EL LIBRO NEGRO DE LA NUEVA IZQUIERDA



Bart

2
24 Enero 2001
9.228
148



El Libro Negro de la Nueva Izquierda: Ideología de género o subversión cultural (Spanish Edition) Kindle Edition


by Nicolás Márquez (Author),

Tras la caída de la Unión Soviética en 1992, muchos sectores del mundo libre descansaron en ese triunfalismo que brindaba la sensación de que la utopía colectivista había perdido para siempre. Pero pocos años después, abrazando nuevas banderas y reinventando su discurso, el hoy llamado neocomunismo (o progresismo cultural) no sólo pasó a dominar la agenda política sino en gran medida la mentalidad occidental.

Los viejos principios socialistas de lucha de clases, materialismo dialéctico, revolución proletaria o violencia guerrillera, ahora fueron reemplazados por una rara ingesta intelectual promotora del “indigenismo ecológico”, el “derecho-humanismo” selectivo, el “garantismo jurídico” y por sobre todas las cosas, por aquello que se denomina como “ideología de género”, suerte de pornomarxismo de tinte pansexual, impulsor del feminismo radical, del homosexualismo ideológico, la pedofilia como “alternativa”, el aborto como “libre disposición del cuerpo” y todo tipo de hábitos autodestructivos como forma de rebelión ante “la tradición hetero-capitalista” de Occidente.

Toda esta ensalada vanguardista se escuda bajo temas de apariencia noble, tales como el “igualitarismo”, la “inclusión”, la “diversidad” y los “derechos de las minorías”: verdaderas caretas de la ideología de género, cuyo contenido constituye la prioridad militante en esta izquierda desarmada que resolvió canalizar su odio por medio de grupos marginales o conflictuados que aquella captura y adoctrina para sí, con el fin de vehiculizarlos de manera funcional a su causa y, de esta forma, dominar la academia, hegemonizar la literatura, monopolizar las artes, manipular los modos del habla, modificar hábitos e influir en los medios de comunicación. La nueva izquierda no busca más secuestrar empresarios sino el sentido común; no persigue tomar una fábrica sino la cátedra, y no se trata de confiscar cuentas bancarias sino la manera de pensar: “todo lo demás vendrá por añadidura”, vaticinan sus cultores.


El Libro Negro de la Nueva Izquierda: Ideología de género o subversión cultural, escrito por dos autores tan audaces como Nicolás Márquez y Agustín Laje, constituye el primer libro publicado en Argentina que ataca y cuestiona todos y cada uno de los “dogmas” de un progresismo revolucionario que arrasa buscando destruir la cultura vigente para sobre sus escombros, reproducir aquel “paraíso” que por error o subestimación muchos dieron por muerto y hoy representa una grave amenaza.

Fuente:
https://www.amazon.com/Libro-Negro-Nueva-Izquierda-subversión-ebook/dp/B01J7AG6W4
 

Bart

2
24 Enero 2001
9.228
148
Tras defender el Corán, el digital ‘El Español’ de Pedro J. Ramírez arremete contra la Biblia

No deberías leer la Biblia y si lo haces eres un “idiota”. Es el mensaje que ha lanzado hoy el diario “El Español”, dirigido por Pedro J. Ramírez, en un vídeo en el que arremete contra la Biblia.

Leer noticia y ver vídeo:
http://www.outono.net/elentir/2017/0...tra-la-biblia/
 

Robespengler

Leyenda del foro
13 Diciembre 2016
8.753
119
Bart;n3163008 dijo:



El Libro Negro de la Nueva Izquierda: Ideología de género o subversión cultural (Spanish Edition) Kindle Edition


by Nicolás Márquez (Author),

Tras la caída de la Unión Soviética en 1992, muchos sectores del mundo libre descansaron en ese triunfalismo que brindaba la sensación de que la utopía colectivista había perdido para siempre. Pero pocos años después, abrazando nuevas banderas y reinventando su discurso, el hoy llamado neocomunismo (o progresismo cultural) no sólo pasó a dominar la agenda política sino en gran medida la mentalidad occidental.

Los viejos principios socialistas de lucha de clases, materialismo dialéctico, revolución proletaria o violencia guerrillera, ahora fueron reemplazados por una rara ingesta intelectual promotora del “indigenismo ecológico”, el “derecho-humanismo” selectivo, el “garantismo jurídico” y por sobre todas las cosas, por aquello que se denomina como “ideología de género”, suerte de pornomarxismo de tinte pansexual, impulsor del feminismo radical, del homosexualismo ideológico, la pedofilia como “alternativa”, el aborto como “libre disposición del cuerpo” y todo tipo de hábitos autodestructivos como forma de rebelión ante “la tradición hetero-capitalista” de Occidente.

Toda esta ensalada vanguardista se escuda bajo temas de apariencia noble, tales como el “igualitarismo”, la “inclusión”, la “diversidad” y los “derechos de las minorías”: verdaderas caretas de la ideología de género, cuyo contenido constituye la prioridad militante en esta izquierda desarmada que resolvió canalizar su odio por medio de grupos marginales o conflictuados que aquella captura y adoctrina para sí, con el fin de vehiculizarlos de manera funcional a su causa y, de esta forma, dominar la academia, hegemonizar la literatura, monopolizar las artes, manipular los modos del habla, modificar hábitos e influir en los medios de comunicación. La nueva izquierda no busca más secuestrar empresarios sino el sentido común; no persigue tomar una fábrica sino la cátedra, y no se trata de confiscar cuentas bancarias sino la manera de pensar: “todo lo demás vendrá por añadidura”, vaticinan sus cultores.


El Libro Negro de la Nueva Izquierda: Ideología de género o subversión cultural, escrito por dos autores tan audaces como Nicolás Márquez y Agustín Laje, constituye el primer libro publicado en Argentina que ataca y cuestiona todos y cada uno de los “dogmas” de un progresismo revolucionario que arrasa buscando destruir la cultura vigente para sobre sus escombros, reproducir aquel “paraíso” que por error o subestimación muchos dieron por muerto y hoy representa una grave amenaza.

Fuente:
https://www.amazon.com/Libro-Negro-Nueva-Izquierda-subversión-ebook/dp/B01J7AG6W4
Excelente libro. Es uno de los que yo recomiendo.
 

Bart

2
24 Enero 2001
9.228
148


¿El "matrimonio" homosexual y el aborto son derechos humanos?

LIMA, 25 Abr. 17 / 04:42 pm (ACI).- Luego de una exitosa gira en Perú en la que lograron “desenmascarar” la ideología de género, los politólogos argentinos Agustín Laje y Nicolás Márquez explicaron por qué el mal llamado “matrimonio” homosexual y el aborto no pueden ser considerados derechos humanos.

Los coautores del bestseller de Amazon “El Libro Negro de la Nueva Izquierda” conversaron con ACI Prensa durante su gira del 12 al 17 abril en la que asistieron a un debate, tres universidades, el Congreso de la República, dos conferencias abiertas al público, y en la que recibieron a cerca de medio centenar de medios de comunicación.

Un total de 1500 personas asistieron a sus conferencias que sirvieron para mostrar que la ideología de género es una nueva careta del movimiento político de izquierda al que denominan “neomarxismo”.

“Matrimonio” homosexual

El joven politólogo y escritor, Agustín Laje, explicó que el “matrimonio homosexual” no es un derecho humano, sino “una avanzada político-ideológica en el terreno de la lengua para deformar lo que matrimonio significa”.

El autor explicó que la palabra matrimonio proviene del latín mater, es decir, “de la capacidad de ser madre, de la potencia de engendrar que tiene el matrimonio como institución social”.

Por su parte, el abogado, politólogo y escritor, Nicolás Márquez, añade que el matrimonio no puede ser homosexual “porque el matrimonio por definición es un vínculo en donde está la potencialidad de ser madre”.

Complementando lo dicho por su colega, Márquez dijo que la raíz latina mater (de donde proviene la palabra matrimonio) viene a su vez de “matris”, la cual está “relacionada al útero y la concepción”.

En ese sentido, indicó que “la maternidad es un requisito inherente al matrimonio”.

“Es cierto que un matrimonio heterosexual no necesariamente puede tener hijos o porque tienen alguna disfunción orgánica, no lo desean o por cuestión de edad. Es cierto, no necesariamente del matrimonio habrán hijos, pero sí está la potencialidad de la maternidad”, aseguró.

Sobre la unión homosexual dijo que “no puede ser un matrimonio”, porque existe en ella una “potencialidad para la maternidad nula”.

“Llámenle X pero ya no es un matrimonio”, precisó.

Además, Márquez explicó para el Estado hay un interés real y práctico para legislar en favor del matrimonio, porque este “es una institución de orden público”.

“Del matrimonio proviene la prole, que son criaturas indefensas y que solamente pueden estar a merced de los padres. El Estado sabe que esa es la futura generación de una comunidad política, entonces éste subsidiariamente protege a un niño en situación de desamparo, pero además le otorga a los cónyuges y a los padres derechos y obligaciones entre sí”, destacó.

Sobre aquellos que acusan de “discriminación” el no permitir casarse a personas con atracción del mismo sexo, Márquez dijo que esto es falso.

“Puede que sea una discriminación, pero es una discriminación justa. La discriminación no es algo malo en sí. Por ejemplo, ¿un ciego le puede pedir al Estado un carné de conducir? El Estado no le tiene que dar al ciego el carné porque esa persona tiene una discapacidad que le impide manejar. ¿Es el Estado discriminador ‘ciegofóbico’? ¿Soy yo ‘ciegofóbico’ por sostener que esta decisión es sensata? No, es decir, no es una discriminación injusta”, afirmó.

En ese sentido, expresó que lo que sí debe hacer el Estado “es respetar a aquel que quiere vivir con alguien de su mismo sexo y llevar adelante un proyecto de vida, tenga plena libertad de hacerlo. Sin embargo, pretender derechos que la naturaleza les niega es atentar contra el sentido común y toda noción de orden natural”.

Adopción homosexual

Sobre la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, el abogado indicó que cuando la unión homosexual busca fabricar artificialmente qué es un matrimonio –aunque no lo sea objetivamente– y el Estado lo permite, esa pareja tendrá los derechos inherentes al vínculo matrimonial, entre estos, el de adoptar.

“Ya no se trata de la intimidad de dos personas sino que se está afectando a terceros”, aseguró.

Márquez dijo que la adopción no es solo el derecho de una pareja, sino “el derecho de una pareja subordinado a los derechos e intereses del niño”.

Tanto es así que no siempre una pareja puede adoptar un niño, porque puede ser que algunos de los esposos tengo uno o varios problemas que se lo impidan o no cumplan con los requisitos, afirmó.

Márquez dijo que cuando el Estado no permite una adopción, eso no lo convierte en un agente “discriminador o ‘heterofóbico’”, porque el “niño debe ser ambientado en una réplica de aquello que le fue quitado por circunstancias de la propia vida, que es una familia conforme vino al mundo”.

El experto indicó, reafirmando las tesis y estadísticas descritas en su libro, “que los niños que han sido educados y formados por parejas homosexuales, tienen mayor tendencia a la homosexualidad, crisis de angustia, de identidad, depresión”, etc.

“Hay estadísticas incipientes porque este experimento es nuevo, de que además, al niño no le sale gratis satisfacer los caprichos de una pareja que quiere parodiar una relación heterosexual adoptando a un tercero”, sentenció.

El aborto

Sobre el tema del aborto, el politólogo Agustín Laje aseguró tajantemente que “no puede ser un derecho humano en cuanto el primer derecho humano es el de vivir”.

“Alguien que no tiene vida no tiene ningún tipo de derecho. Por eso, en una escala, es lo primero que tenemos que salvaguardar”.

Laje ratificó que aquellos que defienden la vida del niño por nacer, no aseguran que en el vientre de la madre hay vida “solo porque lo dice la Biblia”, sino porque la ciencia lo dice.

“Aquello que la mujer lleva en su vientre tiene un ADN distinto al de la madre, es una vida independiente que parte de su ciclo vital se encuentra en el vientre materno por un periodo de 9 meses. Como luego estará en una cuna y seguirá siendo parte de la vida de la madre, a tal punto que ésta tiene que hacer un trabajo multiplicado exponencialmente a lo que tenía que hacer antes, porque ahora tiene que hacer cambio de pañales, darle leche, etc”, resaltó.

Laje destaca –reafirmando las tesis de su libro– que la ciencia ha encontrado que allí hay un ser independiente: “¿Qué tipo de ser? ¿Es un perrito que después se convierte en humano cuando sale del útero? No, es un ser humano”.

Por su parte, Nicolás Márquez añadió que tanto la ciencia como la razón indican que un bebé en gestación “es un cuerpo diferente del de la madre. Ni siquiera es un ser humano en estado potencial, sino que es un ser humano actual que tiene mucho potencial, porque tiene toda la vida por delante”.

Laje expresó que los abortistas intentan convencer a través del lenguaje que el aborto es un derecho. Asimismo, denunció que los grupos afines a la ideología de género, como el feminismo radical, buscan realizar una “transmutación de lo que las palabras significan”.

Ejemplificando, el joven escritor indicó que lo que hoy se llama “interrupción del embarazo” no es tal como se plantea, porque estas palabras deberían significar en la realidad un “cese momentáneo de una actividad para que se reanude luego”.

“¿Se interrumpe el embarazo o se mata una vida? La muerte no vuelve a ser vida. La muerte es el acto final de la vida”, aseguró.

En ese sentido, Márquez añadió que el aborto no solamente es un crimen, sino que es un crimen agravado por dos circunstancias: “primero porque la víctima tiene imposibilidad absoluta de defenderse y segundo porque la víctima es tu hijo”.

Finalmente, el politólogo indicó que “los ideólogos de género, todos abortistas, se preocupan por la mujer golpeada, pero quieren que la mujer mate al hijo. Una cosa bastante contradictoria”.

“Desde el punto de vista racional el aborto es indefendible. Por eso los abortistas siempre apelan a argumentos distractivos como ‘la capacidad de elegir’, ‘interrupción del embarazo’ o argumentos sentimentales”, concluyó.

Fuente:
https://www.aciprensa.com/noticias/el-matrimonio-homosexual-y-el-aborto-son-derechos-humanos-responden-expertos-71771/
 
  • Like
Reacciones: Juan1981

Bart

2
24 Enero 2001
9.228
148
EL TERROR JACOBINO, EL PROGRESISMO ACTUAL Y EL FUTURO NUEVO ORDEN MUNDIAL. [IMG2=JSON]{"data-align":"none","data-size":"full","height":"225","width":"400","src":"file:\/\/\/data\/user\/0\/com.evernote\/files\/unsaved_notes\/4.terror%252Bjacobino_720902527.jpg"}[/IMG2]Apocalipsis 6:9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.

En el año 1789 estalla la revolución francesa, revolución llevada a cabo por dos facciones, los Girondinos y los Jacobinos. Y estos últimos son los que se enquistan en el poder, iniciando un tiempo que ha quedado estampado en la historia como EL PERÍODO DEL TERROR JACOBINO, y esto debido a lo sangriento y tenebroso de aquel período que duró aproximadamente un año. Período en el cual la sangre corría como río, y las cabezas de los opositores a la revolución rodaban por toda Francia. Muchos relacionan las decapitaciones que aparecen en Apocalipsis con las ejecuciones de ISIS, y algunos hasta caen en el error de enseñar que el futuro anticristo será un musulmán que impondrá LA LEY SHARIA a nivel mundial. Con todo respeto debo decir que esto es un reverendo disparate, porque en la Palabra Profética más segura, se nos habla que a la mitad de la semana 70 de Daniel el anticristo hará cesar el sacrificio y la ofrenda, y esto indudablemente tiene que ver con los sacrificios del sacerdocio Levítico y con el Templo Judío que en cualquier momento comenzaran a construir. La única relación entre el islam y la religión mundial única será que el islam se fusionará en esa religión y ahí termina la relación.

Si queremos tener una idea de lo que será el escenario de la gran tribulación, luego que la iglesia haya sido removida del mundo mediante el arrebatamiento, donde tenemos que fijar nuestra atención, no es el islam, sino EN EL INICIO DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA. Evento que constituyó el primer hecho resonante de la logia ILUMINATI. Todos los líderes de aquella revolución eran discípulos directos de Adan Weishaup, quien fue el fundador de la logia.
Dalton, Robespierre, Montesquieu, Voltaire, Rouseau, todos ellos eran iluminatis, y sellaban los documentos de la revolución con el mismo sello iluminati que aparece en el billete de un dólar. Tengamos presente que esta logia es la que actualmente está trabajando a marcha forzada para la instauración del Nuevo Orden Mundial.

Cuando la facción jacobina tomo el poder, comenzó aquel tiempo de terror caracterizado por el odio hacia todo lo que tuviera que ver con Dios y con la Fe Cristiana. Un ejemplo de esto es que ni bien toman el poder, las hordas revolucionarias jacobinas queman miles de Biblias, al grito de: “hemos destronado al Dios que nos atormentaba con el infierno, lo hemos destronado gritaban enardecidos”. Y otro hecho emblemático de aquella revolución fue que pasearon a una prostituta desnuda por la calles de París al tiempo que gritaban ESTO ES NUESTRO NUEVO DIOS, ESTA ES LA DIOSA RAZÓN. Y todos aquellos de quienes siquiera se sospechara que fueran opositores a la revolución, INMEDIATAMENTE SE LOS DETENÍA Y SE LOS EJECUTABA EN LA GUILLOTINA, instrumento de ejecución que precisamente hizo su aparición en la historia a partir de la revolución francesa. A quienes se oponían a ese estado de cosas, se los llamaba REACCIONARIOS, y a los que se identificaban con esa política de terror, se los llamaba PROGRESISTAS. Fue a partir de ahí que comenzaron a usarse los términos de reaccionarios y progresistas.

Cuando consideramos aquellos hechos históricos llegamos a la conclusión que aquel monstruo del progresismo jacobino, está asomando su horrible cabeza en el escenario mundial, y un ejemplo de esto es el movimiento gay y los hechos relacionados con esa agenda maldita. Cuando nos enteramos que en muchos países, comienzan a legislarse leyes que podrían enviar a la cárcel a quienes se atrevan a llamarle pecado a lo que para ellos es un avance del espíritu progresista; vemos que hay una estrecha relación entre aquel período del terror jacobino, con lo que será el clima espiritual de la gran tribulación. Es decir, cuando los iluminatis logren su objetivo de instaurar el Nuevo Orden Mundial, reaparecerá también aquel clima tenebroso de odio hacia todo lo que tenga que ver con Dios, y reaparecerá también la guillotina como instrumento de ejecución a nivel mundial.

Aquel terror que caracterizó a la revolución francesa nos da solo una idea de lo que será el clima espiritual del tiempo de la tribulación que según las palabras del Señor Jesucristo, será un tiempo de angustia cual no lo hubo nunca, ni lo habrá jamás. Período en el cual la iglesia de Jesucristo no estará en la tierra.

Nota: Este material se puede distribuir y publicar con toda libertad siempre y cuando se respete el autor.

Publicado por Daniel Nicolas Pastore en 21:36
http://fundamentosdefecristiana.blog...ogresismo.html
 

Bart

2
24 Enero 2001
9.228
148

Una defensa políticamente incorrecta de la desigualdad (es decir, de nuestra libertad)

“Enemigo a las puertas” (2001) es una excelente película bélica que, además, incluye una escena que con una encomiable simplicidad reduce a escombros todo el pensamiento socialista.

Lo que pocos cuentan: el origen ideológico totalitario del actual feminismo de género
Cómo el marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt inventó la persecución al disidente / Roniel Aledo

“Siempre habrá ricos en amor y pobres en amor”

En esa escena vemos al comisario político Danilov lamentarse del fracaso de los dogmas marxistas, en los que creía ciegamente. Un fracaso del que se ha dado cuenta por su propio fracaso amoroso: “El hombre nunca cambiará. Nos hemos esforzado tanto en construir una sociedad equitativa donde no hubiera nada que envidiar al vecino… Pero siempre hay algo que envidiar. Una sonrisa, una amistad, algo que no tenemos y de lo que queremos apropiarnos. En este mundo, incluso en el soviético, siempre habrá ricos y pobres, gente con esperanza y desesperados, ricos en amor y pobres en amor.”

El anzuelo de la igualdad: pescando a la gente para un régimen de terror

La igualdad fue desde sus inicios uno de los grandes reclamos propagandísticos del socialismo. En el “Manifiesto comunista”, Marx y Engels hablaron contra “las desigualdades irritantes que claman en la distribución de la riqueza”. En “El estado y la revolución”, Lenin fue aún más claro:
Democracia significa igualdad. Se comprende la gran importancia que encierra la lucha del proletariado por la igualdad y la consigna de la igualdad, si ésta se interpreta exactamente, en el sentido de destrucción de las clases. Pero democracia significa solamente igualdad formal. E inmediatamente después de realizada la igualdad de todos los miembros de la sociedad con respecto a la posesión de los medios de producción, es decir, la igualdad de trabajo y la igualdad de salario, surgirá inevitablemente ante la humanidad la cuestión de seguir adelante, de pasar de la igualdad formal a la igualdad de hecho, es decir, a la aplicación de la regla: “de cada uno, según su capacidad; a cada uno, según sus necesidades”.”
Esta teoría de Lenin se tradujo, en la práctica, en una brutal dictadura que se sirvió de los más horrendos métodos de represión, tortura y asesinato para someter a los disidentes. En su aplicación, el socialismo marxista siempre ha ejercido el poder por medio de dictaduras, reduciendo a escombros las libertades individuales en aras de la igualdad. La utopía de un mundo nuevo e igualitario en el que nadie tendría más ni sería más que otro engatusó a millones de personas y sirvió como excusa para multitud de atrocidades. La idea es que merecía la pena sacrificar la libertad y la propiedad para lograr un mundo nuevo sin desigualdades. Pero ¿era factible ese mundo nuevo?

No nos ofrecen una sociedad mejor, sino una sociedad inhumana

Para responder a esa complicada pregunta deberíamos antes contestar a esta otra: ¿es posible transformar al hombre en un “ser perfecto”? En una sociedad formada por “seres perfectos” no existirían la envidia, la codicia, el crimen ni los celos. Nadie desearía lo que tienen otros. Nadie querría ser más que los demás. Pero además, y si seguimos el concepto de perfección del socialismo, nadie querría superarse a sí mismo para no ser más que otros. No existiría el riesgo, y no sólo en la economía, sino también en las relaciones sociales. Declararte a una chica es correr el riesgo de no ser correspondido y de que te rompan el corazón. Una sociedad de “seres perfectos” tendría que ser una sociedad controlada en todos los aspectos: una sociedad robotizada e inhumana. Y es que la naturaleza humana es racional pero también emocional. Si sólo nos moviésemos por mera lógica no existirían el amor, el heroísmo, el espíritu de servicio y de sacrificio, el afán de cooperación, la amistad, el honor, la lealtad… El comunismo creyó que una sociedad así era posible. Y para lograrla intentó someter la naturaleza humana por medio de la violencia, reduciendo a cenizas las libertades individuales y llevándose por delante a muchas víctimas de ese experimento político. El resultado fue una cifra terrible: 100 millones de muertos.

La igualdad en el pensamiento liberal

El pensamiento liberal enunció el principio de la igualdad ante la ley. En la Constitución Española, por ejemplo, aparece formulado de la siguiente forma en su Artículo 14: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.” Este principio legal pretende evitar las injusticias, pero su aplicación estricta sería imposible. De hecho, en todos los estados democráticos el principio de igualdad ante la ley está lleno de excepciones. Un niño no tiene los mismos deberes legales que un adulto. Un discapacitado o un anciano pueden recibir ayudas inaccesibles a los demás. Las madres gozan de una protección especial porque son ellas quienes traen las nuevas vidas al mundo. Dicho sea de otra forma: el pensamiento liberal enunció un principio que aplicado en sentido estricto sería incompatible con una sociedad civilizada. La diferencia entre el liberalismo y el comunismo es que el primero no intentó violentar la naturaleza humana para aplicar una lectura fundamentalista de ese principio, consciente de que una ideología no puede estar por encima de la realidad ni ir contra la naturaleza humana. Sin embargo, a finales del siglo XX esa concepción razonable del Derecho se rompió.

El marxismo cultural: intentando destruir a Occidente sin que se dé cuenta

En la década de 1970 hizo su irrupción una corriente de pensamiento surgida del marxismo: la ideología de género. Su creadora, Shulamith Firestone, pretendía aplicar la tesis marxista de la lucha de clases a las diferencias entre sexos: “Asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada (las mujeres) se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción”, escribió en “La dialéctica del sexo” (1970). Así mismo, los pensadores de la Escuela de Frankfurt -siguiendo las líneas marcadas por el dirigente comunista Antonio Gramsci- ejercieron una notable influencia para proyectar el marxismo cultural en Occidente, bajo diversos disfraces. El más conocido de todos es la corrección política, una doctrina según la cual ha de evitarse en el lenguaje toda expresión que pueda resultar ofensiva o discriminatoria para cualquier colectivo social. Lo que trascendía detrás de esas nuevas corrientes marxistas es un intento de debilitar las raíces culturales judeocristianas de Occidente -a menudo sin que los propios occidentales se diesen cuenta de ello-, y la forma de hacerlo era plantear la utopía socialista de la igualdad bajo nuevas apariencias, pero con el mismo resultado: la destrucción de las libertades.

La ‘no discriminación’: hacia una nueva sociedad de delatores

Es así como se han ido haciendo familiares conceptos como la “no discriminación” como una obligación que se debe imponer no sólo al Estado, sino también a los particulares en su vida privada, una pretensión que tendría peligrosas consecuencias, pues cualquiera podría ser denunciando por tomar una decisión que alguien considerase una discriminación. Por ejemplo, que te guste esta chica y no aquella otra -o un chico- podría convertirte en “discriminador” y llevarte a ser denunciado. Tendríamos una sociedad de delatores, algo muy parecido a lo que pasaba en la URSS o en la RDA. Hoy parece algo propio de una novela distópica, pero no lo es: una ley así la intentó instaurar la socialista Leire Pajín en 2011, causando un gran revuelo (la derrota electoral del PSOE ese mismo año impidió que la norma llegase a aprobarse). Sin embargo, la pepera Cristina Cifuentes copió buena parte del sentido de aquella ley en la que promovió el año pasado en Madrid. De hecho, tanto en la ley de Pajín como en la de Cifuentes se invierte la carga de la prueba: el acusado debe probar su inocencia, algo propio de regímenes totalitarios. Una vez más, en nombre de la igualdad están quebrantando nuestros derechos más básicos.

El regreso de la censura y de los delitos de opinión

La ideología de género se está imponiendo mediante las mismas formas. Hacer una campaña con un bus que afirme una evidencia biológica, publicar un libro denunciando las imposiciones de género o escribir un obra para cuestionar esa ideología es ahora motivo de persecución en nombre de una definición perversa de la igualdad, ante la cual se lanzan a una pira derechos como la libertad de educación, la libertad de expresión y la libertad de pensamiento. Curiosamente, los mismos que dicen abominar de la censura y de los delitos de opinión los están imponiendo en aras de la “igualdad de género”, como si fuese algo de lo más natural. Hay que decir que esta nueva ofensiva totalitaria está teniendo un enorme éxito si tenemos en cuenta que hasta personas, partidos y medios que se dicen anticomunistas han acabado asumiendo esas nuevas tesis ideológicas surgidas del marxismo cultural, unas tesis que -igual que hace 100 años- prometen un mundo nuevo en el que todos seremos felices y absolutamente iguales. Un paraíso socialista cuya construcción merece el sacrificio de las libertades individuales e incluso de la misma naturaleza humana. Algunos no han aprendido nada del último siglo de historia.

La necesaria defensa de una sociedad desigual, es decir, libre

Aunque suene políticamente incorrecto -dicho sea de otro modo: aunque incomode a los partidarios de ese tramposo igualitarismo-, hoy más que nunca es necesaria la defensa de la desigualdad, es decir, de nuestra libertad. Por supuesto, con desigualdad no me refiero a bendecir el racismo ni ninguna forma de odio o de violencia contra cualquier minoría. Todos somos igual de dignos por nuestra condición humana, sean cuales sean nuestras circunstancias. Esto es algo que no formuló ni el liberalismo ni el comunismo: lo enunció el Cristianismo, y precisamente por esa destrucción de nuestras raíces culturales cristianas, ese concepto cristiano de la igualdad se está tergiversando y sustituyendo por un proyecto totalitario. Más allá de nuestra igualdad en dignidad, la realidad es desigual. La naturaleza nos hace diferentes: hay hombres y mujeres, altos y bajos, gordos y delgados, sanos y enfermos, niños y viejos… Y por supuesto, el mero hecho de vivir en una sociedad humana significa que todos tenemos formas muy diversas de asomarnos al mundo: hay optimistas y pesimistas, cautelosos y arriesgados, cariñosos y fríos, tranquilos y nerviosos… Yo no quiero vivir en un mundo donde todos pensemos lo mismo, sintamos lo mismo y digamos lo mismo por miedo a ser castigados por una casta política de iluminados. Prefiero el mundo real, imperfecto y libre a la promesa de un mundo idílico, perfecto e igualitario, pero sin libertad. Tenemos que abrir los ojos y darnos cuenta de que están intentando imponer en nuestra democracia, por la puerta de atrás, lo que ya impusieron en las dictaduras comunistas de forma más descarada. Si no reaccionamos, en breve ya no se conformarán con amedrentarnos mediante la censura o las multas: lo intentarán con cosas peores. Basta con conocer la historia para darse cuenta de ello.

Fuente:
http://www.outono.net/elentir/2017/04/30/una-defensa-politicamente-incorrecta-de-la-desigualdad-es-decir-de-nuestra-libertad/
 

Bart

2
24 Enero 2001
9.228
148
Lo que pocos cuentan: el origen ideológico totalitario del actual feminismo de género

“Nos insultaban diciéndonos que éramos unas zorras, unas hijas de puta, que nos teníamos que pudrir…” Esto, aunque lo parezca, no es el relato de una escena de maltrato doméstico.

Querían liberar a la mujer y han tirando su dignidad a un contenedor de basura
Una famosa feminista inglesa sugiere meter a los hombres en campos de concentración

Una violenta pervesión del feminismo original

Esos insultos atrozmente machistas los sufrieron ayer mujeres de Vox en una marcha feminista en Madrid. Las insultadas, además, fueron agredidas y precisaron protección policial, y todo por el mero hecho de atreverse a cuestionar los dogmas ideológicos del feminismo de género. Entre otros lemas violentos, se corearon barbaridades como “vamos a quemar la Conferencia Episcopal, “machotes a machete” y “varón, pardillo, tu boca en el bordillo”, en referencia al método con el que un nazi le destrozaba la cabeza a un joven negro en la película “American History X”. Pero ¿en qué consiste esta ideología de género o feminismo de género? Su denominación la acuñó una feminista, Christina Hoff Sommers, abiertamente opuesta a él. En su libro “Who Stole Feminism?” (¿Quién robó el feminismo?), publicado en 1994, escribió lo siguiente:
El feminismo de equidad es sencillamente la creencia en la igualdad legal y moral de los sexos. Una feminista de equidad quiere para la mujer lo que quiere para todos: tratamiento justo, ausencia de discriminación. Por el contrario, el feminismo del ‘género’ es una ideología que pretende abarcarlo todo, según la cual la mujer norteamericana está presa en un sistema patriarcal opresivo. La feminista de equidad opina que las cosas han mejorado mucho para la mujer; la feminista del ‘género’ a menudo piensa que han empeorado. Ven señales de patriarcado por dondequiera y piensan que la situación se pondrá peor. Pero esto carece de base en la realidad norteamericana. Las cosas nunca han estado mejores para la mujer que hoy conforma 55% del estudiantado universitario, mientras que la brecha salarial continúa cerrándose.”




Una manipulación del feminismo promovida desde la ultraizquierda

Ese feminismo de género, profundamente materialista y promovido inicialmente desde la extrema izquierda, quiso aplicar la tesis marxista de la lucha de clases a las relaciones sexuales, tal como explicaba una de las creadoras del feminismo radical, Shulamith Firestone (1944-2012). En su libro “La dialéctica del sexo” (1970) bebía directamente del pensamiento de Karl Marx:
Asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada (las mujeres) se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción; que se restaure a la mujer la propiedad sobre sus propios cuerpos, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños. Y así como la meta final de la revolución socialista era no sólo acabar con el privilegio de la clase económica, sino con la distinción misma entre clases económicas, la meta definitiva de la revolución feminista debe ser, a diferencia del primer movimiento feminista, no simplemente acabar con el privilegio masculino, sino con la distinción de sexos misma: las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente.”




El objetivo: acabar con la maternidad; el medio: el aborto

Pero ¿cómo acabar con esas diferencias sexuales, si sólo las mujeres pueden ser madres? Firestone lo tenía claro: “el núcleo de la opresión femenina hay que buscarlo en sus funciones procreadoras y de crianza.”. ¿Y cuál era la solución que proponía frente a esa opresión? “La liberación de las mujeres de la tiranía de su biología reproductiva por todos los medios disponibles”, y esto último incluye el aborto, por supuesto. Este feminismo de género decía defender a la mujer desligándola de una facultad exclusivamente femenina -la maternidad- y enfrentándola a sus hijos, convertidos en simples obstáculos para alcanzar esa “liberación”, de forma que si hace falta, se les liquida con la aprobación de la ley y la financiación del Estado. Así se crearon las perversas y totalitarias bases ideológicas de la legalización del aborto en países democráticos.

Un proyecto de ingeniería social que se empezó a aplicar en la URSS

Esa visión nefasta y materialista de la maternidad y de las relaciones con los hijos fue promovida inicialmente por el marxismo, al que le interesaba destruir las relaciones familiares en su concepción totalitaria de la sociedad. No es casualidad que las dictaduras comunistas fuesen las más activas promotoras del aborto: el primer país que lo legalizó fue la URSS en 1920. En Cuba se legalizó en 1965, seis años después de la instauración de la dictadura castrista. A día de hoy, entre los países que más desprotegen a los niños por nacer en el mundo están dictaduras comunistas como China, Corea del Norte, Vietnam y Cuba. La promoción del aborto en esos países y también en muchos países democráticos ha generado la más absoluta irresponsabilidad de hombres y mujeres sobre los frutos de su sexualidad, pero con ciertas diferencias. Y es que las leyes creadas para permitir matar a los hijos por nacer han sido especialmente beneficiosas para los hombres que querían desentenderse de su descendencia, al convertir ésta en la consecuencia de una mera elección de la mujer y, por tanto, exclusiva responsabilidad suya. Una feminista actual, Cecilia Voss Koch, ha denunciado las consecuencias del aborto para las mujeres:
“A base de animar a la sociedad a considerar al hijo de una mujer como una especie de propiedad desechable, el aborto refuerza la imagen de la propia mujer como una propiedad disponible y como un objeto sexual reutilizable -un recurso sexual renovable. No es ninguna coincidencia que el mayor contribuyente financiero a la causa de los “derechos de aborto” sea la Fundación Playboy. Cuando el aborto está disponible para todas las mujeres, toda la responsabilidad masculina para el control de la fecundidad ha sido eliminada. Un hombre sólo necesita ofrecer a la mujer un dinero para un aborto y eso es todo: ninguna responsabilidad, ninguna relación, ningún compromiso. Y en eso estamos… ¡recicladas y utilizadas de nuevo!”




Contra las niñas por nacer y las madres en nombre del feminismo

Esa legislación perversa ha dado lugar a la matanza de más de dos millones de niños por nacer en España. Teniendo en cuenta que algo más del 48% de los recién nacidos en España son niñas, podríamos concluir que de esos dos millones, más de 960.000 eran niñas por nacer, asesinadas con el beneplácito e incluso con el aplauso del feminismo de género. Pero esta matanza de niñas no es el único efecto directo de las leyes abortistas en las propias mujeres. Hace dos años la Fundación Madrina denunciaba que nueve de cada diez mujeres españolas sufren ‘mobbing maternal’ en sus empresas, de modo que ser madre se ha convertido en un factor de exclusión social y laboral para la mujer. Y es que la desprotección de los niños por nacer va ligada a la desprotección de la maternidad. En 2009, durante un debate en el Parlamento de Galicia, una diputada socialista favorable al aborto tachó de “ultraderechista” la propuesta de ofrecer apoyo a las madres embarazadas sin recursos. En febrero de 2011, cuando el gobierno gallego aprobó definitivamente un plan de ayuda a la mujer embarazada, el PSOE descalificó la medida diciendo que pretendía “exportar a Galicia el modelo familiar de la ultraderecha”. En un tono parecido, pero en este caso en el Parlamento de Asturias, la izquierda descalificaba una iniciativa similar entre insultos a las madres, llegando el PSOE a tachar de “casi ilegal” una iniciativa para apoyar a madres embarazadas sin recursos, considerando que ofrecerles alternativas al aborto va “contra el derecho de la mujer a decidir”. Un derecho que, por lo visto, sólo deja una opción a las madres: abortar.

El siguiente objetivo a destruir: la familia

Pero al feminismo de género no le bastaba con cargarse la maternidad para alcanzar sus objetivos. Esa ideología totalitaria chocaba con la existencia de una institución social ligada a la maternidad: la familia. En la citada obra, Shulamith Firestone apelaba nuevamente a Karl Marx para justificar este proyecto feminista de ingeniería social:
“Marx intuyó la existencia de algo cuya profundidad escapaba a sus conocimientos, cuando observó que la familia contenía en sí misma -en embrión- todos los antagonismos que luego se desarrollarían a mayor escala dentro de la sociedad y el estado. A menos que la revolución arranque de cuajo la organización social básica -la familia biológica, el vínculo a través del cual la psicología del poder puede siempre subsistir clandestinamente-, el germen parasitario de la explotación jamás será aniquilado. Necesitamos una revolución sexual mucho más amplia que la socialista y, por supuesto, que la incluya- para erradicar verdaderamente todos los sistemas clasistas”.




¿Y cómo proponía destruir la familia? Pues recurriendo directamente a la ciencia-ficción para diseñar una sociedad sin familias:
La reproducción de la especie a través de uno de los sexos en beneficio de ambos sería sustituida por la reproducción artificial… La división del trabajo desaparecería mediante la eliminación total del mismo (cybernation). Se destruiría así la tiranía de la familia biológica.




Nos encontramos ya con un diseño social puramente orwelliano, que se parece peligrosamente al de la novela “1984″ y que, como el comunismo, pretende subvertir las instituciones naturales de la sociedad a golpe de ingeniería social, recurriendo a todo tipo de atropellos para lograr sus objetivos, incluso agredir a las mujeres que no están de acuerdo con ese proyecto totalitario.

Una ingeniería social que genera opresión, violencia e injusticia
Resulta alarmante comprobar hasta qué punto estas aberrantes tesis están siendo asumidas por sociedades como la nuestra, desatando la violencia contra el discrepante, la violencia contra los niños por nacer y la violencia en el seno de la familia. En este sentido, tampoco es casualidad que las leyes basadas en la ideología de género invisibilicen la violencia doméstica que sufren hombres y niños varones, y que la mera palabra de una mujer baste para detener a su pareja masculina, dando pie a la presentación de denuncias falsas y a la utilización de esta ley perversa como un método de chantaje. Recordemos que en los siete primeros años de su aplicación, los Juzgados de Violencia sobre la Mujer recibieron 1.034.613 denuncias, resultando exculpados 826.616 denunciados, el 79,89%. se trata de la única ley, además, en la que el sexo es un factor a tener en cuenta en el caso de valorar si una denuncia merece ser considerada o si el culpable es reo de un delito (en el caso del varón) o de una falta (si es mujer), en una directa violación de la igualdad ante la ley y del derecho a la presunción de inocencia que proclama la Constitución. Y a estas agresiones contra derechos fundamentales, igual que pasa con la más brutal de todas -el aborto, que implica violar el derecho a vivir-, ya ni siquiera se opone la actual derecha parlamentaria, ya sea por complejo, por tibieza o por miedo a ser blanco de las iras de personas violentas como las que ayer agredieron a unas mujeres por discrepar. Con esta ingeniería social promovida por el feminismo de género no estamos consiguiendo una sociedad más libre e igualitaria, sino más opresiva, violenta e injusta. Y ya va siendo hora de decirlo alto y claro.

Fuente:
http://www.outono.net/elentir/2015/1...smo-de-genero/
 

Bart

2
24 Enero 2001
9.228
148

EN QUE CONSISTE EL BUENISMO

En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello! ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas. Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. ¡Vosotros también llenad la medida de vuestros padres! ¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad; para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar. De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

S. Mateo 23:2-‬7, ‬23-‬36 RVR1960

http://bible.com/149/mat.23.2-36.RVR1960
 

Bart

2
24 Enero 2001
9.228
148

Feminismo e ideología de género


En su libro, Laje detalla la historia del feminismo en tres etapas: 1) una “primera ola” que buscó el acceso a la mujer a los plenos derechos civiles y políticos; 2) Luego una “segunda ola” que estuvo ligada al pensamiento marxista, especialmente a los estudios de Friedrich Engels, quien, en su libro “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”, aseguró que la aparición de la propiedad privada generó un sistema opresivo en la familia, del hombre hacia la mujer, al que llamó “patriarcado”; 3) y finalmente está la “tercera ola” feminista donde nace la ideología de género.

Sobre la “tercera ola” feminista, Laje explicó que todos sus postulados articulan un discurso ideológico que propone la “lucha de clases entre hombres y mujeres”, y como consecuencia de esa lucha, devino lo que hoy se conoce como ideología género.

El politólogo aseguró que “la ideología de género nació para suplir una falta en la izquierda (marxismo) ante la falta del obrero como clase revolucionaria. Esa falta abre paso de una lucha de clases a una lucha por la cultura” donde hoy las feministas radicales actúan.

En ese sentido, el también ensayista puso de ejemplo a la teórica feminista Monique Vittig, de Francia, que “escribió un libro que habla sobre el régimen de ‘heterosexualidad obligatoria’ diciendo que Occidente oprime a las mujeres porque las obliga a ser heterosexuales”.

“Eso es una curiosidad porque ella fue homosexual y Occidente nunca le puso una traba para serlo, nunca estuvo presa. Sin embargo, ella era pro Mao Tse Tung, de la China comunista, un modelo que tenía para los homosexuales pena de castración y, si reincidían, pena de muerte”, aclaró.

El pensamiento de Vittig y de otras ideólogas género, según Laje, están resumidos en aquella frase de la feminista marxista, Simone de Beauvoir, que en su libro ‘El Segundo Sexo’ dijo: “no se nace mujer: se llega a serlo”, es decir, que la sexualidad deja de ser “un dato de la naturaleza” y se convierte es una “construcción de la sociedad”, lo que hoy se llama “género”.

El joven politólogo también hace en su libro un repaso teórico del feminismo radical en las figuras de Shulamith Firestone, Kate Millet, Zillah Eisenstein y, sobre todo, Judith Butler, quien “estiró tanto el concepto de género como para que en él quepan formas y gustos sexuales de los más extrañas”.

Una mirada al feminismo radical de hoy

Agustín Laje indicó que “el feminismo de hoy se caracteriza por ser “un ‘hembrismo’, es decir, un machismo a la inversa. Es un feminismo que ya no se articula por un discurso de igualdad real, sino por un discurso de odio hacia el hombre y de privilegios para la mujer”.

Además, afirmó que este feminismo “tiene algunas teóricas curiosas como Andre Dworkin que explica que toda relación sexual heterosexual constituye una violación contra la mujer o, como Valerie Solanas, que dice que llamar al hombre ‘animal’ es un halago”.

“Es por eso que en todas las marchas de este feminismo que impera en estos grupos, encontramos en las inscripciones de los muros de todas las ciudades cosas como ‘asesina a tu novio’, ‘muerte al macho’ y frases por el estilo”, destacó.

Sobre los feminicidios o femicidios, Laje dijo que jamás ocurre “una investigación para saber si eso fue efectivamente uno”.

“El feminicidio se define por la intencionalidad del ataque del hombre a la mujer, en el cual el móvil de esa violencia es el odio hacia el otro ‘género’ como tal. Cada vez que se presenta un caso de feminicidio nadie realiza un peritaje psicológico ni nada por el estilo. Sin embargo, el mayor número de muertes de mujeres por asesinato no son por casos de feminicidio y nadie habla de eso”, destacó.

El politólogo reiteró que no existe verdaderamente una lucha “por los ‘géneros’”, sino “una lucha que es política y que se explica a través de los intereses del movimiento político de izquierda”.

Feminismo y pedofilia

Laje indicó que “empíricamente hay muchos datos”, por ejemplo “en Alemania hay organizaciones de feministas que han lanzado solicitudes y apoyos públicos a grupos explícitamente pedófilos”.

Entre estos grupos se encuentran la NAMBLA (North American Man/Boy Love Association) y el IPCE (International Pedophile and Child Emancipation).

“Desde las feministas Simone de Beauvoir, pasando por Shulamith Firestone, Kate Millet, llegando a Lola Pérez, quien hoy en España escribe desde su Twitter a favor de la pedofilia, argumentan a favor del ‘sexo intergeneracional’ o los boys lovers, como los llaman ellos”, dijo Laje reafirmando las tesis de su libro.

“Esto sucede porque todo parte de un mismo tronco teórico que es la ideología de género. Esta dice que la sexualidad no tiene que ver con la naturaleza, sino que es una construcción de la cultura”.

“¿Qué es la cultura? Viene de la palabra cultivo, es decir, lo que el hombre hace y de lo cual el hombre es también hecho. La cultura es puro azar, la natural es lo dado y que no se puede modificar”, destacó.

Finalmente, dijo que “si la sexualidad es pura cultura”, entonces “no tiene límites”.

“Por ejemplo, el ala joven del Partido Popular Liberal Sueco está pidiendo una ley para que se legalice el incesto y la necrofilia. En Canadá hace poco se legalizó la zoofilia, es decir, el sexo con las bestias”.

“Y en el caso de la pedofilia tenemos a Holanda, donde en el 2006 se creó un partido (The Party for Neighbourly Love, Freedom, and Diversity) cuyo único fin era la legalización de la pedofilia y lo explicaban en los mismos términos que los ideólogos de género”, concluyó.

Fuente:
https://www.aciprensa.com/noticias/f...acionan-61916/
 

lepoldo

Miembro senior
5 Mayo 2017
390
26
Hola Bart!
Antes de nada indicarte que escribes demasiado para poder establecer una comunicacion. Tal vez te interese escribir un post con un link a un monologo tuyo. O simplemente estas haciendo publicidad de un libro por motivos comercioles, no se. De mi punto de vista este libro y la mayoria de justificaciones que presentas (hasta donde me ha apetecido leer) son de poca categoria intelectual.

Si quisieras debatir acerca de algun punto en concreto, me ofrezco :)

Pero leer el todo el tocho insufrible que has escrito en este foro, NO GRACIAS. No creo que nadie se lo lea entero.
 
  • Like
Reacciones: Milán Miranda
9 Julio 2005
30.013
197
Gracias Bart por tan valiosa información.
 
  • Like
Reacciones: Bart
28 Febrero 1999
29.383
873
lepoldo;n3168530 dijo:
Hola Bart!
Antes de nada indicarte que escribes demasiado para poder establecer una comunicacion. Tal vez te interese escribir un post con un link a un monologo tuyo. O simplemente estas haciendo publicidad de un libro por motivos comercioles, no se. De mi punto de vista este libro y la mayoria de justificaciones que presentas (hasta donde me ha apetecido leer) son de poca categoria intelectual.

Si quisieras debatir acerca de algun punto en concreto, me ofrezco :)

Pero leer el todo el tocho insufrible que has escrito en este foro, NO GRACIAS. No creo que nadie se lo lea entero.
-Lo que Bart aporta no son cosas escritas de su puño y letra, sino que él nos comparte lo que ha sabido valorar y piensa que será de utilidad a cuantos quieran bien informarse de una realidad que los medios han sometido ha mucha propagación y desinformación, haciendo parecer lo malo como si fuese bueno.

-Si tienes alguna discrepancia en algún punto, con mucho gusto dialogaremos contigo.
 

Alejandro87

Expulsado
11 Mayo 2017
565
4
Si bien es muy interesante, el tema es tambien muy extenso, por lo que me centrare en una cosa: matrimonio gay.

Desde el punto de vista religioso, no hay nada que discutir, pero civilmente... ¿Por que no se pueden casar? No deja de ser un simple contrato social, que date ciertos derechos a la pareja. ¿No seria injusto que mi pareja y yo lo tuvieramos, y dos gays no?
 

Robespengler

Leyenda del foro
13 Diciembre 2016
8.753
119
Alejandro87;n3168729 dijo:
Si bien es muy interesante, el tema es tambien muy extenso, por lo que me centrare en una cosa: matrimonio gay.

Desde el punto de vista religioso, no hay nada que discutir, pero civilmente... ¿Por que no se pueden casar? No deja de ser un simple contrato social, que date ciertos derechos a la pareja. ¿No seria injusto que mi pareja y yo lo tuvieramos, y dos gays no?
Aparentemente no hay nada de malo con aprobar el matrimonio gay desde lo civil, pero al hacerlo, empiezas a ver cómo poco a poco (o rápido) la sociedad comienza a destruirse o a desmoronarse. La lógica y el sentido común indican que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, y cuando se cambia el modelo natural por el modelo "moderno" empezamos a notar efectos negativos en la sociedad. Los hijos de homosexuales muchas veces se convierten en víctimas de los propios padres, otras veces crecen con grandes desequilibrios y trastornos mentales y emocionales y se convierten en violadores o criminales. Por internet circula el desgarrador testimonio de una mujer que fue criada por homosexuales y ese testimonio es algo que debe darse a conocer.

Si analizamos la cosa desde un punto de vista puramente material y mundano vemos que la psicología de los homosexuales nos muestra que los gays son personas inestables y peligrosas mental y emocionalmente. Los gays son más propensos a infidelidades de pareja, crímenes pasionales, abusos sexuales, pedofilia y suicidio.

Échale un vistazo a esto:

http://www.familyresearchinst.org/2009/02/the-psychology-of-homosexuality/

Como bien decía alguien por ahí: una persona con una voz desafinada y horrible, jamás podrá ser parte de un coro de la misma forma en que un enano jamás podría jugar futbol profesional. Entonces a un homosexual tampoco se le debe dar el derecho de un matrimonio (a no ser que cambie su mentalidad homosexual) porque no está capacitado para ese contrato sagrado.
 
28 Febrero 1999
29.383
873
Alejandro87;n3168729 dijo:
Si bien es muy interesante, el tema es tambien muy extenso, por lo que me centrare en una cosa: matrimonio gay.

Desde el punto de vista religioso, no hay nada que discutir, pero civilmente... ¿Por que no se pueden casar? No deja de ser un simple contrato social, que date ciertos derechos a la pareja. ¿No seria injusto que mi pareja y yo lo tuvieramos, y dos gays no?
-Si dos ciudadanos establecen legalmente entrambos una sociedad comercial o civil de por vida, nada les impide cubrir cualquier contingencia de modo que uno pueda cubrir cualquier eventualidad que afecte al otro.

-El casamiento o matrimonio es una unión totalmente distinta, ya que el recíproco amor los lleva a formar un hogar y una familia; obviamente, son siempre un hombre y una mujer.
 

Alejandro87

Expulsado
11 Mayo 2017
565
4
@Robespengler:

Dejando el tema de los niños, que estamos de acuerdo (o eso creo), yo me refiero al tema puramente legal, civil. Por tanto no hablo de la "unión sagrada", sino de la "unión civil". Para que me entiendas: si mi pareja muere, ahora, que somos novios, apenas tengo ningún derecho al respecto. En cambio si estamos casados, sí lo tengo. Me refiero en temas de herencia, decisiones sobre sus exequias, en según qué casos, pensión de viudedad... De eso es de lo que hablo, que me parece bien que si yo tengo esos derechos a la muerte de mi cónyuge, también los tengan ellos.

Por otro lado y como apunte aparte... no entiendo esa costumbre de contraponer el matrimonio "tradicional" (hombre y mujer) con el "moderno" (gay, o cualquier otra variante). ¿Cómo que "moderno"? Yo me considero harto moderno, y no me casaría con otro hombre, no veo el matrimonio posible con nada que no sea una mujer. Yo diría que esos matrimonios no son "modernos" sino "raros".


@Ricardo:

Al menos hasta donde yo sé (ojo, no soy jurista), si yo, hombre, y mi pareja, mujer, decidimos casarnos, tendremos una serie de derechos que no tendríamos si decidiéramos hacernos "pareja de hecho" (¿se dice así?). Lo que digo, es que desde un punto de vista civil, legal, me parece lógico que un gay tenga los mismos derechos y el mismo trato que yo.


¡Gracias por vuestras respuestas!
 

lepoldo

Miembro senior
5 Mayo 2017
390
26
Hay muchos factores que confieren riesgo para el desarrollo saludable de los niños y que tienen consecuencias en la adultez, como lo son la pobreza, alimentación deficitaria, el abuso de sustancias por parte de los padres, violencia doméstica, etc… pero la orientación sexual de los padres no está entre ellos. Cuando se presenta como prueba un video de una persona que habla de su experiencia personal, estamos ante el tipo de pruebas que soleis presentar los creyentes con tendencia al sectarismo. Aqui hay una recopilacion de 14 estudios que he recolectado en tansolo 2 minutos. La cienca tiene una opinion clara. Dejad los libros ancestrales, y observad las maravillas de la ciencia.

Dado que esto, por lo visto, va de aturdir al personal con informacion como hace el profesional vendehumo BART, aqui va la mia. Al menos tendre la decencia de encapsularlo en varios links. Pq sino tendriais varios libros enteros como evidencia:

BIENVENIDOS AL SIGLO XXI !!!
  1. http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10888691.2012.667344: La orientación sexual tiene poca o nula importancia predictiva en los problemas de desarrollo de los niños, es bueno que lo sepais
  2. http://www.jstor.org/discover/10.2307/2657413?uid=3737784&uid=2134&uid=2&uid=70&uid=4&sid=21102079657481. No hay diferencias en los resultados de desarrollo entre los niños criados por lesbianas u hombres gays y los criados por padres heterosexuales.
  3. http://humrep.oxfordjournals.org/content/25/1/150.abstract. Los niños criados por madres heterosexuales solas o madres lesbianas desde la infancia siguen funcionando bien al entrar en la edad adulta
  4. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1469-7610.2004.00324.x/abstract. No hay evidencia de que la orientación sexual de la madre influye en la interacción padre-hijo o el desarrollo socioemocional del niño.
  5. http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/0264683021000033165. Los problemas de los hijos de parejas lesbianas que nacieron por inseminación artificial, tienen que ver con las burlas de sus pares, y no directamente por el estilo de crianza de éstas, situación que de hecho no interfiere en su bienestar psicológico
  6. http://cdp.sagepub.com/content/15/5/241.abstract. Señalan con contundencia que en más de dos décadas de investigación no se han revelado diferencias importantes en el ajuste y desarrollo de los niños o adolescentes criados por parejas del mismo sexo en comparación con aquellos criados por parejas del otro sexo
  7. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1467-8624.2004.00823.x/abstract. Señalan que las evaluaciones de las relaciones románticas y el comportamiento sexual de los hijos no se asoció con el tipo de familia (familias compuestas por personas del mismo sexo frente a padres de sexos opuestos)
  8. http://journals.lww.com/jrnldbp/Abstract/2005/06000/Lesbian_Mothers,_Gay_Fathers,_and_Their_Children_.12.aspx. Sugiere que los niños con madres lesbianas o gays no difieren de los niños con padres heterosexuales sobre los resultados del desarrollo psicosocial.
  9. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12361102?dopt=Abstract. Se revisaron 23 estudios empíricos publicados entre 1978 y 2000…¿conclusiones? los niños criados por madres lesbianas o padres homosexuales no difieren sistemáticamente de los otros niños en ninguno de los resultados.
  10. http://pediatrics.aappublications.org/content/109/2/341.abstract. Señala que los niños que crecen con madres lesbianas les va tan bien en el funcionamiento emocional, cognitivo, social y sexual, al igual que los niños cuyos padres son heterosexuales
  11. Estudio respecto drogadiccion y delincuencia. Los adolescentes estaban funcionando bien y que su ajuste no se asoció con el tipo de familia
  12. http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10888691.2010.500958#.UZ_D4crHY-Y. Las parejas lesbianas y padres gays fueron similares en una variedad de características de crianza a sus contrapartes heterosexuales
  13. http://link.springer.com/article/10.1353/dem.0.0112. Los hijos de parejas del mismo sexo son más propensos a progresar con normalidad en la escuela que los hijos de la mayoría de otras estructuras familiares.
  14. Sobre rendimiento academico El rendimiento académico más bajo se relaciona más con el número de transiciones familiares que sufren los niños que con la orientación sexual de sus padres
Como hemos podido ver en esta revisión de investigaciones, no se observa deterioro ni menoscabo alguno para los niños que crecen con padres y madres del mismo sexo. Por el contrario, los problemas derivan de estigmatizaciones ajenas a la constitución de estas familias. Uno de los mayores problemas con los que se encuentran los niños de padres homosexuales es la estigmatizacion en los colegios. SON VUESTROS HIJOS Y EL HUMO QUE LES METEIS EN LA CABEZA LA QUE AYUDA EN LA INFELICIDAD DE ESTAS PERSONAS. MALDITOS VENDEHUMOS GENERADORES DE OIDIO!! Las estadisticas negativas que mostrais estan alimentadas por vuestra diabólica mentalidad!
 

lepoldo

Miembro senior
5 Mayo 2017
390
26
Aparentemente no hay nada de malo con aprobar el matrimonio gay desde lo civil, pero al hacerlo, empiezas a ver cómo poco a poco (o rápido) la sociedad comienza a destruirse o a desmoronarse
2 Corintios 11:14

Y no es de extrañar, pues aun Satanás se disfraza como ángel de luz.

Mateo 7:15

Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.