Miren esta metáfora tan genial que acaba de revelar el Espíritu Santo.



pablo_33

siervo
5 Diciembre 2006
3.834
18
nubes
Miren esta metáfora tan genial que acaba de revelar el Espíritu Santo.
(La estoy trabajando aun peor va por acá, me ayudan?)
Según la biblia, Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza, formamos parte del cuerpo místico de Cristo, cada integrante tiene su función, su parte, su rol, judíos y gentiles conversos formaran parte del total del ser. No todos tiene todos los dones, algunos sanan, otros profetizan, otros hablan en lengua, etc.,
Ahora presten atención
Para vivir necesitamos alimentarnos, por razón del cuerpo físico, y otros cuerpo más sutiles. Y no solo por los nutrientes, sino también por el placer: dopaminas. Cuando preparamos los alimentos y los comemos. Que hacemos?, trabajamos y compramos y cocinamos o sembramos cosechamos, pescamos, criamos, luego lavamos, limpiamos, preparamos, procesamos, cocinamos, mesclamos unos alimentos con otros, pero no todo con todo. Por ejemplo tomate, cebolla, lechuga: ensalada. Huevo + papa: tortilla. Carne asada con sal y especies: asado, cada cosa tiene su modo de hacerse, pero no mezclamos todo con todo, menos con el postre, lo mas dulce que es al final. Al comer los volvemos mesclar un poco mas, en el tenedor ponemos un poco de carne y ensalada con aderezo, para disfrutar al máximo posible y aprovechar toda la dopamina que nos pueda dar por las papilas gustativas en la boca, pero en estomago si se mescla todo con todo, incluso con el postre …pero luego… el inteligentísimo sistema digestivo, lo vuelve a separar todo, (todo lo que mesclamos y remezclamos) para que cada nutriente especifico sea asimilado y aprovechado para la parte que hace falta en forma optima. Vitaminas, minerales, aminoácidos, antioxidante, grasas, proteínas, calorías, etc. La vitamina A hace bien a la piel y a la vista. La c al sistema de defensas, el potasio a las piernas, el calcio a los hueso, las grasa al cerebro, las calorías nos dan energía, las proteínas fortalece la masa muscular etc etc. Mientras que el sabroso sabor hicieron vibrar las papilas gustativas para que el cerebro sea bañado de dopamina y nos llenemos de felicidad, saciedad y paz. Que da un estomago lleno luego de sentir algo de hambre lo cual es la mejor salsa.
Ahora relacionemos con las palabras de Jesús
El reino de los cielos es semejante a una mujer que tomo tres partes de harinas, la puso a leudar, hasta que todo este listo.
Las tres masa de la mujer hasta que este todo listo a quien va alimentar? Esas tres masas son los judíos, gentiles, pueblo del diablo, (según los gnósticos son los neumáticos, los psíquicos, los físico) que son la comida de Dios, separada pero interactuando un poco, crecerán juntos luego habrá una separación, unos a los graneros de Dios, otros al fuego eterno. Cada uno de nosotros alimenta una parte especifica de Dios.
“Yo con tanto hambre y ni un higo en la higuera” Dice Dios y se refiere hambre de buenas acciones que son su alimento (mientras las malas obras son el alimento del enemigo) También dice “Yo sembré uvas y salieron agrias” ósea esperaba buena acciones y salieron malas, inútiles. En el Apocalipsis se habla de tres cosechas las primicias, la cosecha y las uvas agrias pisadas. Recordemos también como Jesús hambriento y frustrado por la higuera que no tenia frutos es maldecida y se seca, por no tener fruto fuera de temporada!!! ósea el pueblo de Dios debe dar fruto a todo tiempo.
Aquí hay trigo y cizaña, planta muy parecida al trigo que maduras es venenosa, “Dios hizo al malo para el día malo” dice la palabra. El diablo no es ni el cómplice, ni el socio, ni el rebelde en descontrol de Dios, es su instrumento y Dios tan hábil hasta se basta del pueblo de diablo para realizar su obra y castigar las rebeldías de su pueblo con sus enemigos, nefilms o filisteo o iluminatis, que por sus exageraciones y trasgresiones se ganaron su eliminación final. Una obra final sin basura, las moscas se encargan de eso, como en la naturaleza sin subproductos indeseados, que lo que cae al suelo fertiliza la tierra: genial.
Dios necesita conformar todo su ejército para su gran obra, unos para ver y solo ver, (como los dos testigos), otros para predicar, algunos con la boca otros solo con la mente, otros deben hacer señales, otros deben orar y solo orar, otros ayunar, otros deben mandar, otros amar y perdonar, otros genios de la informática, otros deben obedecer, otros deben dar ejemplo, otros dar sus muchas riquezas, como las mujeres ricas que seguían a Jesús. “Hay de todo en la viña del Señor” No hay que hacer todos los zapatos del mismo número justamente cuando hay tantos pies y tantos zapatos. Tampoco le pidamos a todo el mismo nivel de perfección en la santidad, que alguno para alcanzar la cima del poder debieron ser muy fuertes y en la sucia lucha están un poco sucios, pero no del todo aun tiene algo de Espíritu Santo en su interior que Dios utilizará para su obra y luego sabrá El como limpiar lo que falta. Con misericordia seguramente.
Ojo que Dios no es el vampiro cósmico que creen los ingenuos gnósticos, el diablo es ese, que nos come porque Dios le corto los víveres y debe robar a los hijos de Dios. Encima le hiso creer a muchos evanecidos que Dios es el vampiro, cuando es el productor, de eso mismo se ríe tanto el diablo, como muchos humanos se tragaron tamaña mentira encima se creen mucho porque el “conocimiento evanece”, (gnosis = conocimiento) y el amor edifica. Como dice Pablo.
Concluyendo todo es una sinécdoque: la parte por el todo y el todo por la parte, geometría fractal, como el hombre come, prepara, procesa los alimentos, para nutrir todo su ser, para cumplir su destino, hacer el trabajo que vino hacer, en forma idéntica, Dios se alimenta, o quizás mejor, Dios alimenta el universo con esas tres masas para que cada parte cumpla con su rol y tarea especifica.
Espero que les haya gustado y servido para comprender desde un nuevo ángulo, la genial obra de Dios, buen provecho. Una cosa mas como Dios nos hiso dependiente de la comida para que cada vez que comamos lo hagamos con gratitud a El, de la misma forma Dios nos hizo ignorantes para que nuevamente al ser saciado con el otro aliento: “cada palabra que salga de la boca de Dios”, nuevamente la gratitud y la felicidad nos colme y haga brotar en nosotros naturalmente alabanza al creador de todo. Y quizás la alabanza y la gratitud a Dios debe ser la cualidad o la actividad que todo varón de Dios, sea cual sea su rol, debe realizar con el mismo nivel de perfección.
Alabado sea Dios.
 

IBERO

Ibero de Iberia
26 Noviembre 2005
5.215
196
Iberia
Me gusta muchísimo. Sigue así: escuchando y obedeciendo.

Amor,
Ibero