¿Deben los cristianos participar en guerras y servicio militar?



Mauro Stengel

Miembro
6 Noviembre 2019
12
1
dfv.jpg






















(Juan 13:35) En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí”.

Cristo enseño que sus discipulos verdaderos tendrian tal amor entre sí que esto los identificaria como tales. Esto excluye matarse entre si, como lo han hecho diferentes iglesias que dicen ser cristianas al ir a la guerra y matarse entre hermanos de diferentes paises.

(Mateo 26:52) Entonces Jesús le dijo: “Vuelve tu espada a su lugar, porque todos los que toman la espada perecerán por la espada.

Cristo tambien nos enseño que no debemos tomar las armas. Yendo mas alla aun, nos enseño a amar aun a enemigos:

(Mateo 5:44) Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

Matar a los "enemigos" (projimo, por quien debemos orar, hacerles el bien, amarlos, bendecirlos) viola esta palabra de Cristo. Pero es impresionante tambien analizar esta profecia, que aplica al pueblo de Dios en estos ultimos dias:

(Isaías 2:4) Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.

No sólo habla de que no tomarian armas ni tampoco irian a la guerra, sino que al final dice que ni siquiera se adiestrarian para la guerra.
Otras versiones biblicas dicen asi:

Isaías 2:4
(BAD) “y nunca más se adiestrarán para la guerra.”
(NBJ) “ni se ejercitarán más en la guerra.”
(BNP) “ya no se adiestrarán para la guerra.”
(DHH) “ni a recibir instrucción para la guerra.“
(PDT) “y ya nadie se preparará para la guerra.”
(RV1865) “ni se ensayarán más para la guerra.”

¿Donde reciben los hombres instrucciones, adiestramiento, preparacion, ensayo, ejercitacion para despues ir a la guerra? Bueno, hoy se le llama "servicio militar" o "colimba".

Esta tremenda profecia ya estaba declarando hace miles de años que el verdadero pueblo de Dios no solo no iria a la guerra ni tomaria las armas, sino que ni siquiera prestaria servicio militar.

Les comparto estos interesantes recortes, muestran la postura de los primeros cristianos sobre este tema de la guerra, las armas, el servicio militar:

** ** ** INICIO DE LAS CITAS ** ** **

"Los primeros seguidores de Jesús no apoyaban las guerras ni prestaban servicio militar”, pues reconocían que tales acciones “no eran compatibles con la ética del amor que enseñó Jesús y con el mandato de que amaran a sus enemigos” (Encyclopedia of Religion and War).

“Antes de la época de Constantino [emperador romano de 306 a 337], los escritores cristianos condenaban unánimemente el acto de matar en las guerras” Encyclopedia of Religion and War

“Los cristianos condenaron y se resistieron a dicho servicio militar” (Historia de la Iglesia primitiva, Norbert Brox)

Tras la muerte de Cristo, y durante un período considerable, sus discípulos “se negaron a ir a [la guerra] sin importarles las consecuencias, sea que fuera la vergüenza, la cárcel o la muerte. Se trata de hechos innegables” (An Inquiry Into the Accordancy of War With the Principles of Christianity, Jonathan Dymond) Otro escritor señala que comenzaron a aparecer soldados cristianos únicamente cuando “ya se había corrompido el cristianismo”.

“Dado que en [las enseñanzas de Jesús] no había cabida para la violencia ni para hacer daño a los demás, se sobrentendía claramente la ilegitimidad de participar en la guerra [...]. Los primeros cristianos siguieron las palabras de Jesús al pie de la letra y tomaron en sentido literal sus enseñanzas acerca de la amabilidad y de no resistirse. Relacionaban estrechamente su religión con la paz y condenaban con contundencia la guerra debido al derramamiento de sangre que conllevaba”. (The Early Christian Attitude to War -La actitud de los primeros cristianos hacia la guerra-)

“Un repaso cuidadoso de toda la información de que disponemos [demuestra] que, hasta el tiempo de Marco Aurelio [121-180 E.C.], ningún cristiano se hizo soldado; y ningún soldado, después de llegar a ser cristiano, permaneció en el ejército.” (The Rise of Christianity [La aparición del cristianismo].)

En la obra The Early Church and the World (La Iglesia primitiva y el mundo), un historiador nos dice que “al menos hasta el reinado de Marco Aurelio [161-180 E.C.], ningún cristiano se hizo soldado después de su bautismo”.

“El comportamiento de los [primeros] cristianos era muy diferente del de los romanos. [...] Puesto que Cristo había predicado la paz, ellos rehusaban hacerse soldados.” (Our World Through the Ages [Nuestro mundo a lo largo de los tiempos].)


Justino Mártir, del siglo II E.C., escribió que los cristianos habían ‘batido sus espadas en rejas de arado’ (Miqueas 4:3).

Tertuliano, por su parte, replicó a quienes objetaban a la postura cristiana: “¿Será lícito dedicarse a la espada, cuando el Señor proclama que el que usa la espada perecerá por la espada?”.

La negativa a participar en la guerra causó dificultades a los primeros cristianos, ya que se oponía a las creencias aceptadas de su tiempo. Un enemigo del cristianismo llamado Celso se burló de su postura, pues creía que toda persona debía ir a la guerra cuando los que estaban en el poder lo exigían. A pesar de la gran hostilidad de que fueron objeto, los cristianos rehusaron seguir cualquier filosofía humana que contradijera las enseñanzas de Cristo.

“Los primeros cristianos no sirvieron en las fuerzas armadas”, dice un artículo de la revista The Christian Century. Explica que hasta la década de 170-180 E.C., no hay ninguna prueba de que estos sirvieran en el ejército, y pasa a decir: “Fue gradualmente que los cristianos dejaron de oponerse al servicio militar”.

Our World Through the Ages (Nuestro mundo a lo largo de los tiempos), de N. Platt y M. J. Drummond, dice: “El comportamiento de los cristianos era muy diferente del de los romanos. [...] Puesto que Cristo había predicado la paz, ellos rehusaban hacerse soldados”.

Edward Gibbon escribió en Historia de la decadencia y ruina del imperio romano: “[Los cristianos primitivos] se desentendían de terciar en la administración y en la defensa militar del imperio [...]; mas no cabía que los cristianos, sin quebrantar otra obligación más sagrada, viniesen a revestirse del carácter de militares”.

El libro The New World’s Foundations in the Old (El Nuevo Mundo y sus fundamentos del Viejo Mundo) señala: “Los primeros cristianos creían que era incorrecto pelear, y se negaban a servir en el ejército aun cuando el Imperio necesitaba soldados”.

El profesor K. S. Latourette escribe lo siguiente en su libro Historia del cristianismo (traducción de Jaime C. Quarles y Lemuel C. Quarles): “Una de las cuestiones sobre las cuales los [primeros] cristianos estaban en desacuerdo con el mundo grecorromano era la participación en la guerra. De los tres primeros siglos, ningún escrito cristiano ha llegado hasta nosotros que condonara la participación de los cristianos en la guerra”.

E. W. Barnes en su libro The Rise of Christianity (El desarrollo del cristianismo): “Un repaso cuidadoso de toda la información disponible demuestra que, hasta el tiempo de Marco Aurelio [emperador de Roma de 161 a 180 E.C.], ningún cristiano se hizo soldado; y ningún soldado, después de hacerse cristiano, permaneció en el servicio militar”.

Los primeros cristianos rehusaron servir en el ejército romano, ya fuera en las legiones o en las auxilia, por considerar que ese servicio era totalmente incompatible con las enseñanzas del cristianismo. En su Diálogo con Trifón (CX), Justino Mártir, del siglo II E.C., dice: “Nosotros, los que estábamos antes llenos de guerra y de muertes mutuas y de toda maldad, hemos renunciado en toda la tierra a los instrumentos guerreros y hemos cambiado las espadas en arados y las lanzas en útiles de cultivo de la tierra y cultivamos la piedad, la justicia, la caridad, la fe, la esperanza”.

Cuando Tertuliano (c. 200 E.C.) consideró “si la guerra les es apropiada de manera alguna a los cristianos” en su tratado De Corona (cap. XI), razonó bíblicamente sobre “la ilegalidad aun de la vida militar en sí misma”, y concluyó: “Erradico de nosotros la vida militar”. (The Ante-Nicene Fathers, 1957, vol. 3, págs. 99, 100.)

En su libro An Historian’s Approach to Religion Arnold Toynbee menciona el caso de Maximiliano, un mártir cristiano del siglo III, a quien el tribunal romano amenazó de muerte por negarse a ingresar en el servicio militar, y quien dijo: “No voy a servir. Me pueden decapitar, pero no voy a servir a los poderes de Este Mundo; a mi Dios sí serviré”.


Observemos lo que dice sobre los primeros cristianos el libro On the Road to Civilization—A World History (Camino a la civilización. Historia mundial): “Los cristianos rehusaban participar en ciertos deberes de los ciudadanos romanos. [...] Consideraban que hacer el servicio militar constituiría una violación de su fe. Se negaban a ocupar puestos políticos y a adorar al emperador”.



** ** ** FIN DE LAS CITAS** ** **

Es evidente que los primeros cristianos entendieron perfectamente la profecía de Isaías 2:4 y las palabras de Cristo que analizamos antes, y las pusieron en practica en sus vidas (sin importarles las consecuencias).

Los verdaderos seguidores de Cristo se identificarían por el amor tan único y especial que tendrían entre sí, dijo Cristo (Juan 13:34 y 35).

En tiempos de paz, los miembros de todas las diferentes religiones van a decir que se aman. Pero en tiempos difíciles -por ejemplo, en tiempos de guerra- es cuando se ve el verdadero amor cristiano en acción.

La congregación de Cristo en la tierra, en tiempos de guerra, no toma las armas, no va a la guerra, y ni siquiera presta servicio militar.

Las demás iglesias que dicen ser cristianas (pero que por sus frutos demuestran realmente lo contrario), se masacran entre hermanos y a "enemigos" (prójimo por quien Cristo enseño a orar por ellos, amarlos, hacerles el bien y bendecirlos).
 

dd.333

Miembro
30 Agosto 2019
27
5
Una posición pacifista que debe respetarse totalmente. Existe y así ha existido por siglos y siglos una corriente de pensamiento en la iglesia cristiana que se opone a la existencia de aparatos militares en los gobiernos o al uso de la fuerza en conflictos internacionales.

No puedo contradecir los pasajes bíblicos citados por el forista, pero sí voy a presentar mi postura sobre el asunto:

Los pasajes de Isaías citados son una profecía. Eso es lo que debe suceder en la era mesiánica, cuando llegué el mundo por venir. Para los cristianos, será cuando regrese Jesús a la tierra. Habrá paz entre las naciones como nunca ha existido antes. No es un mandamiento, es una profecía.

Yo y muchos otros miembros de la iglesia de Cristo hemos servido en la milicia. Yo por muchos años fui soldado del ejército de EE.UU. y soy judío. Fui otrodoxo por muchos años hasta que conocí a Cristo. Hoy soy cristiano.

Nunca percibí mi labor militar como contraria a los principios de Jesús. Él sin duda dijo que quien mata a espada a espada morirá. Eso no puede tener argumento en contrario. No obstante, la situación actual del mundo y de la política internacional require que un país desarrollado y democrático defienda sus fronteras contra posibles ataques extranjeros. En especial EE.UU.

La milicia más que nada es un disuasivo para aquellos que quieren irrumpir en la nación y transformarla en algo contrario a sus principios políticos actuales. EE.UU. es continuamente amenazado por naciones islámicas radicales como Irán y comunistas como Corea del Norte. Ambas tienen ejércitos fuertes y efectivos, por ello en EE.UU. se necesita un poder militar más fuerte.

Es defensa y paz.

El mismo Dios admitió que el rey David fuese a la guerra, igual que lo hizo Josué y el mismo Moisés. Cuando hizo falta, el poder militar fue usado para promover los intereses del Señor. Hoy día Israel tiene que defenderse de la amenaza palestina y de los ataques de Irán. Solamente con un fuerte contingente militar eso es posible.

Dice el Salmo 144: "Bendito sea el Señor, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra; "

Algunos venimos al mundo a cumplir con ese salmo. Unos seremos soldados, otros serán agentes de paz. Hay lugar para todos en el Reino de Dios.

Bendiciones,
 
  • Like
Reacciones: salmo51

Mauro Stengel

Miembro
6 Noviembre 2019
12
1
Los pasajes de Isaías citados son una profecía. Eso es lo que debe suceder en la era mesiánica, cuando llegué el mundo por venir. Para los cristianos, será cuando regrese Jesús a la tierra. Habrá paz entre las naciones como nunca ha existido antes. No es un mandamiento, es una profecía.
La profecía alude al comportamiento de la congregación verdadera en estos "últimos días", ver Isaías 2 los primeros versículos.


Yo y muchos otros miembros de la iglesia de Cristo hemos servido en la milicia. Yo por muchos años fui soldado del ejército de EE.UU. y soy judío. Fui otrodoxo por muchos años hasta que conocí a Cristo. Hoy soy cristiano.

Nunca percibí mi labor militar como contraria a los principios de Jesús. Él sin duda dijo que quien mata a espada a espada morirá. Eso no puede tener argumento en contrario. No obstante, la situación actual del mundo y de la política internacional require que un país desarrollado y democrático defienda sus fronteras contra posibles ataques extranjeros. En especial EE.UU.

La milicia más que nada es un disuasivo para aquellos que quieren irrumpir en la nación y transformarla en algo contrario a sus principios políticos actuales. EE.UU. es continuamente amenazado por naciones islámicas radicales como Irán y comunistas como Corea del Norte. Ambas tienen ejércitos fuertes y efectivos, por ello en EE.UU. se necesita un poder militar más fuerte.

Es defensa y paz.
Los cristianos de los primeros siglos no participaron en guerras ni en servicio militar, entendieron perfectamente lo que nuestro Señor pensaba al respecto. La evidencia histórica es irrefutable. En la restauración de la adoracion verdadera en estos ultimos dias, la congregacion verdadera tiene el mismo comportamiento.


El mismo Dios admitió que el rey David fuese a la guerra, igual que lo hizo Josué y el mismo Moisés. Cuando hizo falta, el poder militar fue usado para promover los intereses del Señor. Hoy día Israel tiene que defenderse de la amenaza palestina y de los ataques de Irán. Solamente con un fuerte contingente militar eso es posible.

Dice el Salmo 144: "Bendito sea el Señor, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra; "
Esas eran guerras de la antigüedad, aprobadas por Dios y comisionadas por él. Pero en el Nuevo Pacto no existe ni existió tal cosa; el comportamiento de los siervos de Dios al respecto es claro, y tanto la enseñanza de Cristo como la evidencia histórica son determinantes al respecto.


Algunos venimos al mundo a cumplir con ese salmo. Unos seremos soldados, otros serán agentes de paz. Hay lugar para todos en el Reino de Dios. Bendiciones,
Según todo lo expuesto a la luz de la Biblia, la enseñanza de Cristo, y el peso de la evidencia histórica, no hay lugar en el Reino de Dios para quienes toman las armas o prestan servicio militar, ya que están violando la Palabra de Dios y la enseñanza de Cristo.

Paz de Cristo
 
28 Mayo 2005
22.958
138
La profecía alude al comportamiento de la congregación verdadera en estos "últimos días", ver Isaías 2 los primeros versículos.




Los cristianos de los primeros siglos no participaron en guerras ni en servicio militar, entendieron perfectamente lo que nuestro Señor pensaba al respecto. La evidencia histórica es irrefutable. En la restauración de la adoracion verdadera en estos ultimos dias, la congregacion verdadera tiene el mismo comportamiento.




Esas eran guerras de la antigüedad, aprobadas por Dios y comisionadas por él. Pero en el Nuevo Pacto no existe ni existió tal cosa; el comportamiento de los siervos de Dios al respecto es claro, y tanto la enseñanza de Cristo como la evidencia histórica son determinantes al respecto.




Según todo lo expuesto a la luz de la Biblia, la enseñanza de Cristo, y el peso de la evidencia histórica, no hay lugar en el Reino de Dios para quienes toman las armas o prestan servicio militar, ya que están violando la Palabra de Dios y la enseñanza de Cristo.

Paz de Cristo
¡Mientes!

Todo es un invento para justificar doctrinas de demonios y no hay ningún impedimento según Dios y Jesucristo para pertenecer en los servicios de seguridad, ejercito y demás instituciones y este fue el mensaje para los soldados del Juan el bautista cuando bautizaba

Lucas 3: 14 También le preguntaron unos soldados, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario.

Hechos 10. Cornelio era centurión es decir un oficial romano y Dios lo bendijo por sus acciones y le dio salvación a él y a toda su familia y nadie le dijo que dejara de ser soldado.

Mateo 8: Jesús sana al siervo de un centurión.
Saludos.
 

Mauro Stengel

Miembro
6 Noviembre 2019
12
1
¡Mientes!

Todo es un invento para justificar doctrinas de demonios y no hay ningún impedimento según Dios y Jesucristo para pertenecer en los servicios de seguridad, ejercito y demás instituciones y este fue el mensaje para los soldados del Juan el bautista cuando bautizaba

Lucas 3: 14 También le preguntaron unos soldados, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario.

Hechos 10. Cornelio era centurión es decir un oficial romano y Dios lo bendijo por sus acciones y le dio salvación a él y a toda su familia y nadie le dijo que dejara de ser soldado.

Mateo 8: Jesús sana al siervo de un centurión.
Saludos.
Estimado, la evidencia biblica e historica son irrefutables (¿ha leido el post completo?), como hemos ido viendo. Use discernimiento el lector.
 

OSO

Jesucristo es mi Pastor
29 Octubre 1999
44.202
916
Ver el archivo adjunto 3308351






















(Juan 13:35) En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí”.

Cristo enseño que sus discipulos verdaderos tendrian tal amor entre sí que esto los identificaria como tales. Esto excluye matarse entre si, como lo han hecho diferentes iglesias que dicen ser cristianas al ir a la guerra y matarse entre hermanos de diferentes paises.

(Mateo 26:52) Entonces Jesús le dijo: “Vuelve tu espada a su lugar, porque todos los que toman la espada perecerán por la espada.

Cristo tambien nos enseño que no debemos tomar las armas. Yendo mas alla aun, nos enseño a amar aun a enemigos:

(Mateo 5:44) Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

Matar a los "enemigos" (projimo, por quien debemos orar, hacerles el bien, amarlos, bendecirlos) viola esta palabra de Cristo. Pero es impresionante tambien analizar esta profecia, que aplica al pueblo de Dios en estos ultimos dias:

(Isaías 2:4) Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.

No sólo habla de que no tomarian armas ni tampoco irian a la guerra, sino que al final dice que ni siquiera se adiestrarian para la guerra.
Otras versiones biblicas dicen asi:

Isaías 2:4
(BAD) “y nunca más se adiestrarán para la guerra.”
(NBJ) “ni se ejercitarán más en la guerra.”
(BNP) “ya no se adiestrarán para la guerra.”
(DHH) “ni a recibir instrucción para la guerra.“
(PDT) “y ya nadie se preparará para la guerra.”
(RV1865) “ni se ensayarán más para la guerra.”

¿Donde reciben los hombres instrucciones, adiestramiento, preparacion, ensayo, ejercitacion para despues ir a la guerra? Bueno, hoy se le llama "servicio militar" o "colimba".

Esta tremenda profecia ya estaba declarando hace miles de años que el verdadero pueblo de Dios no solo no iria a la guerra ni tomaria las armas, sino que ni siquiera prestaria servicio militar.

Les comparto estos interesantes recortes, muestran la postura de los primeros cristianos sobre este tema de la guerra, las armas, el servicio militar:

** ** ** INICIO DE LAS CITAS ** ** **


"Los primeros seguidores de Jesús no apoyaban las guerras ni prestaban servicio militar”, pues reconocían que tales acciones “no eran compatibles con la ética del amor que enseñó Jesús y con el mandato de que amaran a sus enemigos” (Encyclopedia of Religion and War).

“Antes de la época de Constantino [emperador romano de 306 a 337], los escritores cristianos condenaban unánimemente el acto de matar en las guerras” Encyclopedia of Religion and War

“Los cristianos condenaron y se resistieron a dicho servicio militar” (Historia de la Iglesia primitiva, Norbert Brox)

Tras la muerte de Cristo, y durante un período considerable, sus discípulos “se negaron a ir a [la guerra] sin importarles las consecuencias, sea que fuera la vergüenza, la cárcel o la muerte. Se trata de hechos innegables” (An Inquiry Into the Accordancy of War With the Principles of Christianity, Jonathan Dymond) Otro escritor señala que comenzaron a aparecer soldados cristianos únicamente cuando “ya se había corrompido el cristianismo”.

“Dado que en [las enseñanzas de Jesús] no había cabida para la violencia ni para hacer daño a los demás, se sobrentendía claramente la ilegitimidad de participar en la guerra [...]. Los primeros cristianos siguieron las palabras de Jesús al pie de la letra y tomaron en sentido literal sus enseñanzas acerca de la amabilidad y de no resistirse. Relacionaban estrechamente su religión con la paz y condenaban con contundencia la guerra debido al derramamiento de sangre que conllevaba”. (The Early Christian Attitude to War -La actitud de los primeros cristianos hacia la guerra-)

“Un repaso cuidadoso de toda la información de que disponemos [demuestra] que, hasta el tiempo de Marco Aurelio [121-180 E.C.], ningún cristiano se hizo soldado; y ningún soldado, después de llegar a ser cristiano, permaneció en el ejército.” (The Rise of Christianity [La aparición del cristianismo].)

En la obra The Early Church and the World (La Iglesia primitiva y el mundo), un historiador nos dice que “al menos hasta el reinado de Marco Aurelio [161-180 E.C.], ningún cristiano se hizo soldado después de su bautismo”.

“El comportamiento de los [primeros] cristianos era muy diferente del de los romanos. [...] Puesto que Cristo había predicado la paz, ellos rehusaban hacerse soldados.” (Our World Through the Ages [Nuestro mundo a lo largo de los tiempos].)


Justino Mártir, del siglo II E.C., escribió que los cristianos habían ‘batido sus espadas en rejas de arado’ (Miqueas 4:3).

Tertuliano, por su parte, replicó a quienes objetaban a la postura cristiana: “¿Será lícito dedicarse a la espada, cuando el Señor proclama que el que usa la espada perecerá por la espada?”.

La negativa a participar en la guerra causó dificultades a los primeros cristianos, ya que se oponía a las creencias aceptadas de su tiempo. Un enemigo del cristianismo llamado Celso se burló de su postura, pues creía que toda persona debía ir a la guerra cuando los que estaban en el poder lo exigían. A pesar de la gran hostilidad de que fueron objeto, los cristianos rehusaron seguir cualquier filosofía humana que contradijera las enseñanzas de Cristo.

“Los primeros cristianos no sirvieron en las fuerzas armadas”, dice un artículo de la revista The Christian Century. Explica que hasta la década de 170-180 E.C., no hay ninguna prueba de que estos sirvieran en el ejército, y pasa a decir: “Fue gradualmente que los cristianos dejaron de oponerse al servicio militar”.

Our World Through the Ages (Nuestro mundo a lo largo de los tiempos), de N. Platt y M. J. Drummond, dice: “El comportamiento de los cristianos era muy diferente del de los romanos. [...] Puesto que Cristo había predicado la paz, ellos rehusaban hacerse soldados”.

Edward Gibbon escribió en Historia de la decadencia y ruina del imperio romano: “[Los cristianos primitivos] se desentendían de terciar en la administración y en la defensa militar del imperio [...]; mas no cabía que los cristianos, sin quebrantar otra obligación más sagrada, viniesen a revestirse del carácter de militares”.

El libro The New World’s Foundations in the Old (El Nuevo Mundo y sus fundamentos del Viejo Mundo) señala: “Los primeros cristianos creían que era incorrecto pelear, y se negaban a servir en el ejército aun cuando el Imperio necesitaba soldados”.

El profesor K. S. Latourette escribe lo siguiente en su libro Historia del cristianismo (traducción de Jaime C. Quarles y Lemuel C. Quarles): “Una de las cuestiones sobre las cuales los [primeros] cristianos estaban en desacuerdo con el mundo grecorromano era la participación en la guerra. De los tres primeros siglos, ningún escrito cristiano ha llegado hasta nosotros que condonara la participación de los cristianos en la guerra”.

E. W. Barnes en su libro The Rise of Christianity (El desarrollo del cristianismo): “Un repaso cuidadoso de toda la información disponible demuestra que, hasta el tiempo de Marco Aurelio [emperador de Roma de 161 a 180 E.C.], ningún cristiano se hizo soldado; y ningún soldado, después de hacerse cristiano, permaneció en el servicio militar”.

Los primeros cristianos rehusaron servir en el ejército romano, ya fuera en las legiones o en las auxilia, por considerar que ese servicio era totalmente incompatible con las enseñanzas del cristianismo. En su Diálogo con Trifón (CX), Justino Mártir, del siglo II E.C., dice: “Nosotros, los que estábamos antes llenos de guerra y de muertes mutuas y de toda maldad, hemos renunciado en toda la tierra a los instrumentos guerreros y hemos cambiado las espadas en arados y las lanzas en útiles de cultivo de la tierra y cultivamos la piedad, la justicia, la caridad, la fe, la esperanza”.

Cuando Tertuliano (c. 200 E.C.) consideró “si la guerra les es apropiada de manera alguna a los cristianos” en su tratado De Corona (cap. XI), razonó bíblicamente sobre “la ilegalidad aun de la vida militar en sí misma”, y concluyó: “Erradico de nosotros la vida militar”. (The Ante-Nicene Fathers, 1957, vol. 3, págs. 99, 100.)

En su libro An Historian’s Approach to Religion Arnold Toynbee menciona el caso de Maximiliano, un mártir cristiano del siglo III, a quien el tribunal romano amenazó de muerte por negarse a ingresar en el servicio militar, y quien dijo: “No voy a servir. Me pueden decapitar, pero no voy a servir a los poderes de Este Mundo; a mi Dios sí serviré”.


Observemos lo que dice sobre los primeros cristianos el libro On the Road to Civilization—A World History (Camino a la civilización. Historia mundial): “Los cristianos rehusaban participar en ciertos deberes de los ciudadanos romanos. [...] Consideraban que hacer el servicio militar constituiría una violación de su fe. Se negaban a ocupar puestos políticos y a adorar al emperador”.



** ** ** FIN DE LAS CITAS** ** **

Es evidente que los primeros cristianos entendieron perfectamente la profecía de Isaías 2:4 y las palabras de Cristo que analizamos antes, y las pusieron en practica en sus vidas (sin importarles las consecuencias).

Los verdaderos seguidores de Cristo se identificarían por el amor tan único y especial que tendrían entre sí, dijo Cristo (Juan 13:34 y 35).

En tiempos de paz, los miembros de todas las diferentes religiones van a decir que se aman. Pero en tiempos difíciles -por ejemplo, en tiempos de guerra- es cuando se ve el verdadero amor cristiano en acción.

La congregación de Cristo en la tierra, en tiempos de guerra, no toma las armas, no va a la guerra, y ni siquiera presta servicio militar.

Las demás iglesias que dicen ser cristianas (pero que por sus frutos demuestran realmente lo contrario), se masacran entre hermanos y a "enemigos" (prójimo por quien Cristo enseño a orar por ellos, amarlos, hacerles el bien y bendecirlos).
¿No se cansan de venir a vaciar aquí el bote de la basura de la Watch Tower, con laaaargos copy and paste de la biblioteca en linea de esa infernal secta?
 

Mauro Stengel

Miembro
6 Noviembre 2019
12
1
¿No se cansan de venir a vaciar aquí el bote de la basura de la Watch Tower, con laaaargos copy and paste de la biblioteca en linea de esa infernal secta?
"Por sus frutos los conoceran" dijo Cristo. Y asi es, solo la congregacion verdadera hoy tiene el mismo comportamiento que los cristianos primitivos en cuanto a la guerra y servicio militar. Esto es innegable.
 
  • Haha
Reacciones: horizonte-71
28 Febrero 1999
28.880
759
Estimado Mauro:

-Cuando se presenta un tema como el que propones, tu pregunta debiera esperar las respuestas de tus lectores, para que recién te despaches a gusto.

-Que en tu mensaje introductorio ya rebatas todas las opiniones contrarias y largamente cites lo que otros dijeron y lo que la Biblia dice, desanima y disuade de leer los aportes e involucrarse en la discusión.

-Puedes venir al Foro a compartir libremente con nosotros ¡pero nunca con tan notoria intención de enseñarnos!
 

Bart

2
24 Enero 2001
9.099
117


NO ES EL JEHOVÁ QUE DICEN LOS FALSOS T.J. :

Diles, pues:
Así ha dicho Jehová de los ejércitos:
Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos,
y yo me volveré a vosotros,
ha dicho Jehová de los ejércitos.

Zacarías 1:3 RVR1960



Dios es el que me ciñe de poder,
Y quien hace perfecto mi camino;
Quien adiestra mis manos para la batalla,
Para entesar con mis brazos el arco de bronce.

Perseguí a mis enemigos, y los alcancé,
Y no volví hasta acabarlos.
Los herí de modo que no se levantasen;
Cayeron debajo de mis pies.
Pues me ceñiste de fuerzas para la pelea;

Has humillado a mis enemigos debajo de mí.
Has hecho que mis enemigos
me vuelvan las espaldas,
Para que yo destruya a los que me aborrecen.
Clamaron, y no hubo quien salvase;
Aun a Jehová, pero no los oyó.
Y los molí como polvo delante del viento;
Los eché fuera como lodo de las calles.

Salmos 18:32‭, ‬34‭-‬34‭, ‬37‭-‬42 RVR1960


Entonces vi el cielo abierto;
y he aquí un caballo blanco,
y el que lo montaba
se llamaba Fiel y Verdadero,
y con justicia juzga y pelea.

Estaba vestido de una ropa teñida en sangre;
y su nombre es:
EL VERBO DE DIOS.
Y los ejércitos celestiales,
vestidos de lino finísimo, blanco y limpio,
le seguían en caballos blancos.
De su boca sale una espada aguda,
para herir con ella a las naciones,
y él las regirá con vara de hierro;
y él pisa el lagar del vino del furor
y de la ira del Dios Todopoderoso.
Y en su vestidura y en su muslo
tiene escrito este nombre:
REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol,
y clamó a gran voz,
diciendo a todas las aves
que vuelan en medio del cielo:
Venid, y congregaos a la gran cena de Dios,
para que comáis carnes
de reyes y de capitanes,
y carnes de fuertes,
carnes de caballos y de sus jinetes,
y carnes de todos, libres y esclavos,
pequeños y grandes.
Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra
y a sus ejércitos,
reunidos para guerrear
contra el que montaba el caballo,
y contra su ejército.

Apocalipsis 19:11‭, ‬13‭-‬19 RVR1960

 
Última edición:

Bart

2
24 Enero 2001
9.099
117


Testigos de Jehová...¿Restauración del cristianismo original?

Carta de los Testigos de Jehová a Hitler


El original de esta carta estaba en alemán, la traducción al inglés se debe a M. James Penton. La historia completa del intento de los Testigos de Jehová para llegar a un arreglo con Hitler puede leerse en The Christian Quest,
Vol. 3 Nº 1 - Spring 1.990.

(La traducción del inglés al español ha sido realizada por el “Recopilador”).
WATCH TOWER BIBLE AND TRACT SOCIETY

PUBLISHERS OF THE BIBLE STUDENTS ASSOCIATION

GENERAL OFFICES: 117 ADAM STREET BROOKLYN NEW YORK, U.S.A. WACHTTURMSTR. 1 - 19

MAGDEBURG.
POSTSCH. - K. MAGDEBURG 4042
TELEPHONE, MAGDEBURG 405 56; 405 47; 405 48 RADIO AND CABLE ADDRESS: WATCHTOWER MAGDEBURG.


Muy honorable Sr. Canciller:

El 25 de junio de 1933 tuvo lugar en el Sporthalle Wilmersdorf (Palacio de Deportes Wilmersdorf) de Berlín una Convención de los Estudiantes Alemanes de la Biblia (Testigos de Jehová), con una asistencia de 5.000 delegados representando a varios millones de alemanes que han sido amigos y seguidores de este movimiento durante muchos años. El propósito de este encuentro fue hallar el modo y manera de hacerle saber a Vd., Sr. Canciller, y a otros altos mandatarios del Gobierno del Reich Alemán, así como a los gobiernos de los Länder, lo siguiente:

En diversos lugares del país se han tomado medidas contra una asociación de cristianos sinceros, hombres y mujeres, cuyo fundamento es un cristianismo positivo. A causa de su origen, estas medidas pueden ser interpretadas nada menos que como la persecución de un grupo (de cristianos) hacia otro grupo de cristianos, por cuanto las falsas acusaciones que provocan [tales medidas] están originadas en fuentes clericales, especialmente católicas. Absolutamente convencidos de la total objetividad de los departamentos y funcionarios del Gobierno que tratan estas materias, reconocemos, sin embargo que, por un lado a causa del volumen de nuestra literatura, y por otro a causa de la pesada carga del trabajo de los obreros, el contenido de nuestra literatura y el propósito de nuestro movimiento, son juzgados en gran parte incorrectamente, en concreto en lo que se refiere a los puntos de vista, causantes de los prejuicios, que nuestros adversarios religiosos esgrimen contra nosotros.

Por esta razón las materias tratadas en la Convención han sido puestas por escrito en la Declaración (Erklärung) adjunta de la Watch Tower Bible and Tract Society, a fin de transmitírselo a Vd., Sr. Canciller y a los altos estamentos de los Gobiernos del Reich alemán y de los Länder, documentando el hecho de que los Estudiantes Alemanes de la Biblia sólo tratan, siendo el único objetivo de su trabajo, de conducir a la humanidad de vuelta a Dios, y dar, en la tierra, testimonio y honra al nombre de Jehová, el Todopoderoso, el Padre de nuestro Señor y Redentor Jesucristo. Estamos seguros, Sr. Canciller, de que Vd. no permitirá que tal actividad sea perturbada.

Las congregaciones de Estudiantes Alemanes de la Biblia, son comúnmente conocidas como lugares de auténtica reverencia hacia el Todopoderoso y como fervientes guardianes de la cuidadosa investigación bíblica. Las autoridades policiales locales pueden afirmar que los Estudiantes de la Biblia han de ser contados entre aquellos elementos del país amantes del orden. Su única misión es el reclutamiento de corazones humanos que aman a Dios. La Watch Tower Bible and Tract Society es la misión central orgánica de los Estudiantes de la Biblia (cuyas oficinas centrales para Alemania están en Magdeburg).

La administración de la Watch Tower Society de Brooklyn es, y fue en el pasado, señaladamente amistosa hacia Alemania. Por esta razón el Presidente de la Sociedad y siete miembros de la Junta Directiva en los Estados Unidos, fueron sentenciados a 80 años de cárcel, porque el Presidente se negó a que dos revistas por él publicadas fueran utilizadas para insertar propaganda de guerra contra Alemania. Estas dos revistas, “The Watch Tower” y “Bible Student” (The Bible Students Monthly), fueron las únicas revistas en los Estados Unidos que se negaron [a publicar] propaganda de guerra contra Alemania, y por esta razón fueron proscritas y suprimidas en los Estados Unidos durante la guerra.

De igual manera la administración de nuestra Sociedad, no sólo se negó a participar en la propaganda sobre los horrores (de la guerra) contra Alemania, sino que se posicionó en contra. Esto queda destacado en la Declaración adjunta cuando se refiere al hecho de que los círculos que dirigieron [la promoción de] la propaganda del horror en los Estados Unidos (mercantilistas judíos y católicos), son también los más feroces perseguidores de la labor y de la administración de nuestra Sociedad. Estas y otras afirmaciones quedan remarcadas en nuestra Declaración para que sirvan de rechazo a la infamante afirmación de que los Estudiantes de la Biblia están apoyados por los judíos. La Convención representativa de estos cinco mil delegados tomó nota, con gran satisfacción, de las declaraciones hechas por el presidente gobernante de Magdeburg, en el sentido de que no puede establecerse conexión alguna entre los Estudiantes de la Biblia con los comunistas o marxistas, lo cual es mantenido por nuestros adversarios clericales, (siendo esto también difamatorio). Un relevante informe de prensa en el Daily News de Magdeburg, nº 104 del 5 de Mayo de 1.933, dice:

“Declaración gubernamental relativa a la ocupación de la Casa del Estudiante de la Biblia.- El centro de prensa gubernamental anuncia: 'La ocupación por la policía de la propiedad perteneciente a la Asociación de Estudiantes de la Biblia ha finalizado al no encontrarse ningún material inculpatorio con respecto a actividad comunista'.

Además el Magdeburg Daily News nº 102 del 3 de Mayo de 1.933 [afirma]:

'Se nos ha informado, por la oficina de la Asociación de Estudiantes de la Biblia, que la acción iniciada por la policía contra la Watch Tower Society y la Bible Students' Association, se ha dado por finalizada. Fue devuelto todo el material porque una cuidadosa investigación reveló que estas sociedades no son culpables ni política, ni delictivamente, determinándose que ambas sociedades son apolíticas y estrictamente religiosas [en su naturaleza]. - A requerimiento nuestro el Gobierno confirmó lo correcto de nuestro informe'.

La Convención representativa de estos cinco mil delegados hizo hincapié en que, dadas estas circunstancias, rebajaría su dignidad tener que defenderse en el futuro contra la despreciable acusación de actividad marxista o comunista. Los delegados rechazaron la acusación de nuestros adversarios religiosos, quienes evidencian claras señales de competición religiosa. Estos [adversarios religiosos] preferirían destruir con sus calumnias al mensajero que les advierte con la verdad, en vez de utilizar la Palabra de Dios. Más adelante se afirmó, en la Convención de los cinco mil delegados, como queda reflejado en la Declaración, que los Estudiantes de la Biblia están luchando por los mismos altos ideales y fines éticos que el Gobierno Nacional del Reich Alemán proclamó respecto a la relación del hombre con Dios, concretamente: ¡Honradez del creado hacia el Creador!

En la Convención se declaró que no existen puntos de vista opuestos en la relación entre los Estudiantes Alemanes de la Biblia y el Gobierno Nacional del Reich Alemán, sino que por el contrario y respecto a las metas y objetivos puramente religiosos y apolíticos de los Estudiantes de la Biblia, puede decirse que estos se hallan en perfecta armonía con los fines similares del Gobierno Nacional del Reich Alemán.

A causa del supuesto lenguaje duro de nuestra literatura, algunos de nuestros libros fueron prohibidos. La Convención de cinco mil delegados señaló a este respecto, que el contenido de los libros que fueron objetados se refería sólo a circunstancias del Imperio Mundial Anglo-Americano, a quien había que hacer responsable - especialmente a Inglaterra - de la Liga de Naciones y de los tratados y cargas injustificadas impuestas a Alemania. Lo dicho en el espíritu reflejado anteriormente, va dirigido, tanto en sentido financiero, político y católico-romano (ultramontano), contra los opresores del país y del pueblo alemán, no contra la Alemania que lucha por sacudirse estas cargas. Por eso las prohibiciones [a la literatura de los Estudiantes de la Biblia] se hacen absolutamente incomprensibles.

A aquellos Länder alemanes en los que se prohibieron los servicios religiosos, reuniones de oración, etc., de los Estudiantes de la Biblia, estos [Estudiantes de la Biblia] quienes han esperado durante semanas una justa resolución a esta situación tan sofocante para su vida religiosa, expresaron lo siguiente:

Nos seguiremos plegando a las regulaciones y prohibiciones promulgadas [contra nosotros], porque confiamos en que Vd., Sr. Canciller, o los gobiernos de los Länder, levantarán estas medidas, - mediante las cuales decenas de miles de hombres y mujeres cristianos serían víctimas de un martirio evocador de aquel que sufrieron los cristianos primitivos -, una vez que se conozca el verdadero estado de los hechos.

Finalmente, esta Convención de cinco mil delegados afirmó que la organización Bible Students - Watch Tower está a favor del mantenimiento del orden y de la seguridad del Estado, así como del engrandecimiento de los altos ideales religiosos del Gobierno Nacional anteriormente citados. A fin de poner todo ello en conocimiento de todos Vds., en el suyo Sr. Canciller como dirigente del pueblo alemán y en el de los otros altos cargos oficiales del Gobierno del Reich y de los Länder, los sentimientos expresados con brevedad más arriba, han sido puestos por escrito detalladamente en la Declaración adjunta.

Esta Declaración adjunta fue leída [públicamente] por el secretario de los cinco mil delegados en la Convención de Estudiantes de la Biblia, siendo aprobada por unanimidad [por los delegados de la Convención] y aceptada con la instrucción de que una copia de la Declaración y del Informe de la Convención fuese entregada al Canciller del Reich y a los otros altos oficiales del Reich y de los Länder.

Todo ello se acompaña con la más respetuosa súplica de que la solicitud expresada en la Declaración sea concedida en la forma más positiva posible, a saber: conceder a una comisión, [elegida] de entre nuestros medios, la oportunidad de exponer los hechos formalmente y de manera personal ante Vd., Sr. Canciller, o ante el Ministro del Interior. En su defecto, [pedimos] que una comisión de hombres nombrados por Vd., carentes de prejuicios religiosos hacia nosotros; esto es, hombres que no tengan en si mismos intereses en materias religiosas, sino que solamente examinen nuestros asuntos sin prejuicios y de acuerdo a los principios de justicia proclamados por el mismo Canciller del Reich. Por estos principios nos referimos a las declaraciones de la Sección 24 de la Plataforma del Partido Obrero Nacional Socialista Alemán:

“Pedimos la libertad de todas las confesiones religiosas en el Estado, en tanto no arriesguen la existencia o entren en conflicto con las creencias éticas y morales de la raza alemana.

El Partido, como tal, representa el punto de vista del cristianismo positivo sin asociarse con una confesión específica. Se opone al espíritu Judío-materialista tanto dentro como fuera (del país), estando convencido de que una recuperación duradera de nuestro pueblo sólo acontecerá removiendo el interior.......”

Estamos firmemente convencidos de que el Gobierno Nacional de Alemania no hallará razón para entorpecer nuestros servicios o actividades misioneras si son juzgadas, primero, sin prejuicios religiosos, y segundo, de acuerdo a los puntos de la Plataforma señalados anteriormente. Aguardando de antemano un pronto y positivo asentimiento [a nuestras demandas] y asegurándole, Sr. Canciller, nuestra más alta estima, quedamos respetuosamente suyos,

Watch Tower Bible and Tract Society Magdeburg.


Quien desee obtener fotocopias de los documentos originales puede solicitarlas escribiendo a:
The Christian Quest.

652 W. Diversey Ave., Apt. 2W Addison, IL USA 60101

Los documentos disponibles son: la Erklärung, La Declaración de Hechos, La Carta a Hitler y citas del libro Enemigos, por el “Juez” Rutherford. (Todos los judíos deberían leer este material. ¡Después de todo pueden sentirse “realmente orgullosos” de estar junto a los Testigos de Jehová en el Museo del Holocausto!).

The Christian Quest cobraba (en 1.990) 3 dólares (4 dólares si era desde fuera de Estados Unidos), para cubrir los gastos de las fotocopias y el envío por correo.
 

Almoni

ser humano
25 Abril 2012
2.886
34
La doctrina que sigo(católica) enseña que la defensa de la vida es legítima, como decimos los mexicanos: "la vida no retoña", pero pasa que en ocasiones uno se quiere sentir más bueno que Dios y ese es un gran problema.
 

VALENCIA

Renovación Carismática Católica
23 Noviembre 2016
4.044
193
Entonces Abrahan que tenia un ejèrcito personal a su disposiciòn hizo mal. Y Melquisedec el sacerdote de Dios Altìsimo bendijo a Abrahan, a su ejèrcito y a su botin de guerra.

Hipòcritas. Sacan citas de contexto como pretexto.
 

horizonte-71

Umbral de la quinta frontera
"Por sus frutos los conoceran" dijo Cristo. Y asi es, solo la congregacion verdadera hoy tiene el mismo comportamiento que los cristianos primitivos en cuanto a la guerra y servicio militar. Esto es innegable.
Se sabe de misiones y misioneros en territorios bajo control del Islam y/o de Isis.

Quienes se meten ahí a confesar públicamente a Cristo, bailan sobre el filo de una navaja, y aún así se mantienen firmes.

Solo pregúntate si alguno de "tu congregación" fue parte de este acto de ejecución:


 
28 Mayo 2005
22.958
138
Estimado, la evidencia biblica e historica son irrefutables (¿ha leido el post completo?), como hemos ido viendo. Use discernimiento el lector.
Estimado, la evidencia biblica e historica son irrefutables (¿ha leido el post completo?), como hemos ido viendo. Use discernimiento el lector.

La única evidencia aquí es que usted ha sido adoctrinado para creer las doctrinas de un pequeño grupo sin Dios y que las Escrituras lo denuncian a usted como un mentiroso porque las evidencias bíblicas ya las presenté y no hizo caso de las mismas y yo conozco a Jesucristo porque pertenezco a su presbiterio y usted ni siquiera lo honra y también conozco a Dios, Jehová de los ejércitos y ustedes pecan usando su nombre en vano.
Saludos.