBO (Juan 6:26).


Esto estaría en consonancia con pasajes como Colosenses 1:19 donde leemos que al Padre agradó que en Cristo habitara toda la plenitud de la Deidad, es decir, su Verbo. Es por este motivo, que presentar a Jesucristo como con naturaleza divina no sería incorrecto, aunque esa plenitud no interfiere en nada en su persona, en su humanidad. La traducción “el Verbo habitó carne”, también estaría en consonancia con Filipenses 2:6, donde leemos que Jesucristo, existente con o en unión con “morfe” de Dios, no quiso ser igual Dios. En este pasaje de Pablo, “morfe” o “forma” sustituye a “verbo”.



¿Se da cuenta?

Juan 1:14,
Colosenses 1:19
Filipenses 2:6

están relacionados, tratan el mismo tema con diferentes palabras.


En Juan 1:14, el Verbo habitó carne.


En Colosenses 1:19, al Padre agradó que en Cristo habitara la plenitud de la deidad.


Y en Filipenses 2:6 leemos que Jesucristo existe en unión con morfe de Dios.


Así pues, el “verbo”, “la plenitud de la deidad” y la “morfe” de Dios, es lo mismo. Todo son aspectos de Dios, pero no Dios.
Te presento la única página del evangelio de Juan que es precisamente la primera hoja y la de su conflicto, pero en hebreo descubierta en el 2001 por casualidad entre los microfilms de escritos en hebreo que estaban en el Vaticano, para el Museo de Jerusalén, que se encontraban en una caja donde ponían estas hojas sueltas que encontraban y no sabían dónde correspondían porque no tienen estudiosos en hebreo.

Los manuscritos perdidos del Vaticano.

en el minuto doce comienza la lectura de Juan 1 pero le aconsejo que lo vea desde el minuto cero y no solo eso, sino que luego lee Lucas 1 donde confirma que en los originales figura Jehová y el nombre de Jesús en hebreo.

Luego me comenta.

Pd. Difiero de algunas creencias de Michael Rood.
 

DavidRomero

Forista de carne y hueso.
14 Enero 2010
6.749
386
JUAN 1:1

Lo que nunca se debe hacer es ir a un texto con unas ideas preconcebidas de antemano e interpretar el texto ajustándolo a esas ideas. Esto es lo que ha pasado durante cientos de años con este famoso versículo de Juan.


Cuando leemos un texto tenemos que ceñirnos a lo que dice el texto, sin que ningún tipo de interferencias ni ideas preconcebidas influyan en la comprensión o interpretación del mismo.


Juan le está dando al Verbo, a la Palabra, un carácter de naturaleza, no de identidad. Asi como la palabra de un humano es humana, el Verbo o Palabra es divino porque es un atributo de Dios, y es eterno porque Dios es eterno.


Juan no se está inventando nada ni va más allá de lo que dicen los textos (1 Corintios 4:6), ¿Por qué Juan se iba a sacar de la chistera que Jesucristo es el Verbo?.


Juan, como no podía ser de otra manera, se está remitiendo a la teología del Antiguo Testamento, únicas escrituras que había por aquel entonces y donde en ninguno de los textos se le da al Verbo, a la Palabra, al Logos, o al Dabar de Dios, carácter de persona o de personalidad.

Ya lo he expuesto alguna vez en este foro. El texto dice:

EN PRINCIPO ERA EL VERBO Y EL VERBO ESTABA CON EL DIOS Y DIOS ERA EL VERBO


¿Por qué Juan al primer Dios que aparece en la frase le pone artículo (el), y al segundo Dios de la frase no?

¿Por qué además Juan no dice que "el Verbo era Dios" sino que "Dios era el Verbo"?


Para muchos gramáticos la estructura del versículo de Juan 1:1 no se puede traducir como que el Verbo era Dios o que el Verbo era un Dios, sino que el Verbo era divinidad, o dicho de otro modo, que la "palabra era divina".

El versículo en cuestión se está refiriendo única y exclusivamente a Dios y a su palabra y no a dos personas una dentro de la otra.

O es que tú y tu palabra sois dos personas una dentro de la otra.


Una vez que Juan nos ha hablado de Dios y de su Verbo en los versículos 1 y 2, este Verbo no vuelve a mencionarse hasta el versículo 14.


Si prestamos atención y continuamos estudiando los versículos que siguen, nos daremos cuenta que desde el versículo 3 hasta el 13 se están refiriendo a Dios, es decir, al Padre, y no al Verbo como mucha gente cree.


¿Por qué?


Porque el antecedente último con el que acaba el versículo de Juan 1:2 es “el Dios”


Juan 1:2


“Este era en el principio con el Dios”.


Por consiguiente, todos los versículos que siguen tienen como precedente a “el Dios”, y se están refiriendo al Padre.


Y así es:


Dios es el Creador (Apocalipsis 4:11).


En Dios estaba la vida (1Juan 1:2).


Dios es luz (1 Juan 1:5)


Dios siempre ha estado en este mundo, y a todos los que creen en su nombre, es decir, a todos los que aman su carácter, su forma de pensar y de ser, que viven conforme a su Palabra, a todos los que hacen su voluntad, Dios les ha dado potestad de ser hijos suyos.


Y ahora llegamos al versículo 14:


Es en este versículo cuando entra en escena Jesucristo.


Para hacernos ver que en los anteriores versículos no se está hablando del Verbo, algunas traducciones comienzan el versículo 14 diciendo: “Y aquel Verbo…”, es decir, nos lleva otra vez al Verbo de los versículos 1 y 2. Pero en los originales no pone eso, sino que empieza por “Y el Verbo…”


Juan 1:14


“Y el Verbo habitó carne”.


¿En qué carne?


En el ser humano Jesucristo nacido de María por el poder de Dios en el Espíritu Santo.


En el original de este versículo en griego, aparece por un lado el vocablo “egeneto”, el cual tiene multitud de acepciones y por otro la palabra “sarx” que significa carne. Según los eruditos, este versículo 14 es uno de los más difíciles de interpretar de toda la Biblia. La cuestión es: ¿Qué quiso decir Juan en este versículo?. Ya he dicho que el vocablo “egeneto” tiene multitud de acepciones, por lo que atendiendo al contexto en el que aparece este vocablo, unido en paralelo a otros versículos del Nuevo Testamento, nos ayudará a elegir la mejor traducción.


Tradicionalmente, este versículo 14, para dar más énfasis a una supuesta encarnación que no es tal, se ha traducido como que “el Verbo se hizo carne “; pero esto no es lo que dice el texto, porque si lo traducimos de esta manera nos encontraríamos con los siguientes problemas:


Primero:


Sí el Verbo se hace carne, Dios se queda sin su Verbo, es decir, que dejamos a Dios sin su Palabra, ya que ésta se habría transformado en carne.


Esto no puede ser porque Dios sigue teniendo su Palabra.


Segundo:


¿Cómo es posible que algo como el Verbo o Palabra, que ni siendo persona ni teniendo personalidad, pueda llegar a transformarse en carne?.


Esto también es absurdo.


Sin embargo, si traducimos que “el Verbo habitó carne”, ya que el vocablo “egeneto” también lo permite, sería la traducción correcta, o por lo menos la que más se acercaría a lo que Juan quiso decir.


EL CONCEPTO QUE QUIERO TRANSMITIR ES QUE, YA DESDE LA ETERNIDAD, DIOS, EN SU MENTE ETERNA, ASOCIA SU VERBO, SU PALABRA, CON EL FUTURO HOMBRE JESUCRISTO QUE HA DE NACER DE LA VIRGEN MARÍA. DIOS, EL PADRE, SIN DESPRENDERSE NI PARCIAL NI TOTALMENTE DE SU VERBO, Y DE UNA FORMA QUE NO PODEMOS ENTENDER, LO INCORPORA EN JESÚS EN EL MOMENTO DE SU NACIMIENTO, ES DECIR, LO SEÑALA CON SU VERBO (Juan 6:26).


Esto estaría en consonancia con pasajes como Colosenses 1:19 donde leemos que al Padre agradó que en Cristo habitara toda la plenitud de la Deidad, es decir, su Verbo. Es por este motivo, que presentar a Jesucristo como con naturaleza divina no sería incorrecto, aunque esa plenitud no interfiere en nada en su persona, en su humanidad. La traducción “el Verbo habitó carne”, también estaría en consonancia con Filipenses 2:6, donde leemos que Jesucristo, existente con o en unión con “morfe” de Dios, no quiso ser igual Dios. En este pasaje de Pablo, “morfe” o “forma” sustituye a “verbo”.



¿Se da cuenta?

Juan 1:14,
Colosenses 1:19
Filipenses 2:6

están relacionados, tratan el mismo tema con diferentes palabras.


En Juan 1:14, el Verbo habitó carne.


En Colosenses 1:19, al Padre agradó que en Cristo habitara la plenitud de la deidad.


Y en Filipenses 2:6 leemos que Jesucristo existe en unión con morfe de Dios.


Así pues, el “verbo”, “la plenitud de la deidad” y la “morfe” de Dios, es lo mismo. Todo son aspectos de Dios, pero no Dios.
Si sabes que Juan se basaba en el Antiguo Testamento ¿De dónde sacas que no hay identidad entre Dios y su verbo? Por otra parte ¿De dónde sacas que el Davar no es personificado en el Antiguo Testamento?

En segundo lugar, ¿Puedes decir que el Davar/Memrah no era personificado en los escritos judios del segundo templo?

Supongo que las ideas preconcebidas con las que vienes son parte del dogma racionalista que empezó a "desmitologizar" la Biblia después de la reforma protestante bajo la idea de estar "regresando a la fe original", cuando en realidad solo se buscaba independencia política de la Iglesia católica. Después de todo el catolicismo es el padre del protestantismo y el protestantismo del ateismo occidental. Son familia todos.
 

horizonte-71

Umbral de la quinta frontera
Pues Juan no contempla una trinidad, ya que el texto trinitario podría ser:

EN PRINCIPO ERA EL VERBO Y EL VERBO ESTABA CON EL DIOS Y EL ESPÍRITU SANTO Y DIOS ERA EL VERBO.

Así que la trinidad es un invento humano.
Génesis 1:1-3 no te dice nada, aunque tenga mucho que ver con eso que no aceptas...

¿Sigues atormentado por el monstruo del ropero?
 
9 Noviembre 2007
34.524
284
JUAN 1:1

Lo que nunca se debe hacer es ir a un texto con unas ideas preconcebidas de antemano e interpretar el texto ajustándolo a esas ideas. Esto es lo que ha pasado durante cientos de años con este famoso versículo de Juan.


Cuando leemos un texto tenemos que ceñirnos a lo que dice el texto, sin que ningún tipo de interferencias ni ideas preconcebidas influyan en la comprensión o interpretación del mismo.


Juan le está dando al Verbo, a la Palabra, un carácter de naturaleza, no de identidad. Asi como la palabra de un humano es humana, el Verbo o Palabra es divino porque es un atributo de Dios, y es eterno porque Dios es eterno.


Juan no se está inventando nada ni va más allá de lo que dicen los textos (1 Corintios 4:6), ¿Por qué Juan se iba a sacar de la chistera que Jesucristo es el Verbo?.


Juan, como no podía ser de otra manera, se está remitiendo a la teología del Antiguo Testamento, únicas escrituras que había por aquel entonces y donde en ninguno de los textos se le da al Verbo, a la Palabra, al Logos, o al Dabar de Dios, carácter de persona o de personalidad.

Ya lo he expuesto alguna vez en este foro. El texto dice:

EN PRINCIPO ERA EL VERBO Y EL VERBO ESTABA CON EL DIOS Y DIOS ERA EL VERBO


¿Por qué Juan al primer Dios que aparece en la frase le pone artículo (el), y al segundo Dios de la frase no?

¿Por qué además Juan no dice que "el Verbo era Dios" sino que "Dios era el Verbo"?


Para muchos gramáticos la estructura del versículo de Juan 1:1 no se puede traducir como que el Verbo era Dios o que el Verbo era un Dios, sino que el Verbo era divinidad, o dicho de otro modo, que la "palabra era divina".

El versículo en cuestión se está refiriendo única y exclusivamente a Dios y a su palabra y no a dos personas una dentro de la otra.

O es que tú y tu palabra sois dos personas una dentro de la otra.


Una vez que Juan nos ha hablado de Dios y de su Verbo en los versículos 1 y 2, este Verbo no vuelve a mencionarse hasta el versículo 14.


Si prestamos atención y continuamos estudiando los versículos que siguen, nos daremos cuenta que desde el versículo 3 hasta el 13 se están refiriendo a Dios, es decir, al Padre, y no al Verbo como mucha gente cree.


¿Por qué?


Porque el antecedente último con el que acaba el versículo de Juan 1:2 es “el Dios”


Juan 1:2


“Este era en el principio con el Dios”.


Por consiguiente, todos los versículos que siguen tienen como precedente a “el Dios”, y se están refiriendo al Padre.


Y así es:


Dios es el Creador (Apocalipsis 4:11).


En Dios estaba la vida (1Juan 1:2).


Dios es luz (1 Juan 1:5)


Dios siempre ha estado en este mundo, y a todos los que creen en su nombre, es decir, a todos los que aman su carácter, su forma de pensar y de ser, que viven conforme a su Palabra, a todos los que hacen su voluntad, Dios les ha dado potestad de ser hijos suyos.


Y ahora llegamos al versículo 14:


Es en este versículo cuando entra en escena Jesucristo.


Para hacernos ver que en los anteriores versículos no se está hablando del Verbo, algunas traducciones comienzan el versículo 14 diciendo: “Y aquel Verbo…”, es decir, nos lleva otra vez al Verbo de los versículos 1 y 2. Pero en los originales no pone eso, sino que empieza por “Y el Verbo…”


Juan 1:14


“Y el Verbo habitó carne”.


¿En qué carne?


En el ser humano Jesucristo nacido de María por el poder de Dios en el Espíritu Santo.


En el original de este versículo en griego, aparece por un lado el vocablo “egeneto”, el cual tiene multitud de acepciones y por otro la palabra “sarx” que significa carne. Según los eruditos, este versículo 14 es uno de los más difíciles de interpretar de toda la Biblia. La cuestión es: ¿Qué quiso decir Juan en este versículo?. Ya he dicho que el vocablo “egeneto” tiene multitud de acepciones, por lo que atendiendo al contexto en el que aparece este vocablo, unido en paralelo a otros versículos del Nuevo Testamento, nos ayudará a elegir la mejor traducción.


Tradicionalmente, este versículo 14, para dar más énfasis a una supuesta encarnación que no es tal, se ha traducido como que “el Verbo se hizo carne “; pero esto no es lo que dice el texto, porque si lo traducimos de esta manera nos encontraríamos con los siguientes problemas:


Primero:


Sí el Verbo se hace carne, Dios se queda sin su Verbo, es decir, que dejamos a Dios sin su Palabra, ya que ésta se habría transformado en carne.


Esto no puede ser porque Dios sigue teniendo su Palabra.


Segundo:


¿Cómo es posible que algo como el Verbo o Palabra, que ni siendo persona ni teniendo personalidad, pueda llegar a transformarse en carne?.


Esto también es absurdo.


Sin embargo, si traducimos que “el Verbo habitó carne”, ya que el vocablo “egeneto” también lo permite, sería la traducción correcta, o por lo menos la que más se acercaría a lo que Juan quiso decir.


EL CONCEPTO QUE QUIERO TRANSMITIR ES QUE, YA DESDE LA ETERNIDAD, DIOS, EN SU MENTE ETERNA, ASOCIA SU VERBO, SU PALABRA, CON EL FUTURO HOMBRE JESUCRISTO QUE HA DE NACER DE LA VIRGEN MARÍA. DIOS, EL PADRE, SIN DESPRENDERSE NI PARCIAL NI TOTALMENTE DE SU VERBO, Y DE UNA FORMA QUE NO PODEMOS ENTENDER, LO INCORPORA EN JESÚS EN EL MOMENTO DE SU NACIMIENTO, ES DECIR, LO SEÑALA CON SU VERBO (Juan 6:26).


Esto estaría en consonancia con pasajes como Colosenses 1:19 donde leemos que al Padre agradó que en Cristo habitara toda la plenitud de la Deidad, es decir, su Verbo. Es por este motivo, que presentar a Jesucristo como con naturaleza divina no sería incorrecto, aunque esa plenitud no interfiere en nada en su persona, en su humanidad. La traducción “el Verbo habitó carne”, también estaría en consonancia con Filipenses 2:6, donde leemos que Jesucristo, existente con o en unión con “morfe” de Dios, no quiso ser igual Dios. En este pasaje de Pablo, “morfe” o “forma” sustituye a “verbo”.



¿Se da cuenta?

Juan 1:14,
Colosenses 1:19
Filipenses 2:6

están relacionados, tratan el mismo tema con diferentes palabras.


En Juan 1:14, el Verbo habitó carne.


En Colosenses 1:19, al Padre agradó que en Cristo habitara la plenitud de la deidad.


Y en Filipenses 2:6 leemos que Jesucristo existe en unión con morfe de Dios.


Así pues, el “verbo”, “la plenitud de la deidad” y la “morfe” de Dios, es lo mismo. Todo son aspectos de Dios, pero no Dios.
Estes diciendo que el Hijo y el Padre son una sola persona?
 
21 Junio 2016
2.845
80
Génesis 1:1-3 no te dice nada, aunque tenga mucho que ver con eso que no aceptas...

¿Sigues atormentado por el monstruo del ropero?
Sigues negando la realidad. En el texto de Juan 1:1 por mucho que te empeñes no aparece el Espíritu Santo como Dios.

El que te atormentas eres tú que ves la evidencia y cierras los ojos.

Te lo he dicho muchas veces, Génesis 1:1-3 no lo entiendes.

Que el Espíritu de Dios se moviera sobre la faz de las aguas no le convierte en la tercera persona de la trinidad. Tampoco sabes porqué la tierra estaba desordenada y vacía.

Génesis 1:1-3


Reina-Valera 1995

La creación

1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2 La tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas estaban sobre la faz del abismo y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.
 

Juan Ruiz

Miembro senior
20 Junio 2020
662
55
JEsús Hijo de Dios, ETERNO, antes que Abraham fuese Yo Soy dijo... y llamaba a Dios Padre
Dios plasmó en su creación muchos de sus atributos, por eso tenemos familia, porque ellos son una familia
Padre Hijo y Espíritu Santo
El Padre ama al HIjo, el Hijo ama al Padre y el Espíritu del Padre estaba en el Hijo y ahora está en nosotros, y somos hijos de Dios
y hermanos de Cristo, y hermanos de los creyentes, no es dificil entender eso y aceptarlo
 

Juan Ruiz

Miembro senior
20 Junio 2020
662
55
No. Son dos seres diferentes.

Uno es Dios, el Padre.

El otro no es Dios. Es el hombre Jesucristo.
Si niegas la divinidad y eternidad de Cristo y que es el mismo Jesús, estás negando al Padre.
ese es el espiritu del Anticristo
 

Juan Ruiz

Miembro senior
20 Junio 2020
662
55
Si niegas la divinidad y eternidad de Cristo y que es el mismo Jesús, estás negando al Padre.
ese es el espiritu del Anticristo
La Biblia se adelantó, o más bien el Espíritu Santo a todas las posibilidades de errores que vendrían...como el tuyo
 

Alejandro Adiego

Miembro activo
7 Junio 2020
64
2
Vamos a ver Juan Ruiz.


Para demostrar que estoy en un error y que tengo el espíritu del anticristo, me presentas lo siguiente:


"Si niegas la divinidad y eternidad de Cristo y que es el mismo Jesús, estás negando al Padre.
ese es el espíritu del Anticristo".



¿De qué versión de la Biblia has sacado este versículo?, porque yo no lo conozco...


Supongo que te estarás refiriendo a 1 Juan 2:22-23


Perdona que te corrija Juan Ruiz, pero el versículo no dice eso.


1 Juan 2:22-23, dice:


22 ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.


23 Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre.


En estos versículos Juan Ruiz, las palabras "divinidad" y "eternidad" no aparecen por ninguna parte.



El texto no está llamando mentiroso al que niega que Jesús es Dios o que Jesús es eterno. El texto está llamando mentiroso al que niega que Jesús es el Cristo. Y por consiguiente el que niega a Jesús como el Cristo, también está negando al Padre que es el que lo envió.



Así pues yo no soy un mentiroso porque yo creo que Jesús es el Cristo y nuestro Señor.


Hechos 2:36

36 Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.


Y también nuestro Salvador:


Hechos 13:23


23 De la descendencia de éste (David), y conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel.


Por consiguiente es Dios, el que habita en luz inaccesible, el Todopoderoso el que nadie ha visto ni puede ver, el que nos salva levantando a otro Salvador, Jesús.


¿Dos Salvadores?


SI


Dios, la parte divina, el originador del plan de la salvación. El hombre Jesucristo, la parte humana, el que acepta, con el espíritu y el poder del Padre, llevar a acabo este plan de la salvación que implicaba obediencia y sometimiento al Padre y una muerte ignominiosa, la muerte de cruz.
 

amnias

Expulsado
23 Junio 2020
132
6
Pregunta: ¿Puede Dios ser doce personas a la vez que hablan entre sí y seguir siendo Dios a la vez en el mundo espiritual?

Pregunta: ¿Puede haber un Yeshúa para cada especie "inteligente" que llega al momento evolutivo necesario? ¿Puede ser cada una de esas vestiduras del Verbo hebra del mismo tapiz?

(Son preguntas, no voy a comentar nada ni a responder)
 

Juan Ruiz

Miembro senior
20 Junio 2020
662
55
Vamos a ver Juan Ruiz.


Para demostrar que estoy en un error y que tengo el espíritu del anticristo, me presentas lo siguiente:


"Si niegas la divinidad y eternidad de Cristo y que es el mismo Jesús, estás negando al Padre.
ese es el espíritu del Anticristo".



¿De qué versión de la Biblia has sacado este versículo?, porque yo no lo conozco...


Supongo que te estarás refiriendo a 1 Juan 2:22-23


Perdona que te corrija Juan Ruiz, pero el versículo no dice eso.


1 Juan 2:22-23, dice:


22 ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.


23 Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre.


En estos versículos Juan Ruiz, las palabras "divinidad" y "eternidad" no aparecen por ninguna parte.



El texto no está llamando mentiroso al que niega que Jesús es Dios o que Jesús es eterno. El texto está llamando mentiroso al que niega que Jesús es el Cristo. Y por consiguiente el que niega a Jesús como el Cristo, también está negando al Padre que es el que lo envió.



Así pues yo no soy un mentiroso porque yo creo que Jesús es el Cristo y nuestro Señor.


Hechos 2:36

36 Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.


Y también nuestro Salvador:


Hechos 13:23


23 De la descendencia de éste (David), y conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel.


Por consiguiente es Dios, el que habita en luz inaccesible, el Todopoderoso el que nadie ha visto ni puede ver, el que nos salva levantando a otro Salvador, Jesús.


¿Dos Salvadores?


SI


Dios, la parte divina, el originador del plan de la salvación. El hombre Jesucristo, la parte humana, el que acepta, con el espíritu y el poder del Padre, llevar a acabo este plan de la salvación que implicaba obediencia y sometimiento al Padre y una muerte ignominiosa, la muerte de cruz.
Jesús no es una parte de DIos, es su Hijo

que te parece que yo dijera a mis tres hijos, uds. son partes mías jejejeje sería raro
son entes semejantes a mi, con rasgos y caracter muy similares, porque tambien tienen de su madre,
pero más de mí.

Son personas, me tinca que eres Unitario (tinca es un chilenismo) tengo la idea quiere decir, se me alumbra la lampara jejejej etc