Pero, YO os digo/ La Palabra de Dios/¿Tradición humana?

18 Noviembre 1998
1.442
0
"Cuando Jehudí había leído tres o cuatro planas, lo rasgó el rey con un cortaplumas de escriba, y lo echó en el fuego que había en el brasero, hasta que todo el rollo se consumió sobre el fuego que en el brasero había" (Jer. 36:23)

En tiempos de Jeremías vemos ya, como la Escritura era objeto de crítica y de mucha contienda. Lo que en este trozo de la Escritura está claro, es que no se puede quedar indiferente ante el hablar explícito de la Palabra de Dios. Penetra hasta lo más intimo en el alma del hombre.

En el capitulo 36 de Jeremías leemos que pidió al escriba Baruc escribiese todas las palabras, que el Señor le había revelado, en un rollo de libro. Este tenía que ser leído en la casa del Señor un día de ayuno a los oídos de todo el pueblo.

El rey Joacim una vez oídas tres o cuatro planas no quiso oír más. Por eso agarró el cuchillo y cortó el libro en trozos y los arrojó al fuego, hasta que todo el rollo se consumió.

Para quién todavía dudan de que el corazón del hombre se vuelve contra la Escritura, esta historia es mas que un testimonio.

"PERO YO OS DIGO"

No era de otra manera en tiempos de Jesucristo, quien, en sus diálogos con los escribas, se refería a las Escrituras como la única autoridad que no podía ser refutada.

Los escribas con sus muchas interpretaciones sobre la Ley daban prueba de egoísmo y presunción al manipular la Ley. Como si la Escritura fuese insuficiente y tuviese que ser completada con la propia tradición.

Estos rabinos pensaban que, para comprender bien la Escritura, era indispensable la interpretación dada por ellos de la Ley. Así apareció el oficio del interprete de la Ley. Hicieron de la explicación de la Ley su profesión.

También no es de extrañar que tuviesen tanta influencia en el pueblo. Era comprensible que la multitud, que no conocía la Ley, se entregarán incondicionalmente a estos líderes. A pesar de todo eran los interpretes de la Ley. Y cuando alguien en el vivir cotidiano tenía dificultades con el cumplimiento de la Ley, podía venir a ellos siempre. Era su oficio, y entendía rápidamente pudiendo darle una explicación satisfactoria. Así aparecieron diferentes interpretaciones y explicaciones del Antiguo Testamento. El pueblo daba más oídos a lo que los escribas decían que a la Palabra de Dios.

Contra la tradición y la interpretación de los hombres, contra las autoritarias explicaciones de los Fariseos y los Escribas dirige Jesucristo Su majestuoso "Pero Yo os digo".

El Señor Jesucristo nos llama a nosotros y a todos a volver a las Escrituras. El mismo se ha sometido a la autoridad Divina de las Escrituras. Jesús no solamente se pronunció en pro de la autoridad Divina de la Escritura, sino que también la reconoce como autoridad sobre El y Su Obra.

Así también nosotros nos tenemos que doblegar ante la Escritura como Él, quienes en Él creemos y queremos ser sus discípulos, y guardar la espada de nuestra crítica.


"¿Es hoy de otra manera?"

Yo pienso que no. La espada desgarradora de Joacim hace también hoy su trabajo de despedazar la Escritura.

Son todos aquellos que no quieren someterse a La Palabra de Verdad, el libro de las Escrituras lo quieren cortar en trozos con la espada de su crítica e incredulidad.

Muchos seguirán replicando y menospreciando la Escritura, y tratarán de reducir a cenizas en el fuego de su odio las Palabras de Dios. Que actualidad tiene Jeremias 36.

Tampoco Roma ha querido ni quiere todavía doblegarse ante La Palabra de Dios. La llamada a la sola Escritura provoca siempre en Roma oposición y enemistad.

Esto no es una afirmación gratuita sin fundamento alguno, sino que esta oposición a la Palabra de Dios se manifiesta en las declaraciones de Roma misma sobre la relación entre La Palabra de Dios y la tradición. Pero El Señor advierte: Lo que está escrito nadie lo puede abrogar.

El concilio de Trento (1545-1563) no ha reconocido sólo la Escritura como inspirada, sino también su tradición. Tanta autoridad reconoce a la tradición como a la Escritura. (Trento, sesión 4ª).

En la profesión de fe tridentina se nombre la tradición antes que la Palabra de Dios y se confiesa que la Escritura ha de ser explicada según el sentido que la iglesia católica le ha dado o le da.

"Las tradiciones apostólicas y eclesiásticas y las restantes observaciones y constituciones de la iglesia firmemente las admito y acepto. También admito la sagrada Escritura según el sentido que le ha dado y da la santa madre iglesia, a quién pertenece el juzgar sobre el verdadero sentido e interpretación de las sagradas Escrituras" (Denz. 995).

El concilio vaticano II dice en la constitución dogmática "Dei Verbum" (1965): "La iglesia no deriva solamente de la sagrada Escritura su certeza de todas las verdades reveladas. Por eso se han de recibirse y venerar ambas (tradición y Escritura) con un mismo espíritu de piedad"

Roma quiere con todas sus fuerzas enseñorearse de La Palabra de Dios y la emplea para su propio sistema y esplendor.

En realidad Roma no quiere obedecer La Palabra de dios, sino dominar sobre ella con absoluta autoridad. En el dogma de la infalibilidad del papa, nos muestra claramente que la palabra del papa, para ellos, tiene más autoridad que el contenido de La Palabra de Dios.


Toon Vanhuysse
---------------------------

Si se quiere ahondar en la importancia y poder que los hombres, en general y desde siempre, le atribuyen a las tradiciones humanas, a su propia opinión y como esto, en relación a La Palabra de Dios, es una actitud persistente, repetitiva y que no tiene absolutamente nada de nuevo, revísese el escrito de Cipriano de Valera, en la apertura Institución de la Religión Cristiana/Juan Calvino/Prólogo de Cipriano de Valera.


En Cristo
Rogelio
 

Ezequiel Romero

Leyenda del foro
25 Enero 2000
3.614
2
Hermano Rogelio, lo que usted dice es de tremenda importancia y debería ser publicado y hecho conocer por todo el pueblo de Dios, rdimido en la preciosa sangre de Jesucristo. Hay mucha ignorancia de las nuevas estrategias que Roma está usando y muchos de los escogidos se confundirán (como está predicho en las Escrituras).

Roma se esfuerza en usar a su favor el libro más odiado por ellos. Estoy seguro que si ellos pudieran quemar todas las Biblias del mundo, lo harían. Pero como saben que en ese espejo no sa habrán de ver, ahora lo que hacen es "transvestir" las Escrituras. ¿Usted ha visto a esos jovencitos que se hermosean mejor que las mujeres y que son más coquetas y atractivas que las prostitutas? Son los transvestistas que pululan por nuestras ciudades.

En el campo religioso y espiritual, estamos a un semejante fenómeno.

Hermano Rogelio, usted dice:

"Roma quiere con todas sus fuerzas enseñorearse de La Palabra de Dios y la emplea para su propio sistema y esplendor.

En realidad Roma no quiere obedecer La Palabra de dios, sino dominar sobre ella con absoluta autoridad. En el dogma de la infalibilidad del papa, nos muestra claramente que la palabra del papa, para ellos, tiene más autoridad que el contenido de La Palabra de Dios."
 
18 Noviembre 1998
1.442
0
Hermano Ezequiel

Es importante indicar a los lectores que lo que usted menciona sobre la utilización de La Palabra de Dios para los fines Romanos. Se fundamenta en la definición que Roma, de si misma, ha establecido en relación a lo que ella considera como "Palabra de Dios". Veamos,


Roma declara, sostiene y enseña:

"...Por tanto, la palabra de Dios no está contenida únicamente en la Escritura. Vive también en la Iglesia en forma de cultos y costumbres (pensemos sobre todo en los sacramentos). Tal es la primera conclusión.

La segunda no es menos importante: ESCRITURAS y tradiciones apostólicas han de ser JUZGADAS a la luz de la TRADICIÓN VIVIENTE, de la comunión viviente y consiente que une la Iglesia a Cristo." (El imprimátur de esto que lo hace enseñanza oficial de Roma se encuentra al pie del mensaje)


Este es el verdadero punto de quiebre del asunto, en rigor, la definición y consideración de Roma por "Palabra de Dios", la cual dista mucho de lo que los cristianos creen y entienden, no de si mismos, sino por la Gracia de Dios Soberano sobre toda carne y espíritu.

Es vital que esto nunca, pero nunca, se pierda de vista cuando se trate de conversaciones entre cristianos y católicos, sobre todo en los cristianos que practican o simpatizan con el ecumenismo.

Sencillamente porque el espíritu que hay detrás de cada una de estás enseñanzas tan dispares, nada tienen entre ellos, sino que uno es Vencedor y el otro ha sido derrotado, de esto da testimonio inequívoco La Palabra de Dios, contenida en La Biblia


En Cristo
Rogelio

Ref: Del imprimátur Romano

Initiation Théoligique I y II del P.A.M. Henry, O.P., Les Éditions du Cerf,. Paris
1952
Versión española por los PP. Dominicos del Estudio General de Filosofía de
Caldas de Besaya (Santander), de la obra "Initiation Théoligique I y II. Pag 27, del P.A.M. Henry, O.P., y un grupo de teólogos, publicada por Éditions du Cerf, Paris.

Nihil obstat. Los censores: RR.PP Teófilo Urdánoz y Cándido Aniz, O.P.,
Doct. S. Teolog.
Imprimi Potestt. Fr. Aniceto Fernández, O.P., Prior Provincial.

Nihil Obstat, Antonius Solano, T.O.P., censor
Imprimatur. Santanderii, 5 maio 1956
Josephus, Episcoupus Santanderensis
 

Maripaz

Expulsado
2 Junio 1999
19.987
2
61
Excelente epígrafe para estar relegado a paginas posteriores.

Demos la oportunidad a que más personas lo lean.
wink.gif


Maripaz
 

DanielO

Leyenda del foro
23 Diciembre 1998
1.977
1
65
Rogelio,

Hno. Excelente aporte..!!! Algo que tengo por costumbre es darle gracias a Dios por su bendita Palabra...!! Cuanto podemos aprender de ella, cuanto se puede vivir en ella. A mi me lastima mucho ver como nuestros hermanos separados, tratan de buscar "ejemplos" en la vida de otros hombres (muchos de ellos no precisamente santos) y se "brincan" la fuente de vida que es nuestro bendito Señor Jesucristo, revelado, expresado en la Biblia, ahí esta su ejemplo, ahí esta su vida, ahí nos es revelado como ser perdonados, salvos, y santos.
Gracias Hno. por su aporte.

Mizpa
Daniel Ortega
 
28 Mayo 1999
143
0
Rogelio es bueno tu aporte. Sin embargo creo tu lo habrás notado y muy bien, que la iglesia católica ha estado evolucionando y mucho en este sentido.

Ya en nuestra iglesia se le da mucha importancia al estudio de las sagradas escrituras. Creo que podrias comprobar esto acudiendo a una reunion de las nuestras.Sin embargo estoy totalmente de acuerdo que entre mas atencion se le ponga es muchisimo mejor.

Me gustaria hacerte una respetuosa observacion. He visitado algunas iglesias evangelicas, y si, estudian la biblia pero algo me dice que es un estudio muy superficial, nada de fondo, o sea a la raiz del asunto, y parece ser que la iglesia catolica esta tomando mucha delantera en el estudio serio de la palabra de Dios.

En lo personal, me gustaria que hubiese un "intercambio de pulpitos" como ha ocurrido en mi ciudad, un pastor evangelico invito a su amigo sacerdote catolico a su reunion, le concedio la predicacion y el sacerdote hizo lo mismo con el pastor invitandolo a la misa a predicar, y vieras que fue muy bien aceptado por ambas comunidades.

Siempre se puede aprender de otros.


Te estima Pancholin
 

Maripaz

Expulsado
2 Junio 1999
19.987
2
61
Hola Pancholín, Dios te bendiga.

Nos dices:

He visitado algunas iglesias evangelicas, y si, estudian la biblia pero algo me dice que es un estudio muy superficial, nada de fondo, o sea a la raiz del asunto, y parece ser que la iglesia catolica esta tomando mucha delantera en el estudio serio de la palabra de Dios.[/b]

Pancholín, en España decimos un refran: "por un perro que maté, mataperros me llamaron".
wink.gif


No se puede generalizar, y aunque no dudo en absoluto de tu palabra, no creo que los católicos hayan alcanzado todavía el nivel de los evangélicos en cuanto a la profundidad del estudio bíblico, tanto en comunidad como a nivel individual.

He visto webs católicas que promueven el estudio bíblico y dan "los pasos a seguir" para facilitarlo, y me han parecido buenos, pero muy básicos.

Quizá lo que tu has visto en iglesias evangélicas era algún tipo de lo que se llama comunmente Escuela Dominical para adultos, o los que asistían eran "nuevos en la fe". Creo que tu apreciación no es demasiado real; viste el salón donde se daba el "biberon" a bebés espirituales, pero no llegaste a ver donde se da la "comida fuerte".
wink.gif



De todas formas, ojalá esté equivocada, y realmente os estén enseñando la Palabra de Dios sin añadidos y en profundidad, para que lleguéis a conocer el Consejo de Dios y apréndais a hacerlo por vosotros mismos, solo con la ayuda del Espíritu Santo.


Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, ESCUDRIÑANDO CADA DÍA LAS ESCRITURAS, PARA VER SI ESTAS COSAS ERAN ASÍ.Así que creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres.(Hechos 17:11-12)


Bendiciones

Maripaz
 

DanielO

Leyenda del foro
23 Diciembre 1998
1.977
1
65
En Mexico, la institucion romanista NO usa la Biblia, si se hacen misas multitudinarias, pero NADA de Biblia, habra uno que otro estudio, pero eso de estudiarla en casa, o en sus iglesias no...... Me consta..!!!

Mizpa
Daniel Ortega
 
18 Noviembre 1998
1.442
0
Estimado Pancholín

¡Tiempo sin cruzarnos, aquí nos extenderemos!

Usted Dice:
Rogelio es bueno tu aporte. Sin embargo creo tu lo habrás notado y muy bien, que la iglesia católica ha estado evolucionando y mucho en este sentido. Ya en nuestra iglesia se le da mucha importancia al estudio de las sagradas escrituras.


Respondo:
Que bueno que los laicos católicos que usted menciona estén escudriñando La Palabra de Dios, pero eso no tiene nada de nuevo en las altas esferas de su religión. Roma conoce la Escritura desde siempre y ha sido revisada una y otra vez, por miles de personas y sistemas de estudio.

El asunto fundamental es que considera Roma como Palabra de Dios.

Según Roma, La Palabra de Dios está constituida no solo por las Sagradas Escrituras, sino también por la sagrada tradición, que vive en la iglesia de Roma , en forma de cultos y costumbres.

Ese es el punto de quiebre, mi estimado Pancholín, Tradición y Escrituras, constituyen para Roma la Palabra de Dios, ahora entienda usted que la llamada sagrada tradición, se va haciendo y constituyendo de acuerdo a lo que dicta la tradición viva, es decir el magisterio vivo de la iglesia de Roma.

Ahora bien, es natural que como Roma entiende, es también como enseña, en particular a las personas que usted menciona y a muchas otras. El asunto es que esto no es digno de confianza para los hijos de Dios, porque contradice abiertamente la misma Escritura y los frutos de Roma son conocidos.

En contraste con lo anterior, los cristianos consideran como Palabra de Dios, solo lo que está contenido en la Escritura, es decir, la preservada por el pueblo Judío, los Primeros Pactos, y, el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

Y esto no por llevarle la contraría a Roma, sino que es ordenanza de Dios mismo en Su Palabra, enseñanza a los que son suyos y que en su misericordia ha entregado y sujetado a Cristo. Es decir, los que se sujetan a La Palabra de Dios, la cual es Segura, Fiel y Verdadera, estos no se sujetan de sí mismos, sino por causa del Espíritu Santo.

Y es el mismo Espíritu el que les guía a creer y entender que la Palabra de Dios es Verdadera, Fiel y suficiente para su salud eterna y que no es de Dios contradecirla, sumarle ni quitarle.

Revise usted Juan 14, sobre el verdadero amor, es decir, sobre los hombres que verdaderamente aman a Dios y en los cuales El Señor se complace.

Usted Dice:
Creo que podrías comprobar esto acudiendo a una reunion de las nuestras. Sin embargo estoy totalmente de acuerdo que entre mas atencion se le ponga es muchisimo mejor.

Respondo.
En cuanto a la cantidad de atención, permítame un ejemplo Pancholín:

Un ciego por mucha luz del sol que haya no podrá ver, aunque se esfuerce una y otra vez de forma absolutamente honesta, dependiendo de su ceguera distinguirá claridad y oscuridad, o bien ni lo uno ni lo otro. Es posible que sea necesaria la cirugía para que el ciego pueda ver la luz que le llega o bien que ocurra lo menos deseable, es decir, que no tenga remedio alguno.

De manera similar, algunas personas pueden pasarse la vida entera leyendo y estudiando La Palabra de Dios en grandes cantidades, pero no creerán, sino existe la operación del Espíritu en ellos. Es decir, la verdad está, al igual que la luz del sol, pero no puede ser creída, de manera similar, a como el ciego que permanece en su ceguera no puede ver.

En cuanto a los que no pueden creer, no me refiero a los que niegan la existencia de Dios y de su hijo Jesucristo, sino a la incredulidad profunda, es decir, la incredulidad que sufren los que confesando Al Hijo, son incapaces de creerle y sujetarse a Él, tanto en lo que Ordena como en lo que Enseña, para salud eterna de todo aquel que le cree y se sujeta.

Si tiene dificultad para distinguir entre incrédulos, tome el ejemplo de Juan 6, donde algunos en la misma presencia del Señor, no pudieron creerle y se apartaron, estos no pudieron negar la existencia de Cristo porque le habían visto con sus propios ojos, pero fueron incapaces de créele a Él las enseñanzas y ordenanzas.

También está el ejemplo de los Fariseos, de los cuales no se pueden decir que negaran la existencia de Dios, sino que no podían creer en la efectividad de la Fe, en el Poder y Soberanía de Dios.

Por ello, mi estimado Pancholín, no es asunto de cantidad de Evangelio, sino de Fe en que la enseñanza contenida en La Palabra de Dios, es Perfecta, Justa, Fiel y suficiente, y, que El Señor entrega de Su Propio Santo Espíritu para que sea creída y entendida en justicia.



Usted Dice:
Me gustaria hacerte una respetuosa observacion. He visitado algunas iglesias evangelicas, y si, estudian la biblia pero algo me dice que es un estudio muy superficial, nada de fondo, o sea a la raiz del asunto, y parece ser que la iglesia catolica esta tomando mucha delantera en el estudio serio de la palabra de Dios.

Respondo:
No se preocupe usted Pancholín, Él Señor en su Tremendo Poder y Total Sabiduría, sabe de manera perfecta como sujetar a sí mismo, a los que Dios le dio, independientemente de donde estén y hayan de ser rescatados.

No se trata de una competencia de quien está o no está a la delantera, sino de que, si lo que se hace es o no agradable a Dios y solo para la Gloria de Él, lo cual es visto en los corazones de los hombres, donde los ropajes y disfraces no funcionan.


Usted Dice:
En lo personal, me gustaria que hubiese un "intercambio de pulpitos" como ha ocurrido en mi ciudad, un pastor evangelico invito a su amigo sacerdote catolico a su reunion, le concedio la predicacion y el sacerdote hizo lo mismo con el pastor invitandolo a la misa a predicar, y vieras que fue muy bien aceptado por ambas comunidades. Siempre se puede aprender de otros.

Respondo:
Es natural que se puedan hacer muchas cosas que sean aceptadas y agraden al hombre natural, pero no es de cristianos agradar a los hombres naturales, sino primeramente agradar a Dios, lo cual en si mismo, agrada a los hombres Hijos de Dios, al entender estos en el Espíritu, que El Padre se regocija en ello.

Debe entenderse que la Doctrina que es agradable a Dios, también es agradable a sus hijos, los cuales permanecen sujetos a la Palabra de Dios y no a los hombres, así muestran su amor con Él Padre, de forma que se cumpla en ellos, que sin Fe es imposible agradar a Dios. Evidentemente, Fe en que la enseñanza es Verdadera, Poderosa y Suficiente, como vimos mas arriba, que debe seguirse en rigor y no solamente la fe en la existencia de Cristo.

Cuando hablamos de agradar a Dios, hablamos de lo que Él ha establecido, en la Sana Doctrina, como agradable y aceptable a Su Total Santidad y no en lo que el hombre pudiera creer que le es agradable a Dios.

En cuanto a lo que se puede aprender unos de otros, en lo Espiritual y que se discierne como tal, los cristianos tienen ejemplo perfecto en Su Señor y Salvador, Jesucristo. Las formas que Al Señor le agradan también han sido establecidas con toda claridad en Su Eterna y Poderosa Palabra, y no es de cristianos agregar a ellas. Por eso dice el Señor PERO YO OS DIGO.


También lo estimo.

En Cristo
Rogelio
 

MANUEL MORA

Expulsado
11 Enero 2000
2.164
0
Sr.Pancholín...

Dice usted:

"En lo personal, me gustaria que hubiese un "intercambio de pulpitos" como ha ocurrido en mi ciudad, un pastor evangelico invito a su amigo sacerdote catolico a su reunion, le concedio la predicacion y el sacerdote hizo lo mismo con el pastor invitandolo a la misa a predicar, y vieras que fue muy bien aceptado por ambas comunidades.

Siempre se puede aprender de otros"
-------------

Si me permite una reflexión;creo sinceramente que el sacerdote católico no tiene la autoridad de DIOS nuestro Señor para ocupar un púlpito de una de sus Congregaciones,pues que comunión tiene Cristo con Belial.

El sacerdote católico ha de ser convertido,abandonar Roma y luego El Señor dispondrá el camino a seguir.Es distinto.

Si se quieren cambiar impresiones,se debe quedar en lugar intermedio,como un hotel o unos jardines,eso es lo apropiado.

Cualquier hijo de Dios perteneciente a una membresía ,tiene mas autoridad de Dios para ocupar el púlpito de la Palabra que un cura,el cual no tiene ninguna y además se participaría en sus malas obras.

Hermanos!que nadie os engañe!.

Respetuosamente en Jesucristo.

P.D.Usted quiere meter el caballo de Troya en la Iglesia de Dios.
 

haaz

2
23 Septiembre 1999
3.358
0
Primero le prohibieron la Biblia al pueblo, ahora se la prestan, pero no los dejan leer sino sus interpretaciones.
Ahora el problema es el mismo de los fariseos, supuestamente la utilizaban, pero sus tradiciones la tenían sepultada.