LOS TESTIGOS DE JEHOVA RECHAZAN A SUS MIEMBROS FAMILIARES QUE ABANDONAN LA SECTA



Cisne blanco

Miembro senior
12 Junio 2018
110
9
Un rasgo común entre las sectas y los grupos religiosos destructivos es la práctica de “rechazar” a los miembros que abandonan (que se desasocian) o son expulsados (excomulgados) por alguna maldad. Mientras estos grupos con frecuencia afirman que la práctica de rechazar (prohibir toda comunicación innecesaria con los ex-miembros) es una forma “amorosa” de castigo espiritual, muchos ponen en duda la validez de esta afirmación. Los testigos de Jehová tienen una historia larga de rechazar a parientes o amigos que dejan su religión y es irreconciliable la masacre que ésta práctica ha dejado en las vidas de muchas familias destrozadas, tal como lo testifica una ex-testigo de Jehová por medio de la siguiente afirmación:

Mi nombre es Brenda Lee y soy la autora de Out of the Cocoon: A Young Woman’s Courageous Flight from the Grip of a Religious Cult (Fuera del capullo: El escape valiente de una joven de las garras de una secta religiosa) (sólo en inglés). Fui bautizada a la tierna edad de diez años y dejé la organización a los dieciocho cuando me mudé de Pensilvania a Colorado. Nunca fui excomulgada de los testigos de Jehová de manera oficial, sin embargo he sido rechazada por mi madre, hermana, hermano, cuatro sobrinos y una sobrina durante los últimos 25 años. Lo más triste es que ellos no conocen a mi hijo que tiene dieciocho años de edad. De modo que esta conducta de rechazo no tan sólo me ha afectado a mí, sino también a la siguiente generación de mi familia. Todavía tengo la carta original de rechazo de mi madre. Creo que la Sociedad Watchtower está cometiendo un genocidio familiar en el nombre de Dios.
Mentir o utilizar palabras camufladas, escogidas de manera cuidadosa para engañar a los miembros y al público en general, es el sello de una secta. El rechazo es un ejemplo de cómo los testigos de Jehová utilizan el engaño de las sectas. Un hecho conocido ampliamente entre los que han sido testigos de Jehová es que sus familiares que son testigos de Jehová rechazan a aquellos que fueron criados como testigos de Jehová pero nunca fueron bautizados, y también a aquellos que simplemente dejan la organización sin haber cometido pecado alguno.
Mi amiga encaja en la primera categoría. Ella nunca se bautizó, sin embargo, su madre y su hermano (un anciano de esta religión) actualmente la rechazan. Increíblemente, también rechazan a su hija discapacitada. ¡Sí, esta abuela y este tío piensan que es “amoroso” rechazar a la hija de mi amiga que tiene necesidades especiales! Yo encajo en la segunda categoría. Simplemente me fui, ¡y mi familia no me ha hablado por más de 25 años!
Cuando los testigos de Jehová dicen en su sitio Web: “Aquellos que se vuelven inactivos en la congregación, quizá incluso alejándose de la asociación con compañeros creyentes, no son rechazados…” (http://www.jw-media.org/beliefs/beliefsfaq.htm) (Traducido del inglés), están MINTIENDO, así de simple. Aún cuando la Watchtower admite, unas frases más abajo de la afirmación anterior: “Aquellos que formalmente dicen que ya no desean formar parte de la organización también son evitados,” no están siendo completamente honestos. El resultado, ya sea que uno se “aleje” o que “formalmente diga” que no quiere formar parte de la organización, es lo mismo— es decir, ser rechazado.
Conozco muchos casos, como el de mi amiga que mencioné anteriormente, de personas que fueron criadas como testigos de Jehová, pero quienes NUNCA fueron “bautizadas” de modo que nunca fueron miembros oficiales de la organización. Sin embargo, en la actualidad, sus familiares testigos de Jehová, los rechazan. Yo “me alejé” a los 18 años y dentro de dos semanas de no haber asistido a las reuniones, comencé a ser rechazada.Contrario a la afirmación de la Watchtower que se menciona anteriormente, ni un sólo testigo de Jehová me volvió a hablar, ni tampoco asistió a mi graduación, aún cuando yo había enviado más de 50 invitaciones justo antes de mi “alejamiento.” De modo que, mucho tiempo antes de que dijera “formalmente” que no deseaba ser parte de la organización de los testigos de Jehová, fui rechazada. Yo y muchas personas más, somos pruebas vivientes de que ellos están mintiendo acerca de su política de rechazo, que se menciona en su página Web.
Algo que debes tomar en cuenta también es que ellos no dejan que la gente simplemente “se aleje.” Esta es otra de sus afirmaciones engañosas. Ha sido su política forzar a todo disidente “bautizado” a declarar si quiere o no, permanecer como miembro una vez que se ha vuelto inactivo, para que ellos oficialmente se puedan sentir justificados al “rechazarlo.” Antes de que se cumpliera un año de haber dejado de asistir a las reuniones de los testigos de Jehová, los ancianos me preguntaron por escrito si deseaba ser conocida como una testigo de Jehová. Una vez que les respondí, fui desasociada oficialmente, pero como mencioné anteriormente, el rechazo ya había comenzado hace mucho tiempo.
Ciertamente, no existe una manera honorable de salirse de la Organización Watchtower. A los Testigos se les exige “rechazar” a los familiares y amigos que se han salido, ya sea que fueron oficialmente “excomulgados” o que simplemente se alejaron. Considera las siguientes citas tomadas de la literatura oficial de los testigos de Jehová:

“Sus padres habían sido expulsados. Ella no fue expulsada, pero voluntariamente se desasoció de la congregación escribiendo una carta a ese respecto. … Ella se mudó a otro lugar, pero años después regresó y descubrió que los Testigos locales no querían conversar con ella. … El evitar el trato sería apropiado, también, respecto a cualquiera que rechazara a la congregación. …Al evitar, también, a las personas que deliberadamente se han desasociado, los cristianos se protegen de puntos de vista que posiblemente son de crítica, o faltos de aprecio o hasta apóstatas. …Además, piense en lo que sentirían los hermanos y hermanas, o hasta los abuelos, del malhechor. Sin embargo, el que pusieran la lealtad a su Dios de justicia por encima del afecto familiarpodía salvarles la vida.” — La Atalaya, 15 de abril, 1988, pp. 26-28
““Sin lugar a dudas, cuando una persona decide dejar a Jehová y el camino de la vidatrazado en las Escrituras, los familiares fieles suelen sentir una profunda aflicción. “Quiero mucho a mi hermana, y haría cualquier cosa por que volviera a Jehová”, dice Irene. Y María, cuyo hermano le dio la espalda a Jehová… explica… Lo extraño especialmente cuando nos reunimos toda la familia.” — La Atalaya, 1 de septiembre, 2006, p. 17
“Este hecho supone una prueba para el cristiano cuando su cónyuge, un hijo, un padre u otro pariente cercano es expulsado o se desasocia de la congregación… sus principios son aplicables tanto a los que han sido expulsados como a los que se han desasociado… De modo que también evitamos el trato social con tal persona, lo que descartaría ir con ella a una comida campestre, a una fiesta, a un partido, al centro comercial, al cine o sentarnos a comer con ella, sea en el hogar o en un restaurante. … si el expulsado o desasociado es un pariente que vive fuera del círculo familiar y el hogar inmediatosPudiera ser posible eliminar casi todo contacto con tal pariente.” — Ministerio del Reino, agosto 2002, pp. 3-4
“Y todos sabemos por nuestra experiencia de años que el decir un sencillo “¡Hola!” a alguien puede ser el primer paso que lleve a una conversación y tal vez hasta a una amistad. ¿Quisiéramos dar ese primer paso respecto a una persona expulsada?” — LaAtalaya, 15 de noviembre de 1981, p. 19
Y como si no fuera suficiente tan solo “rechazar” a los miembros antiguos, la Watchtower también ha amonestado a sus seguidores a “odiar” con un “odio piadoso” a todos los ex-testigos de Jehová:

“Es más, queremos odiar a los que voluntariosamente demuestran que odian a Jehová, que son odiadores de lo que es bueno. … Expresamos nuestro odio para con éstos, no por medio de querer hacerles daño, ni por desear que les ocurra algún mal, sino por medio de evitarlos como evitaríamos el veneno o una víbora venenosa, pues pueden envenenarnos desde el punto de vista espiritual.” — La Atalaya, 1 de noviembre, 1980, p. 8
El odio piadoso es una eficaz protección contra la comisión de males… ¿Estamos haciéndolo? …Los apóstatas están entre los que odian a Jehová y se sublevan contra él. La apostasía es, en realidad, una rebelión contra Jehová. …Otros sostienen que creen en la Biblia, pero rechazan la organización de Jehová y procuran activamente estorbar su obra. …el cristiano tiene que odiar —en el sentido bíblico de la palabra— a los que se han apegado inseparablemente a la maldad.” — La Atalaya, 1 de octubre, 1993, p. 19
EL RECHAZO, ¿ES UNA PRÁCTICA BÍBLICA?

Jesús dijo que sus verdaderos discípulos serían reconocidos por el “amor” que se tuvieran entre ellos (Juan 13:34-35). Aún cuando la Biblia permite el acto de expulsar a un creyente cristiano de su afiliación con la iglesia en el caso de conducta inmoral, esta disciplina debe ser administrada con humildad y amor por causa del destino eterno del creyente que ha cometido pecado (Romanos 14:1; Gálatas 6:1; 1 Corintios 5:4-5). No se hacía con “odio” ni de la manera despreciativa en la que los ancianos de los testigos de Jehová interrogan a los seguidores espiritualmente “débiles” para forzarles a confesar los actos que consideren ofensas dignos de expulsión, obligando al mismo tiempo a los amigos y parientes testigos de Jehová a que lo “rechacen” por completo, cortando toda comunicación innecesaria con ellos.

La política del “rechazo,” ¿debería ser considerada una forma “amorosa” de disciplina espiritual? En la Biblia leemos que la disciplina espiritual siempre está acompañada de intentos amorosos de reconciliación (Mateo 18:15-17; 2 Corintios 2:6-8). Las líneas de comunicación se deben mantener abiertas en todo momento (2 Tesalonicenses 3:6, 14-15) y el pecador arrepentido debe ser aceptado de vuelta inmediatamente sin un largo período de prueba de su desempeño (Lucas 15:18-23). El siguiente cuadro ilustra algunas de las diferencias importantes entre la práctica de la expulsión por parte de los testigos de Jehová y la práctica cristiana de la corrección espiritual descrita en la Biblia: