Talmud judío: «Los no judíos son bestias»: ¿Verdadero o falso?

Arí Ben Canaan

Miembro activo
10 Enero 2021
58
17
Quiero desmentir una acusación falsa que se hace contra los judíos. Esta acusación se basa en asignar una afirmación al Talmud sobre las personas no judías. Un suscriptor del foro llamado @Pablo Martin Lazare trajo una lista kilométrica de citas falsas y distorsionadas del Talmud. Esta es la cita falsa que quiero desmentir:

"Los judios son llamados humanos de condición, pero los no judios no son humanos. Ellos son bestias." (Baba mezia, 114 b)

No se va a poder entender la página Bava Metzia 14b sin tener en cuenta por lo menos el tema que se abre al final de la página 14a:

La Guemará relata: Rabba bar Avuh encontró a Eliahu de pie en un cementerio de adoradores de astros. Rabba bar Avuh le dijo: ¿Cuál es la halajá con respecto a los pormenores para el deudor? Eliahu le dijo: Una analogía verbal se deriva del uso del término “pobre” escrito en el contexto de un deudor y el término “pobre” escrito en el contexto de las valoraciones. En cuanto a las valoraciones, está escrito: “Pero si es demasiado pobre para vuestra valoración” (Levítico 27:8), y con respecto a un acreedor, está escrito: “Pero si tu hermano es pobre [yamuj]” (Levítico 25:35).

Por lo menos dos cosas sumamente importantes a tomar en cuenta:


  1. Están en un cementerio de idólatras, es decir, adoradores de astros.
  2. Se plantea un método de estudio: El análisis del significado de las palabras dentro de un contexto.

En la imagen de abajo pueden ver un texto azul y uno que resalta por estar en rojo. El texto azul es la parte sustancial de la página 14b. El texto resaltado en rojo es la parte en cuestión para esta explicación.


Baba Metzia 114.jpg

Aquí está traducido al español todo lo que dice la página Bava Metzia 14b:

Rabba bar Avuh ahora le hace a Eliahu otra pregunta: ¿De dónde se deriva, con respecto a una persona desnuda, que no puede separar el terumá? Él respondió: Como está escrito: “Y no ve en ti soeza” (Deuteronomio 23:15). Este versículo indica que no se puede recitar ninguna palabra de santidad, incluyendo la bendición al separar terumá, delante de una persona desnuda.
El amorá procedió a hacerle a Eliahu una pregunta diferente y le dijo: ¿No es tú un sacerdote? ¿Cuál es la razón por la que el Maestro está de pie en un cementerio? Eliahu le dijo: ¿No has estudiado la orden mishnaica de Tohorot? Como se enseña en una baraita: El rabino Shimon ben Yohai dice que las tumbas de los gentiles no lo hacen a uno impuro, como se afirma: “Y vosotros, mis ovejas, las ovejas de mi pasto, sois adam” (Ezequiel 34:31), que enseña que vosotros, es decir, el pueblo judío, sois llamados “hombre”, pero los gentiles no son llamados “adam”. Ya que la Torá afirma con respecto a la impureza ritual impartida en una tienda: “Si un adam muere en una tienda” (Números 19:14), evidentemente la impureza impartida en una tienda no se aplica a los gentiles.
Rabba bar Avuh le dijo: ¿Cómo podría estar familiarizado con esa baraita? Si no puedo dominar las cuatro órdenes de la Mishná más comúnmente estudiadas, ¿puedo conocer las seis? Le dijo Eliahu: ¿Por qué no aprendes en todas ellas? Rabba bar Avuh le dijo: El asunto de la subsistencia es apremiante para mí, y por lo tanto no puedo estudiar adecuadamente. Eliahu lo guio y lo llevó al Jardín del Edén y le dijo: Quítate la capa, recoge y toma algunas de estas hojas que están por ahí. Rabba Bar Avuh las recogió y las tomó.
Cuando salía, escuchó una voz que declaraba: ¿Quién más consume su mundo para venir como Rabba bar Avuh, que toma su mérito del mundo venidero para usarlo en el presente? Extendió su capa y tiró las hojas. Aun así, cuando trajo su capa, descubrió que la capa había absorbido tan buen olor de esas hojas que la vendió por doce mil dinares. Como sabía que se lo habían quitado de su porción en el Mundo venidero, no quiso beneficiarse de él él mismo, y por lo tanto dividió la suma entre sus yernos.
Los sabios enseñaron con respecto al verso: “Si es pobre, no dormirás con su garantía” (Deuteronomio 24:12), pero si es rico, uno puede acostarse. La Guemará pregunta: ¿Qué dice el tanna? El Rabino Sheshet dijo que eso es lo que está diciendo: Y si es pobre, no dormirás mientras su garantía esté contigo, sino que debes devolvérsela antes de que se ponga el sol. Pero si es un hombre rico, puedes acostarte mientras su garantía esté contigo.
Los sabios enseñaron: El que presta dinero a otro no está autorizado a quitarle la garantía, ni está obligado a devolvérsela, y transgrede todos estos mandamientos de prohibiciones. El significado de esta baraitá no está claro, y la Guemará pregunta: ¿Qué dice el tanna? Rav Sheshet dijo: Esto es lo que está diciendo: El que presta dinero a otro no está autorizado a tomar una garantía de él, y si la tomó, está obligado a devolvérsela. En cuanto a la cláusula: Y él transgrede todos estos mandamientos de prohibiciones, esto se refiere a la última cláusula, es decir, al caso implícito en la baraitá, en que el acreedor tomó una garantía del deudor y no la devolvió, y la baraitá explica que tal persona viola todas las prohibiciones de la Torá que se aplican a esta situación.
Rava dijo: Esto es lo que el tanna está diciendo: El que presta dinero a otro no está autorizado a tomar una garantía de él, y si la tomó, está obligado a devolvérsela. ¿En qué caso se dice esta declaración? Se refiere a dónde tomó la garantía cuando no fue en el momento del préstamo, sino como medio para asegurar el pago. Pero si tomó la garantía en el momento del préstamo, en cuyo caso la garantía sirve como garantía del préstamo, no está obligado a devolvérsela. Según esta interpretación, la declaración: Y él transgrede todas estas etiquetas de prohibiciones, se refiere a la primera cláusula de la baraitá, relativa a la prohibición de tomar garantías.
Rav Sheizevi enseñó la siguiente baraitá delante de Rava: Con respecto al verso: “Y si tomas como garantía la ropa de tu prójimo, se la devolverás hasta que se ponga el sol” (Éxodo 22:25), esto se refiere a un vestido usado de noche y enseña que el vestido se devuelve durante el día; y con respecto al versículo: “Le devolverás cuando se ponga el sol” (Deuteronomio 24:13), esto se refiere a una prenda usada durante el día. Rava le dijo: Esta afirmación es desconcertante, ya que, con respecto a una prenda usada de día, ¿por qué la necesito de noche, y con respecto a una prenda usada de noche, ¿por qué la necesito de día? ¿Para qué sirve devolver las prendas en esos momentos?
Rav Sheizevi le dijo: ¿Crees que esta baraitá es tan corrupta que debería borrarla, es decir, no enseñarla más? Rava le dijo: No, no la borre, porque eso es lo que está diciendo: En cuanto al verso “Se lo devolverás hasta la puesta del sol”, se refiere a una prenda usada durante el día, que puede ser tomada como garantía por la noche, pero debe ser devuelta al deudor por el día. En cuanto al versículo “Le restituirás la garantía hasta la puesta del sol”, se refiere a una prenda usada de noche, que puede ser tomada como garantía de día.
El rabino Yojanan dijo: Si le quitó la garantía, la devolvió, y luego el deudor murió, el acreedor puede quitarle la garantía a los hijos del deudor y no está obligado a dejársela. La Guemará presenta una objeción a esto desde una baraitá: El Rabino Meir dijo: Pero ya que uno toma la garantía, ¿por qué la devuelve? La Guemará expresa sorpresa ante esta pregunta: ¿Por qué la devuelve? El Misericordioso dice que la devuelva. Más bien, la pregunta es la siguiente: Ya que debe devolverlo, (Aquí termina la página 114b)
Aquí comienza la página 115:
¿por qué uno vuelve y toma la garantía de nuevo, ya que el acreedor debe devolverla al deudor al día siguiente? La Guemará responde: Cualquier préstamo que esté garantizado por una garantía no se cancela en el año sabático, a diferencia de otras deudas, que se cancelan. Por lo tanto, esto asegura que el Año Sabático no debe cancelarse. Y una razón adicional es para que la garantía no se convierta en un bien mueble en posesión de sus hijos, ya que generalmente no se pueden reclamar tales artículos a los huérfanos para pagar la deuda de su padre.

Ahora la parte que quiero explicar:

El amorá procedió a hacerle a Eliahu una pregunta diferente y le dijo: ¿No eres tú un sacerdote? ¿Cuál es la razón por la que el Maestro está de pie en un cementerio? Eliahu le dijo: ¿No has estudiado la orden mishnaica de Tohorot? Como se enseña en una baraita: El rabino Shimon ben Yohai dice que las tumbas de los gentiles no lo hacen a uno impuro, como se afirma: “Y vosotros, mis ovejas, las ovejas de mi pasto, sois adam” (Ezequiel 34:31), que enseña que vosotros, es decir, el pueblo judío, sois llamados “hombre”, pero los gentiles no son llamados “adam”. Ya que la Torá afirma con respecto a la impureza ritual impartida en una tienda: “Si un adam muere en una tienda” (Números 19:14), evidentemente la impureza impartida en una tienda no se aplica a los gentiles.

Este relato comienza mencionando que todo transcurre en un cementerio de idólatras. Aunque en el lenguaje del Talmud dice "ovdéi kohavim" y puede traducirse mejor como "paganos" y literalmente como "adoradores de astros" y se aplica a personas no judías.

En números 19:14 se prohíbe a los sacerdotes: «Esta es la ley: Cuando un hombre muriere en una tienda, todo el que entrare a la tienda y todo lo que hay en la tienda habrá de ser impuro durante siete días».

En el relato, el interlocutor se sorprende de que Eliahu siendo sacerdote se encuentre en un cementerio. Eliahu le da una explicación basada en el contexto: Que la palabra "hombre" de Números 19:14 se refiere a un judío y no a un gentil. Es un tema de contexto. No está diciendo que los gentiles no sean personas, sino que en el versículo donde está la prohibición para los sacerdotes, "hombre" se refiere a un judío. Por ende, estar en la tumba de no judíos no es considerado una transgresión para Eliahu como sacerdote.

Ahora compare con la tergiversación: "Los judios son llamados humanos de condición, pero los no judios no son humanos. Ellos son bestias." (Baba mezia, 114 b)
 

YEHOSHUA

SIERVO DEL SEÑOR JESUCRISTO (PRETRINITARIO )
18 Febrero 2017
9.026
529
Santiago de Chile
www.youtube.com
Si los gentiles fueren bestias , al convertirse al pueblo de Israel tendria que cambiar su naturaleza y eso no sucede solo cambia su filiacion

Sin duda se refiere a la consideracion de pueblo y no a la naturaleza misma
 

Arí Ben Canaan

Miembro activo
10 Enero 2021
58
17
Si los gentiles fueren bestias , al convertirse al pueblo de Israel tendria que cambiar su naturaleza y eso no sucede solo cambia su filiacion

Sin duda se refiere a la consideracion de pueblo y no a la naturaleza misma
Hola Yehoshua. Buen nombre.
Sé que la explicación me ha quedado bien larga. Solo quiero agradecerte por haberla leído y espero haberme hecho entender.
 
  • Like
Reacciones: YEHOSHUA

Arí Ben Canaan

Miembro activo
10 Enero 2021
58
17
Otra cita falsa traída al foro por @Pablo Martin Lazare que va en el mismo sentido de que supuestamente consideramos a los no judíos como bestias es esta:

"Vosotros israelitas sois llamados hombres, mientras que las naciones
del Mundo no son de llamarse hombres, sino bestias". (Baba mezia, 114 c. 1)

Respuesta:
Cada página de cualquier libro tiene solamente dos caras. No sé de un libro cuyas páginas tengan más de dos caras. En el Talmud, como en cualquier libro, las páginas también tienen solamente dos caras. Cada cara del Talmud es denominada con una letra. Para citar el Talmud en español cada cara es llamada con una letra del abecedario: a y b. No existe la posibilidad de tener una cara "c" de una sola página del Talmud.

No existe Baba mezia 114c. Esta cita y su contenido es toda una mentira. Un invento más.
 

Arí Ben Canaan

Miembro activo
10 Enero 2021
58
17
Nada de lo mío es copiado y pegado. Todo lo he redactado yo y lo que he necesitado traducir del Talmud lo he traducido yo.
Yo demostré que tú lo único que haces es copiar y pegar. ¿Puedes demostrar tú que yo estoy copiando y pegando?
 

Pablo Martin Lazare

Miembro senior
10 Enero 2019
403
70
ateinaes.blogspot.com

Quien desobedezca a los rabinos merece la muerte y será hervido en excrementos

calientes en el infierno.

- BT Erubin 21b.

“... Jesús comparte su lugar en el Inframundo (infierno) con Tito y Balaam, los

notorios archienemigos del pueblo judío. Mientras que Tito es castigado por la

destrucción del Templo al quemarlo hasta convertirlo en cenizas, volver a montarlo y

quemarlo una y otra vez, y mientras Balaam es castigado por sentarse en semen

caliente, el destino de Jesús consiste en sentarse para siempre en excrementos

hirviendo ".

- Peter Schäfer, Jesús en el Talmud ( Princeton University Press), pág. 13.

BT Gittin 57a.

 

Pablo Martin Lazare

Miembro senior
10 Enero 2019
403
70
ateinaes.blogspot.com

Arí Ben Canaan

Miembro activo
10 Enero 2021
58
17

Quien desobedezca a los rabinos merece la muerte y será hervido en excrementos

calientes en el infierno.

- BT Erubin 21b.

Eso no dice Eruvim 21b. Este tratado se ocupa de las leyes del Eruv, por eso su nombre en plural es Eruvim. Las leyes de Eruv son desarrolladas por los jueces de Israel. Recuerda que D-os mismo estableció Jueces y Alguaciles en Israel. Las leyes del Eruv que desarrollan los jueves se refieren a la movilidad y transporte de objetos en el día de reposo o Shabat. Dentro de ese marco ocurre esta pequeña parte de toda la página Eruvim 21b:

Rava expuso otro verso de manera similar: ¿Cuál es el significado de lo que está escrito: "Y más que esto, hijo mío, ten cuidado: hacer muchos sefarim (libros) es ilimitado; y mucho estudio es un cansancio de la carne" (Eclesiastés 12:12)? Hijo mío, ten cuidado de cumplir las palabras de los soferim (escribas) aún más que las palabras de la Torá. Porque las palabras de la Torá incluyen mandamientos positivos y negativos, e incluso con respecto a los mandamientos negativos, la violación de muchos de ellos sólo se castiga con azotes. Mientras que, con respecto a las palabras de los Sabios, cualquiera que transgreda las palabras de los Sabios es susceptible de recibir la pena de muerte.

Como puedes ver, no se habla de ningún infierno ni de hervor en desechos, sino de algo que está en la Torá, específicamente en Deuteronomio 17:11-12


Según la Torá que te enseñan y el juicio que te dicen que harás. No te desviaras de lo que te dicen, a la derecha o izquierda. Y el hombre que haga voluntariamente, sin escuchar al Sacerdote que está allí para servir al Señor tu Di-s, o al Juez, ese hombre morirá; y quitarás el mal de Israel.
 

Arí Ben Canaan

Miembro activo
10 Enero 2021
58
17

“... Jesús comparte su lugar en el Inframundo (infierno) con Tito y Balaam, los

notorios archienemigos del pueblo judío. Mientras que Tito es castigado por la

destrucción del Templo al quemarlo hasta convertirlo en cenizas, volver a montarlo y

quemarlo una y otra vez, y mientras Balaam es castigado por sentarse en semen

caliente, el destino de Jesús consiste en sentarse para siempre en excrementos

hirviendo ". BT Gittin 57a.


En la página Gittin 57a se relata unos eventos sobrenaturales. Un hombre llamado Onqelos bar Qaloniqos logra comunicarse con tres personajes, uno llamado Titus, otro Balaam y el otro es Yeshu. Con los tres mantiene un diálogo. Esta es la parte del diálogo con Yeshu en Gittin 57a:

Llamó a Yeshu de entre los muertos. Preguntó: ¿Quién es honrado en ese mundo?
Respondió: Israel.
Preguntó: ¿Qué hay de unirse a ellos?
Respondió: Busca su bien. No hay que buscar su mal. El que los toque será como si hubiera tocado la pupila de Su ojo.
Preguntó: ¿Cuál es su castigo?
Respondió: En excremento hirviente. Tal y como dijo un Maestro: Quien se burle de las palabras de los sabios es castigado en excremento hirviente.
El nombre Yeshu no es infrecuente en la historia de Israel. Se entiende que para un cristiano el nombre Yeshu lo remita de inmediato a Jesús de Nazaret. Pero si solo nos limitamos al ámbito bíblico, el nombre aparece tanto en Esdras como en Crónicas y, en el Nuevo Testamento también, en Colosenses 4:11.

El Yeshu del Talmud aparece también en el tratado Sanhedrin 107b, junto a Rabbi Yehoshua Ben Perajiah:


¿Cuál es el incidente que involucra a Yehoshua ben Perajiah? La Guemará relata: Cuando el rey Yannai (Alejandro Janneo) estaba matando a los sabios, Yehoshua ben Perajiah y Yeshu, su estudiante, fueron a Alejandría de Egipto...

Alejandro Janneo gobernó antes de la era cristiana. De hecho, si buscan información sobre el rabino Yehoshua Ben Perajiah, podrán corroborar que también data de antes de la era cristiana. En consecuencia, el Yeshu del Talmud no es Jesús del cristianismo.
 

CristianoChileno

Miembro senior
11 Diciembre 2020
443
76
1. Preguntele a un rabino ortodoxo lo que piensan del dios cristiano? Veran que la respuesta no sera la mas benigna.

2. Preguntele a un rabino ortodoxo lo que piensan del Islam? Veran que la respuesta sera de la mas benigna. Diran, no tenemos problemas con la teologia musulmana, es el mismo Dios, etc, etc,.

Esto es un hecho. Para ellos, el dios del judaismo y del Islam es el mismo con pocas diferiencias.
 

Jima40

Leyenda del foro
1 Septiembre 2014
1.044
170
Quiero desmentir una acusación falsa que se hace contra los judíos. Esta acusación se basa en asignar una afirmación al Talmud sobre las personas no judías. Un suscriptor del foro llamado @Pablo Martin Lazare trajo una lista kilométrica de citas falsas y distorsionadas del Talmud. Esta es la cita falsa que quiero desmentir:

"Los judios son llamados humanos de condición, pero los no judios no son humanos. Ellos son bestias." (Baba mezia, 114 b)

No se va a poder entender la página Bava Metzia 14b sin tener en cuenta por lo menos el tema que se abre al final de la página 14a:

La Guemará relata: Rabba bar Avuh encontró a Eliahu de pie en un cementerio de adoradores de astros. Rabba bar Avuh le dijo: ¿Cuál es la halajá con respecto a los pormenores para el deudor? Eliahu le dijo: Una analogía verbal se deriva del uso del término “pobre” escrito en el contexto de un deudor y el término “pobre” escrito en el contexto de las valoraciones. En cuanto a las valoraciones, está escrito: “Pero si es demasiado pobre para vuestra valoración” (Levítico 27:8), y con respecto a un acreedor, está escrito: “Pero si tu hermano es pobre [yamuj]” (Levítico 25:35).

Por lo menos dos cosas sumamente importantes a tomar en cuenta:

  1. Están en un cementerio de idólatras, es decir, adoradores de astros.
  2. Se plantea un método de estudio: El análisis del significado de las palabras dentro de un contexto.

En la imagen de abajo pueden ver un texto azul y uno que resalta por estar en rojo. El texto azul es la parte sustancial de la página 14b. El texto resaltado en rojo es la parte en cuestión para esta explicación.



Aquí está traducido al español todo lo que dice la página Bava Metzia 14b:

Rabba bar Avuh ahora le hace a Eliahu otra pregunta: ¿De dónde se deriva, con respecto a una persona desnuda, que no puede separar el terumá? Él respondió: Como está escrito: “Y no ve en ti soeza” (Deuteronomio 23:15). Este versículo indica que no se puede recitar ninguna palabra de santidad, incluyendo la bendición al separar terumá, delante de una persona desnuda.
El amorá procedió a hacerle a Eliahu una pregunta diferente y le dijo: ¿No es tú un sacerdote? ¿Cuál es la razón por la que el Maestro está de pie en un cementerio? Eliahu le dijo: ¿No has estudiado la orden mishnaica de Tohorot? Como se enseña en una baraita: El rabino Shimon ben Yohai dice que las tumbas de los gentiles no lo hacen a uno impuro, como se afirma: “Y vosotros, mis ovejas, las ovejas de mi pasto, sois adam” (Ezequiel 34:31), que enseña que vosotros, es decir, el pueblo judío, sois llamados “hombre”, pero los gentiles no son llamados “adam”. Ya que la Torá afirma con respecto a la impureza ritual impartida en una tienda: “Si un adam muere en una tienda” (Números 19:14), evidentemente la impureza impartida en una tienda no se aplica a los gentiles.
Rabba bar Avuh le dijo: ¿Cómo podría estar familiarizado con esa baraita? Si no puedo dominar las cuatro órdenes de la Mishná más comúnmente estudiadas, ¿puedo conocer las seis? Le dijo Eliahu: ¿Por qué no aprendes en todas ellas? Rabba bar Avuh le dijo: El asunto de la subsistencia es apremiante para mí, y por lo tanto no puedo estudiar adecuadamente. Eliahu lo guio y lo llevó al Jardín del Edén y le dijo: Quítate la capa, recoge y toma algunas de estas hojas que están por ahí. Rabba Bar Avuh las recogió y las tomó.
Cuando salía, escuchó una voz que declaraba: ¿Quién más consume su mundo para venir como Rabba bar Avuh, que toma su mérito del mundo venidero para usarlo en el presente? Extendió su capa y tiró las hojas. Aun así, cuando trajo su capa, descubrió que la capa había absorbido tan buen olor de esas hojas que la vendió por doce mil dinares. Como sabía que se lo habían quitado de su porción en el Mundo venidero, no quiso beneficiarse de él él mismo, y por lo tanto dividió la suma entre sus yernos.
Los sabios enseñaron con respecto al verso: “Si es pobre, no dormirás con su garantía” (Deuteronomio 24:12), pero si es rico, uno puede acostarse. La Guemará pregunta: ¿Qué dice el tanna? El Rabino Sheshet dijo que eso es lo que está diciendo: Y si es pobre, no dormirás mientras su garantía esté contigo, sino que debes devolvérsela antes de que se ponga el sol. Pero si es un hombre rico, puedes acostarte mientras su garantía esté contigo.
Los sabios enseñaron: El que presta dinero a otro no está autorizado a quitarle la garantía, ni está obligado a devolvérsela, y transgrede todos estos mandamientos de prohibiciones. El significado de esta baraitá no está claro, y la Guemará pregunta: ¿Qué dice el tanna? Rav Sheshet dijo: Esto es lo que está diciendo: El que presta dinero a otro no está autorizado a tomar una garantía de él, y si la tomó, está obligado a devolvérsela. En cuanto a la cláusula: Y él transgrede todos estos mandamientos de prohibiciones, esto se refiere a la última cláusula, es decir, al caso implícito en la baraitá, en que el acreedor tomó una garantía del deudor y no la devolvió, y la baraitá explica que tal persona viola todas las prohibiciones de la Torá que se aplican a esta situación.
Rava dijo: Esto es lo que el tanna está diciendo: El que presta dinero a otro no está autorizado a tomar una garantía de él, y si la tomó, está obligado a devolvérsela. ¿En qué caso se dice esta declaración? Se refiere a dónde tomó la garantía cuando no fue en el momento del préstamo, sino como medio para asegurar el pago. Pero si tomó la garantía en el momento del préstamo, en cuyo caso la garantía sirve como garantía del préstamo, no está obligado a devolvérsela. Según esta interpretación, la declaración: Y él transgrede todas estas etiquetas de prohibiciones, se refiere a la primera cláusula de la baraitá, relativa a la prohibición de tomar garantías.
Rav Sheizevi enseñó la siguiente baraitá delante de Rava: Con respecto al verso: “Y si tomas como garantía la ropa de tu prójimo, se la devolverás hasta que se ponga el sol” (Éxodo 22:25), esto se refiere a un vestido usado de noche y enseña que el vestido se devuelve durante el día; y con respecto al versículo: “Le devolverás cuando se ponga el sol” (Deuteronomio 24:13), esto se refiere a una prenda usada durante el día. Rava le dijo: Esta afirmación es desconcertante, ya que, con respecto a una prenda usada de día, ¿por qué la necesito de noche, y con respecto a una prenda usada de noche, ¿por qué la necesito de día? ¿Para qué sirve devolver las prendas en esos momentos?
Rav Sheizevi le dijo: ¿Crees que esta baraitá es tan corrupta que debería borrarla, es decir, no enseñarla más? Rava le dijo: No, no la borre, porque eso es lo que está diciendo: En cuanto al verso “Se lo devolverás hasta la puesta del sol”, se refiere a una prenda usada durante el día, que puede ser tomada como garantía por la noche, pero debe ser devuelta al deudor por el día. En cuanto al versículo “Le restituirás la garantía hasta la puesta del sol”, se refiere a una prenda usada de noche, que puede ser tomada como garantía de día.
El rabino Yojanan dijo: Si le quitó la garantía, la devolvió, y luego el deudor murió, el acreedor puede quitarle la garantía a los hijos del deudor y no está obligado a dejársela. La Guemará presenta una objeción a esto desde una baraitá: El Rabino Meir dijo: Pero ya que uno toma la garantía, ¿por qué la devuelve? La Guemará expresa sorpresa ante esta pregunta: ¿Por qué la devuelve? El Misericordioso dice que la devuelva. Más bien, la pregunta es la siguiente: Ya que debe devolverlo, (Aquí termina la página 114b)
Aquí comienza la página 115:
¿por qué uno vuelve y toma la garantía de nuevo, ya que el acreedor debe devolverla al deudor al día siguiente? La Guemará responde: Cualquier préstamo que esté garantizado por una garantía no se cancela en el año sabático, a diferencia de otras deudas, que se cancelan. Por lo tanto, esto asegura que el Año Sabático no debe cancelarse. Y una razón adicional es para que la garantía no se convierta en un bien mueble en posesión de sus hijos, ya que generalmente no se pueden reclamar tales artículos a los huérfanos para pagar la deuda de su padre.

Ahora la parte que quiero explicar:

El amorá procedió a hacerle a Eliahu una pregunta diferente y le dijo: ¿No eres tú un sacerdote? ¿Cuál es la razón por la que el Maestro está de pie en un cementerio? Eliahu le dijo: ¿No has estudiado la orden mishnaica de Tohorot? Como se enseña en una baraita: El rabino Shimon ben Yohai dice que las tumbas de los gentiles no lo hacen a uno impuro, como se afirma: “Y vosotros, mis ovejas, las ovejas de mi pasto, sois adam” (Ezequiel 34:31), que enseña que vosotros, es decir, el pueblo judío, sois llamados “hombre”, pero los gentiles no son llamados “adam”. Ya que la Torá afirma con respecto a la impureza ritual impartida en una tienda: “Si un adam muere en una tienda” (Números 19:14), evidentemente la impureza impartida en una tienda no se aplica a los gentiles.

Este relato comienza mencionando que todo transcurre en un cementerio de idólatras. Aunque en el lenguaje del Talmud dice "ovdéi kohavim" y puede traducirse mejor como "paganos" y literalmente como "adoradores de astros" y se aplica a personas no judías.

En números 19:14 se prohíbe a los sacerdotes: «Esta es la ley: Cuando un hombre muriere en una tienda, todo el que entrare a la tienda y todo lo que hay en la tienda habrá de ser impuro durante siete días».

En el relato, el interlocutor se sorprende de que Eliahu siendo sacerdote se encuentre en un cementerio. Eliahu le da una explicación basada en el contexto: Que la palabra "hombre" de Números 19:14 se refiere a un judío y no a un gentil. Es un tema de contexto. No está diciendo que los gentiles no sean personas, sino que en el versículo donde está la prohibición para los sacerdotes, "hombre" se refiere a un judío. Por ende, estar en la tumba de no judíos no es considerado una transgresión para Eliahu como sacerdote.

Ahora compare con la tergiversación: "Los judios son llamados humanos de condición, pero los no judios no son humanos. Ellos son bestias." (Baba mezia, 114 b)
Sin ofender a ningun judio que Dios sabe que no tengo nada contra ellos pero que super enredoso es su talmud todo este rollo enredoso se puede resumir claramente y entender el objetivo en un escrito mucho más corto y claro para cualquier lector.
 

Arí Ben Canaan

Miembro activo
10 Enero 2021
58
17
Sin ofender a ningun judio que Dios sabe que no tengo nada contra ellos pero que super enredoso es su talmud todo este rollo enredoso se puede resumir claramente y entender el objetivo en un escrito mucho más corto y claro para cualquier lector.
Sí, es bien "enredoso" como dices. Es que no ha sido siempre un "libro". Al Talmud se le llama Instrucción Oral, precisamente porque su trasmisión era oral, de maestro a sus discípulos. Pero hubo un tiempo en el que los romanos lograron asesinar a todos los rabinos depositarios de esa Instrucción. En respuesta al temor de que esa trasmisión se corte y los judíos perdamos para siempre un legado nacional tan trascendental para nosotros, se puso por escrito.

Poner por escrito esta trasmisión de naturaleza oral fue todo un proceso, ya que cada discípulo tuvo que aportar lo que recibió de su maestro. Quien emprendió la misión de conservar las enseñanzas, diálogos, relatos, razonamientos e interpretaciones, fue un hombre cuyo linaje se remonta al mismísimo rey David.

Por eso es que al leer del Talmud el compendio llamado Mishná, uno lee "dichos de los rabinos" y, cuando uno lee el compendio Guemará del Talmud, uno lee los diálogos que se desarrollaron respecto de los dichos que están en la Mishná. Y, cuando uno lee la Toseftá o, comentarios adicionados en cada página de cada tratado del Talmud, uno lee lo que fue entendiendo cada nueva generación de estudiosos de la Mishná y de la Guemará.

Cuando se puso por escrita toda esta basta trasmisión oral, se organizó de tal manera que se crearon compendios categorizados a los que en singular se les llama Séder. Dentro de cada Séder hay Tratados. Cada Tratado está conformado por páginas y, cada página tiene -naturalmente- dos caras: a y b.

Como el objetivo de los diálogos o debates que se producían de manera oral entre los rabinos era crear jurisprudencia a partir de los 613 mandamientos del pacto de D-os con Israel, se plantean casos desde los más probables hasta los más improbables, con tal de ejercitar la legislación.