Revista Stalingrado

7 Julio 2015
4.992
92
REVISTA STALINGRADO



Rev. 20:1
"Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo,
y una gran cadena en la mano."

(El cuál es simplemente Satanás con su llavero y una cadenota)

Ya viene el tan esperado
por toda mi linda nación;
El Príncipe valiente.
Hag. 2:7

para ponerle fin al sacrifico
social que ha continuado,
y a la ofrenda que se llevan
del altar ministros malvados.

Porque sí que maquinaron destruirla
al igual que aquella distante ciudad
eslava durante la WWII: Stalingrado.
La que el Führer, Göering, y demás
militares nazis quisieron absorber
por ambición para poder hacerse,
de su hierro y campos petroleros.

Eze. 25:12
"Así ha dicho Jehová el Señor:

Por lo que hizo Edom, tomando venganza de la casa de Judá,
pues delinquieron en extremo, y se vengaron de ellos."

Y es lo mismo que ocurre hoy en día
con cierta revelada sociedad secreta
que ansía total dominación mundial,
pero para menoscabo de las mayorías,
y para el egoísta beneplácito del diablo.

Jer. 49:19
"... ¿quién es semejante a mí, y quién me emplazará?
¿Quién será aquel pastor que me podrá resistir?


Ahí tienen al Sr. Francis gay, que desde
Roma les quemó a bastantes viejecitas
santigüonas y santeras en España e italianas.

Lástima por las iglesias que fácilmente
se dejan corromper en su saber y poder
al no velarse en las noches sus rebaños.

Mientras que la Ga-Ga les esparce virus
como perdigones de escopeta al mando
policíaco en las estaciones neoyorquinas.

E Hilaria la mujer de Bill, no perdió tiempo
en variadas poblaciones norteamericanas.
Y a la par que un general del 3er. Reich
al frente de este contingente moabita...
va las compañías de oscura denominación

Por tanto,
siga usted estas sencillas instrucciones;

1. No haga caso de la propaganda
del estado.
2. Evite la lucha callejera cuerpo a cuerpo.
3. Corra sin parar de este plan maléfico.
4. Si se queda emplee bien los recursos.
5. Espere que acaben con el último
de los oficiales y capturen al general.


Rev. 13:3
"Vi una de sus cabezas como herida de muerte,

pero su herida mortal fue sanada;
y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia."

Sobre todo creer y confiar
en Jehová de los Ejércitos
también llamado,
Jesucristo el Victorioso.



120442314_2645435232267313_2594755991598989883_o.jpg
 
  • Like
Reacciones: The_Prophet
7 Julio 2015
4.992
92
REVISTA STALINGRADO


En lo último de la escala del plomo, ya nada parece ser real
en la fundación del mundo por los diversos elementos
de la marca que pusieron en sus manos,
(cuando ya venía el Señor todo se convirtió en basura)
y fue el aviso para que tomáramos las biblias.


Entonces, "supieron lo que es amar a Dios
en tierra de indios...
"
igual a ciudad sitiada,
en este Stalingrad que da la vida,
buscar acero para fabricar espadas.

Pasear por los contornos
heredar asoladas propiedades
y estarse al frente sin olvidar
quien fue que me sacó del pozo,
cuando sobre mi silbaban sin parar
los aparatos de la furia llenos de locura
y desesperación.

Salir, para no volver a aquella casa ajena
donde el cuerpo era reducido a esclavitud.
Yo, que por una boa constrictor tricolor la mexicana.
-luego convertida al brillo del portal
en serpiente voladora-
fui libre de la cárcel mental en que me hallaba preso
de sustancias adictivas.

Así es vivir la mayor penalidad, porque al no soportar la luz de su castigo,
también vi morir a Beelzebub.
-cosa natural por lo demás en un mundo dividido y a la vez vencido
por haber asaltado al Minotauro el hombre fuerte-
Luego que en cascada se despliega el desembarco; Junco, Nehustán, Arco,
Aguijón, Lilith-Medussa y la muerte que vigila Ha Satan para Luzbel.

Y medir las aguas en el cuenco de la mano es como darle una mordida
al brazo en Juan 6:54 para poder tener vida en sí mismo.

Toda tu ciudad fuerte está hecha ruinas,
por un francotirador apostado
en su vano del que se alcanza a asomar el invasor,
para que en la mira sean menos que nada
la cabeza del principado y sus demonios.

Dios habla desde el centro del tornado;
ya se vienen escuchando unos pasos y se acercan,
¿será un alma nueva la encargada de enseñar
cómo escapar cuando llegue la ira venderá?

En este Stalingrad que da la vida.
HM






120243986_2645433548934148_4476362076066131219_n.jpg